Catalina Lobo-Guerrero

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de septiembre de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El papa llegó y ya no tuve dudas: era el líder político que más de 40 millones de personas estaban esperando. Había que ver su recibimiento, a lo colombiano —a ritmo de cumbia y más cumbia— con mucha hospitalidad y emotividad en las calles, la gente agitando banderitas, camisetas, mostrándole una estampita, una medalla milagrosa, una foto familiar o alzando a un niño para que recibiera su bendición. Mis compatriotas querían mirarlo tan de cerca para tomarle fotos, tocarlo y abrazarlo que formaron un tapón humano que impidió el paso del papamóvil por la calle 26 de Bogotá. Lograron aferrarse a él, a la esperanza que representa, aunque solo fuera por unos segundos.…  Seguir leyendo »

I don’t want to go back to El Salvador. I felt afraid as a woman there more than in any other country in Latin America. I realized I had entered hostile territory while chatting with the taxi driver who picked me up at the airport, the first Salvadoran man I met. He told me had a baby, a little darling called J. J., and showed me a photo.

When I asked him if he’d like more children, he said yes, but only boys.

“You know you can’t choose,” I said.

“I know, but I don’t want a girl,” he answered. “Girls are a problem.”

Girls are indeed considered a problem in a country where women are raped and killed daily.…  Seguir leyendo »

No quiero volver a El Salvador. Ese país, como ningún otro en América Latina, me hizo sentir miedo de ser mujer . El taxista que me recogió en el aeropuerto, el primer salvadoreño que conocí, me mostró que estaba entrando en territorio hostil. Viajábamos por la carretera y por hacer conversa, le pregunté por su familia. Me dijo que tenía un bebé, un gordito llamado JJ, y me enseñó su foto en la pantalla del teléfono.

-¿Vas a tener más?

– Quisiera tener otro pero que también fuera niño.

– Sabes que eso no se puede escoger.

– Sí, pero no quisiera tener una niña, las niñas son un problema.…  Seguir leyendo »