Carmelo Angulo Barturen

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Muchos españoles y los que por profesión hemos estado vinculados con el tema del Sáhara, nos enteramos con sorpresa por los informativos del cambio o evolución de la posición del Gobierno sobre el Sáhara Occidental, ocupado ilegalmente por Marruecos desde 1976, pero del que España sigue siendo jurídicamente la potencia administradora.

El texto fue filtrado unilateralmente por Marruecos y sin aparente consulta aquí y fuera; subraya que la autonomía de 2007 es la base más seria, realista y creíble para la solución del contencioso. La nueva posición, muy pragmática, pretende normalizar las relaciones, sin unas contrapartidas reconocidas por Marruecos, aunque se señala que se pretende una nueva relación con nuestro vecino basada en la transparencia, la cooperación, la abstención de acciones unilaterales, el respeto a la integridad territorial de ambos países y la adecuada gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y el Atlántico.…  Seguir leyendo »

En contra de lo que algunos artículos de opinión y medios están trasladando, Europa viene actuando con solidaridad y responsabilidad. Es evidente que todos debemos pedirle un esfuerzo mayor en estos momentos, como está procurando el Gobierno; pero al mismo tiempo tenemos que exigir que sea correspondida con lealtad por los Estados miembros. Por el momento, ha respondido ante esta crisis con más de 500.000 millones de euros en gran parte no condicionados y destinados de urgencia a atender, entre otras, cuestiones sociales como el desempleo.

Además, se ha abierto a incrementar su presupuesto, que en nuestra opinión debería ambicionar alcanzar el 3% de PIB, y ha comenzado a trabajar en un PLAN EUROPA (que creemos debería implicar al sector privado y afianzar una colaboración público-privada como modelo de reconstrucción) que haga frente a la crisis socio-económica que afectará a todos los países europeos, aunque el nuestro pueda ser el que más sufra esta crisis del conjunto de los Estados de la Unión; y probablemente, junto con China y Rusia, de los más afectados económicamente en los próximos años.…  Seguir leyendo »

¡Eso no es justo!" ¿Quién no ha oído esta expresión en la boca de un niño ante lo que considera una injusticia? En UNICEF tenemos claro que la inversión en infancia –especialmente en las niñas y los niños más pobres y desfavorecidos– es hoy, más que nunca, una cuestión de justicia. Pero, ¿estamos construyendo un mundo justo? ¿Hacemos todo lo que está en nuestra mano para edificar un futuro más igualitario?

Seguro que el lector ya tiene una respuesta. Hoy, en el Día Universal del Niño, es imposible hablar de justicia cuando el hambre provoca cada día la muerte de 8.000 niños menores de cinco años; cuando los niños y niñas de los hogares más pobres del mundo tienen casi el doble de probabilidades de morir antes de cumplir cinco años que los niños de los hogares más ricos; cuando 59 millones de niños no disfrutan de su derecho a estudiar en la escuela primaria.…  Seguir leyendo »

El 19 de junio El País publicaba una noticia titulada España sufre la crisis más desigual, en la que se hacía eco de un reciente informe de la OCDE según el cual España es el país en el que más han aumentado las diferencias entre ricos y pobres. Hecho que también ha sido apuntado por diversos organismos y entidades, incluido el FMI. Más desapercibido ha pasado, sin embargo, un dato sobre el que venimos alertando desde el Comité Español de UNICEF en los últimos años: las diferencias entre ricos y pobres se acentúan aún más en el caso de los niños.…  Seguir leyendo »

Cualquiera que sea la perspectiva que se adopte, resulta ya evidente que el marco de relaciones internacionales se ha visto afectado muy negativamente por el abrumador imperativo económico de la crisis en los países más desarrollados. El orden de prioridades se ha alterado de manera significativa, el clima de cooperación ha empeorado y las cuestiones de estabilidad financiera han pasado a un primer plano casi exclusivo. Se ha producido así una auténtica distorsión de la incipiente agenda internacional que se había venido gestando para tratar de encauzar el proceso de globalización hacia una gobernabilidad más democrática y una prosperidad más equitativa.…  Seguir leyendo »