Chris Patten

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hemos tardado demasiado en reconocer (por no hablar de resistir) el riesgo que plantea el ataque a las democracias liberales por parte del régimen matoneril post‑KGB del presidente ruso Vladimir Putin y de la versión china de leninismo agresivo (económicamente más exitosa).

Tuve una visión cercana del lado ruso del problema siendo comisario de asuntos exteriores de la Unión Europea entre 1999 y 2004. Demasiados países europeos, liderados por la Italia de Silvio Berlusconi, creyeron que podían hacer negocios con Putin e incluso tal vez convertirlo en un aliado geoestratégico. En tanto, Putin dirigía un régimen ocupado en derribar el orden internacional de la posguerra y fracturar la UE y la alianza transatlántica.…  Seguir leyendo »

Hay que saber algo de historia para extraer de ella las enseñanzas correctas. Ocurre muy a menudo que presuntos paralelos y semejanzas resulten exagerados a la luz de un examen minucioso. Así que cuando hace poco se sugirió que la conducta reciente de China (hostigamiento, mentiras y violación de tratados) era similar a la de Alemania antes de la Primera Guerra Mundial, tuve mis dudas.

En 1911, por ejemplo, Guillermo II de Alemania provocó una crisis internacional al enviar un buque cañonero a Agadir (Marruecos), en un intento de extraerle concesiones a Francia y enemistarla con Gran Bretaña. Pero en vez de eso, el incidente convenció a ambos países de las intenciones agresivas de Alemania, conclusión que tres años más tarde resultó corroborada por el estallido de la guerra.…  Seguir leyendo »

En mi discurso final como gobernador de Hong Kong el 30 de junio de 1997, pocas horas antes de abandonar la ciudad en el yate real de Gran Bretaña, dije que “Ahora, el pueblo de Hong Kong tiene que gobernar Hong Kong. Ésta es la promesa. Y éste es el destino irreversible”.

Esa promesa figuraba en la Declaración Conjunta de 1984, un tratado firmado por China y el Reino Unido ante las Naciones Unidas. El acuerdo era claro, y la garantía para los ciudadanos de Hong Kong era absoluta: el retorno de la ciudad de una soberanía británica a una soberanía china estaría gobernado por el principio de “un país, dos sistemas”.…  Seguir leyendo »

En momentos en que el coronavirus sigue haciendo estragos por el mundo, hace falta una clase particular de genio maligno para conseguir que Estados Unidos esté en el banquillo de los acusados, mientras crece la cifra de muertos y se extiende la devastación económica. Y sin embargo, es lo que está haciendo el presidente Donald Trump.

Pero primero lo primero. En todos los países, trabajadores médicos y personal de apoyo han estado en la primera línea del combate a la pandemia en beneficio de todos nosotros. Comenzando por los valientes médicos y enfermeros chinos que arriesgaron sus vidas y fueron silenciados por los mandos políticos locales cuando trataron de hacer sonar la alarma, hemos visto ejemplos similares de coraje profesional en todas partes.…  Seguir leyendo »

Cuando el dramaturgo alemán Bertolt Brecht escribió que “todo el poder viene del pueblo”, luego formuló la pregunta importante: “¿Pero a dónde se va?”

El logro notable de la democracia liberal en los cincuenta años posteriores a la Segunda Guerra Mundial fue responder a esa pregunta de una manera que promovió el consenso social y la solidaridad. Si bien los gobiernos eran elegidos por mayorías de ciudadanos iguales, funcionaban dentro de un orden constitucional basado en el estado de derecho, instituciones democráticas y valores y derechos aceptados. Y gobernaban con el consentimiento de una minoría que respetaban.

Para fines de los años 1980, algunos creían que este sistema de gobernanza, que engendraba éxito económico y estabilidad política, había triunfado sobre cualquier otra alternativa.…  Seguir leyendo »

Un profesor de historia de mi escuela creía que de todo hecho importante del pasado había que hacer un análisis tripartito de causas, pretextos y resultados. Encolumnaba estos elementos en el pizarrón y nos los teníamos que aprender de memoria: las causas de la Guerra de Sucesión Española del siglo XVIII, los pretextos para la Revolución Francesa, los resultados de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, etcétera.

Pero la vida y el estudio posterior nos enseñan que las cosas no son tan simples. Las causas pueden ser una combinación de accidentes, ambiciones y coincidencias, sumadas a cambios económicos, sociales y tecnológicos más profundos.…  Seguir leyendo »

Al principio de su novela satírica El sueño chino, cuya tapa fue diseñada por el artista chino disidente Ai Weiwei, Ma Jian expresa su gratitud a George Orwell, autor de 1984 y Rebelión en la granja. Según Ma, Orwell “lo predijo todo”.

La reflexión de Ma (cuya obra está prohibida en China y que vive exiliado en Londres) se refiere, por supuesto, a las advertencias de Orwell sobre el peligro de un futuro totalitario de dictaduras que lavan el cerebro a la gente. Hoy, en la región de Xinjiang en China, el régimen tiene a cerca de un millón de uigures musulmanes encarcelados en centros de “reeducación”.…  Seguir leyendo »

El psicodrama del Brexit del Reino Unido continúa. Si bien el gobierno del Reino Unido y la Unión Europea llegaron a un acuerdo de retiro revisado a mediados de octubre, el primer ministro Boris Johnson no logró que el Parlamento aprobara el acuerdo como para que el Reino Unido pudiera retirarse del bloque en la fecha que él tanto anhelaba del 31 de octubre. Los líderes de la UE han otorgado, por lo tanto, una extensión adicional de tres meses para la fecha límite del Brexit hasta el 31 de enero, y el Reino Unido ahora llevará a cabo una elección parlamentaria el 12 de diciembre, que puede ayudar a resolver el callejón sin salida actual.…  Seguir leyendo »

Se está volviendo el Reino Unido un estado fallido

¿Qué es un estado fallido? Si me lo hubieran preguntado hace algún tiempo, cuando era ministro de Desarrollo de Ultramar del Reino Unido, y más tarde comisario europeo para Asuntos Exteriores, es probable que hubiera tratado de responder dando ejemplos concretos, entre ellos varios países en América Latina y África.

Hubiera hablado de conflictos tribales, de golpes militares, de fracasos económicos, de pobreza extrema y de altas tasas de mortalidad. Quizá me hubiera referido al hecho de que sociedades más prósperas no hayan garantizado que la globalización beneficiara a todos y no dejara algunas comunidades atrapadas en la privación. Además, sin duda hubiera hablado de aquellos sistemas de gobierno que dejaron de cumplir la función que tenían prevista, la que observadores externos bienintencionados esperaban y suponían que cumplieran.…  Seguir leyendo »

La primera vez que visité Estados Unidos fue en 1965, gracias a una beca estudiantil financiada por un generoso filántropo de Boston. Desde ese viaje, que me permitió conocer Nueva York, California y Alabama, entre otros lugares, he sido un americanófilo convencido. Me encanta el país y lo he visitado más a menudo que cualquier otro, con excepción del Reino Unido y Europa Occidental.

Admiro a Estados Unidos por su cultura, su espíritu de emprendimiento y sus universidades, y tengo muchos amigos estadounidenses. Además, sé lo agradecido que tiene que estar el resto del planeta por el liderazgo estadounidense tras la Segunda Guerra Mundial.…  Seguir leyendo »

No conozco muy bien a Carrie Lam, la controvertida jefa ejecutiva de Hong Kong. Trabajó para mi administración cuando fui gobernador allí. Diligente y apreciada (y católica, como muchos otros funcionarios públicos de la entonces colonia) había estudiado en la Universidad de Hong Kong y en Cambridge. Cuando me fui, en 1997, tras la devolución de la soberanía sobre la ciudad a China, Lam hacía carrera en el Tesoro. En la mayoría de las administraciones, los más inteligentes suelen gravitar hacia los departamentos económicos, allí donde se cuida el dinero. No recuerdo haber oído jamás un comentario negativo en relación con ella.…  Seguir leyendo »

Tiananmen inolvidable

En el mes de mayo de hace treinta años, estaba en Beijing en mi calidad de ministro de Desarrollo británico para la reunión anual del Banco Asiático de Desarrollo. Pero lo que tuvo lugar en ese encuentro –incluida la presencia por primera vez de una delegación de Taiwán- fue opacado por lo que estaba sucediendo en la ciudad. Y lo que sucedió en China en 1989 sigue resonando profundamente hoy, sobre todo en Hong Kong.

Se suponía que el gran acontecimiento en Beijing a fines de mayo de ese año sería una visita estatal del líder soviético, Mijail Gorbachov; las autoridades chinas estaban ávidas por mostrarle cómo un régimen comunista ordenado dirigía un gran país, en comparación con la disolución que ocurría en la Unión Soviética bajo la perestroika.…  Seguir leyendo »

Mi primera visita a Sri Lanka fue en los ochenta, como ministro de desarrollo del Reino Unido; eran las primeras etapas de la despiadada guerra entre el movimiento guerrillero “Tigres de Liberación del Eelam Tamil” (TLET) y las fuerzas armadas de Sri Lanka. Este sangriento conflicto étnico entre la minoría tamil predominantemente hindú y la mayoría cingalesa predominantemente budista sorprendió a quienes antes consideraban que este hermoso país, con su inteligente población y su ubicación estratégica en el sur de Asia, era un modelo de democracia asiática. Y sin embargo fue aquí donde muchos oímos hablar por primera vez de atentados suicidas (ejecutados en ocasiones por niños).…  Seguir leyendo »

El juego de la gallina es fácil de describir, pero peligroso de jugar. Se basa en la teoría evolutiva de juegos y a veces se usa para describir la arriesgada política nuclear de la Guerra Fría.

Bertrand Russell, el gran filósofo británico y activista contra las armas nucleares, nos recordaba que los que él llamaba “jóvenes degenerados” solían jugarlo. Para ello, conducían coches a gran velocidad en curso de colisión; el primero en apartarse de un choque frontal –o, en algunas variantes, de saltar desde el asiento del conductor antes de caer por el borde de un despeñadero- es el “gallina”.…  Seguir leyendo »

El sudor y las lágrimas del Brexit

Hace poco vi una obra estadounidense en Londres titulada “Sweat” (Sudor), escrita por Lynn Nottage, dramaturgo ganador del Premio Pulitzer. Ya se había presentado dentro y fuera de Broadway y el Wall Street Journal la describió como una representación que ayudaba a entender la elección de Donald Trump como presidente.

Nottage había pasado tiempo conversando con los residentes de una ciudad pobre de Pennsylvania que perdía empleos y su modesta prosperidad por la contracción de la industria siderúrgica. La competencia de fabricantes más baratos y trabajadores peor pagados de todo el mundo había devastado su ya débil economía y causado conflictos entre amigos, parientes y razas.…  Seguir leyendo »

Día tras día, semana tras semana, la mayoría de los ciudadanos británicos piensan que la turbulencia por la salida de la Unión Europea propuesta por su país no puede empeorar. Pero, sin lugar a dudas, se pone peor. La turbulencia se convierte en un caos vergonzoso; una crisis política amenaza con transformarse en una crisis constitucional.

Mientras tanto, la fecha de la salida del Reino Unido de la UE se acerca. Quedan menos de 100 días para que el Reino Unido se retire, y en este momento no existe ningún acuerdo a la vista que sea aceptable tanto para el Parlamento en Westminster como para la Comisión Europea y el Consejo Europeo en Bruselas.…  Seguir leyendo »

Los parlamentarios británicos pronto tendrán que tomar una de las decisiones políticas más difíciles de sus vidas. La elección será entre aprobar el acuerdo para el Brexit negociado por la primera ministra Theresa May con la Unión Europea, salir de la UE por las malas sin un acuerdo o tratar de revertir todo el proceso de salida. En relación con la tercera opción, ya pasaron dos años y medio desde que una escasa mayoría de los británicos votó por abandonar la UE, y las últimas encuestas ahora señalan que una mayoría preferiría quedarse.

La decisión de celebrar un referendo sobre la pertenencia a la UE la tomó el predecesor conservador de May, David Cameron, al parecer pensando más en consideraciones políticas que en el interés nacional.…  Seguir leyendo »

En el Reino Unido, Brexit se cierne como una gran preocupación, y todos, desde los ministros de gobierno hasta periódicos sensacionalistas, expresan a diario efervescentes elucubraciones relativas al acuerdo al que se arribará con la Unión Europea y los efectos que el mismo tendrá. Pero, la UE enfrenta demasiados desafíos apremiantes como para obsesionarse con Gran Bretaña.

La preocupación del Reino Unido es comprensible: cada vez se acumulan más pruebas sobre el daño probable que sufrirá la economía del Reino Unido como consecuencia de su alejamiento del mercado único y de la unión aduanera. Según una nueva investigación del Centro para la Reforma Europea, la economía del Reino Unido ya disminuyó un 2,1% en tamaño en comparación al que hubiese tenido si los votantes hubieran optado por quedarse en la UE.…  Seguir leyendo »

El Brexit, un terrible fracaso

Ya pasaron casi dos años desde que el electorado británico decidió por estrecho margen abandonar la Unión Europea. Y cuando ya falta menos para que se concrete el Brexit (previsto formalmente para fines de marzo del año entrante), todavía quedan sin responder preguntas fundamentales sobre la naturaleza de la relación futura entre el Reino Unido y la UE. En vez de eso, cada vez que hay que tomar una decisión difícil en las negociaciones con Bruselas, los ministros británicos la postergan (a veces, por tiempo indefinido).

Es hasta cierto punto sorprendente. Parecería que ninguno de los políticos y editores de diarios que tramaron por años sacar al RU de la UE pensó demasiado en lo que sucedería si sus maquinaciones llegaban a prosperar.…  Seguir leyendo »

Soldiers participate in a military parade as part of the Hong Kong handover ceremonies on June 30, 1997. Credit Romeo Gacad/Agence France-Presse — Getty Images

Can China be trusted?

In 1992-97, the last years that Hong Kong was a British colony, I was its governor. I endured round after round of difficult negotiations with the Chinese Communist Party in Beijing, over the protection of human rights and the development of the first stages of democracy in Hong Kong.

People often said to me, “At least once Beijing leaders reach an agreement, they stick to it.” I thought then that this view was probably based on faith rather than fact. And so it has clearly proved.

Hong Kong was never like Britain’s other colonies. Acquired after one of many Western interventions in China during the 19th century — which still understandably rankle the Chinese — the territory was picked up on a 99-year lease.…  Seguir leyendo »