Caroline Conroy

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El éxito de la democracia estilo occidental después de la Segunda Guerra Mundial estaba basado en los contratos sociales nacionales: los ciudadanos pagaban impuestos y el estado ofrecía las condiciones para un progreso económico estable, junto con empleos seguros, una red de seguridad social y políticas redistributivas que achicaban la brecha de ingresos entre los propietarios y los trabajadores. Si bien el grado de redistribución y la disponibilidad de empleos seguros variaba entre los países, la gran mayoría de los ciudadanos aceptaban el acuerdo.

Sin embargo, en las últimas décadas, la globalización ha erosionado el contrato social de posguerra al debilitar el estado-nación.…  Seguir leyendo »

La extensa gira de Steve Bannon por Europa este año no atrajo la atención que merecía, siendo el principal teórico de la vertiente nacionalista del presidente estadounidense Donald Trump. Bannon ahora quiere crear una federación de partidos nacionalistas en Europa. Pero ¿cómo es posible que un ideólogo del “Estados Unidos primero” quiera impulsar su proyecto político en un lugar que no sea Estados Unidos? Al unir fuerzas con la líder de la ultraderecha francesa Marine Le Pen (ella misma admiradora declarada del presidente ruso Vladimir Putin) Bannon parece estar pensando en un nuevo tipo de “internacional neonacionalista”.

Conforme más países se transforman en “autocracias nacionalistas” y “democracias iliberales” gobernadas por líderes autoritarios, el nacionalismo se ha vuelto un común denominador ideológico.…  Seguir leyendo »

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta mitad de los años 2010, la globalización económica progresó implacablemente a través del comercio expandido, la proliferación de los flujos de capital, una comunicación más rápida (y más barata) y, en menor medida, la migración humana. Sin embargo, aun cuando estas conexiones se han profundizado y multiplicado, la economía global ha seguido siendo, esencialmente, una colección de economías nacionales, cada una de ellas integrada en la política nacional. Esto ahora está cambiando.

En los países democráticos que han dado luz al capitalismo de mercado que domina el mundo hoy, los ladrillos de la economía –tributación, gasto público y marcos regulatorios- son implementados por la legislatura e interpretados por el sistema legal.…  Seguir leyendo »

Europa tiene que tomar una decisión. Puede pararse a mirar cómo el nacionalismo y el autoritarismo florecen desde Estados Unidos (con la estrategia de «Estados Unidos primero» de Donald Trump) hasta China (que está pasando de ser un sistema de partido único a ser un régimen de líder único). O puede encabezar una revitalización de los valores democráticos y la cooperación internacional, en un momento en el que el cambio vertiginoso impulsado por la tecnología exige importantes reformas políticas, económicas y sociales.

Algunos ven el ascenso del populismo -principalmente de la variedad de derecha- en la Unión Europea como una señal de que, lejos de estar dispuesta a desempeñar un rol de liderazgo, la UE tal vez se esté desintegrando.…  Seguir leyendo »