Carlos Granés

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

“El triunfo de la muerte” de Bruegel el Viejo. Credit Museo Nacional del Prado

Hasta hace solo tres meses la palabra “viral” era usada en el mundo del arte para describir el fenómeno que produjo Un violador en tu camino, la performance del colectivo feminista chileno Lastesis. Su canción pegadiza, a la que se sumaban pasos de baile fácilmente replicables, se convirtió en la denuncia global a la única plaga que parecía resistirse al mejoramiento de la salubridad pública: la del machismo violento, abuso a la mujer, violación, feminicidio.

Así había abordado ese drama Roberto Bolaño en su novela 2666, como una peste, como la expresión de un mal que corrompía el ambiente y botaba cuerpos de mujeres violadas y asesinadas en los basureros de Santa Teresa.…  Seguir leyendo »

Dos cuadros de Chris Ofili: “No Woman, No Cry” (a la izquierda) y “The Holy Virgin Mary”Credit...Hiroko Masuike/The New York Times

La rebeldía en el arte ya no es lo que era. Si volvemos a septiembre de 2008, a la víspera de la década que ahora acaba, seguro recordaremos que una de las noticias culturales más sonadas fue la subasta de Damien Hirst en la casa Sotheby’s. El artista británico, cabeza de proa de la exitosa generación de los Young British Artists, reventaba el mercado evadiendo a los galeristas y fijando un nuevo récord: 140 millones de euros por sus animales muertos suspendidos en formol.

Esto ocurría el mismo día en que Lehman Brothers se declaraba en quiebra. El mundo entero empezaba a desestabilizarse debido a la crisis financiera, y el artista rebelde, encarnación de la iconoclasia y de la actitud antiestablishment, se despedía de aquel próspero mundo convertido en uno de los creadores más ricos de la historia.…  Seguir leyendo »

En un periodo marcado por la irrupción de youtubers, influencers, tuiteros, instagramers y una nueva fauna de productores de contenido que, sin mayor infraestructura ni oficio, bombardean el universo cultural y político con toda suerte de imágenes, opiniones, vídeos, obras de arte, denuncias y protestas, el mayor botín por el que se compite hoy es la atención del otro. A cualquiera con un correo electrónico o que frecuente las redes sociales le acontece a diario. Alguien le pide que se solidarice con una causa en Change.org, otro le invita a dar like a su página, alguien más le pide que se suscriba a su cuenta de YouTube o que lo siga en redes sociales.…  Seguir leyendo »