Cees Nooteboom

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

De pronto, lo vi ahí, en la portada de la revista semanal de uno de los más importantes periódicos alemanes: el dedo corazón levantado del principal adversario de Angela Merkel, un gesto que estremeció a todos los medios de comunicación. Los alemanes se conocen muy bien a sí mismos, son gente decente y de orden, y alguien que aspira a ser canciller no hace algo así. Qué horror, podría ocurrírsele empezar a hacérselo al presidente ruso, si Putin se empeña en que la orden de usar el gas venenoso no fue de El Asad.

Escribo este artículo en Menorca, donde resido parte del año, alejado de todo, pero, en medio de mis olivos, hay una antena parabólica que me sitúa en Alemania en un segundo, y en las últimas semanas he visto a políticos alemanes en la pantalla bailando, con escasa soltura, en un ballet que nadie había coreografiado: entrevistas, encuestas de opinión, sucesivos debates dirigidos por varias damas muy atildadas que emplean mano dura para mantener a las partes enfrentadas en torno a la mesa.…  Seguir leyendo »