Cesáreo Rodríguez-Aguilera

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La suerte que tiene el PP es la ausencia de alternativa viable con la actual composición política de las Cortes Generales, y en este sentido no se vislumbran perspectivas de cambio a medio plazo. Ante la tan grave crisis planteada por el independentismo catalán, la respuesta inmovilista del PP probablemente bloqueará (o casi) en lo inmediato el referéndum ilegal del 1 de octubre, pero su absoluta ausencia de propuestas políticas acabará pasando factura a todo el sistema.

Esto ocurre porque el PP es un partido estructuralmente ultraconservador, incapaz de asumir que la Constitución de 1978 requiere hoy profundas reformas. Además, con Rajoy al frente el problema se agrava, puesto que ha dado reiteradas y sobradas pruebas de su incapacidad para protagonizar la modernización del Estado.…  Seguir leyendo »

Tras ocho años de gobiernos del centroderecha civilizado (la Plataforma Cívica, PO), en el 2015 la mayoría de los votantes polacos dieron una doble victoria a la derecha populista de Ley y Justicia (PiS): la primera en las elecciones presidenciales de mayo y después en las legislativas de octubre. Estas últimas elecciones han sido muy relevantes porque por primera vez han dado la mayoría absoluta de escaños al PiS, aunque con una participación de apenas el 50% del censo electoral: por ello, la mayoría social de este partido debe matizarse ya que solo representa al 19% del total potencial de los electores polacos.…  Seguir leyendo »

En medio de la peor crisis vivida por la UE, se ha señalado -probablemente con acierto- que no es posible el keynesianismo en un solo país: en este caso, la única respuesta viable frente al neoliberalismo hegemónico debería tener una dimensión paneuropea. Para poner en marcha una estrategia neokeynesiana a nivel europeo haría falta, en primer lugar, que el centro-izquierda recupere el Gobierno en algunos de los principales Estados de la UE (Alemania, Francia e Italia) y, a continuación, que el conjunto de las izquierdas -moderadas y radicales (socialdemócratas, verdes, poscomunistas y comunistas demócratas)- se coordine a fondo y propugne recetas de aquel tenor sin medias tintas.…  Seguir leyendo »