Christian Salmon

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

«Ya que estos misterios me superan, finjamos que soy su organizador». Nunca la fórmula de Jean Cocteau fue tan oportuna como en la última cumbre del G-20 de Cannes. Debía ser la hora de gloria de Nicolas Sarkozy, en todo caso una ocasión soñada de desempeñar un papel anhelado por él: el de capitán intrépido en medio de la tempestad. Nunca se había visto una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno tan sometidos a la tutela de «los mercados» y, a decir verdad, tan poco soberanos. Al final se contabilizaron dos víctimas entre los participantes: el griego Papandreu y el italiano Berlusconi.…  Seguir leyendo »

Depuis le raid américain sur la résidence de Ben Laden le 2 mai, la communication de la Maison Blanche s’est révélée incapable de proposer un scénario crédible de l’opération. Une communication «chaotique», «mal orchestrée», «incohérente» – les adjectifs ne manquent pas pour désigner ce qu’on n’hésite plus à qualifier de «fiasco» mais qui n’en reste pas moins surprenant pour une opération préparée d’aussi longue date.

Quand on connaît l’expertise du bureau d’information et de communication de la Maison Blanche, il est difficile de se satisfaire d’explications en termes d’erreur de communication ou de retard d’information sur l’événement. Les conditions d’un nouveau procès en crédibilité, comparable à celui qui mine, depuis dix ans, la version officielle de l’attentat contre le World Trade Center, sont réunies, et son instruction n’est pas près de s’éteindre, au vu des invraisemblances qui s’accumulent, des contradictions inexpliquées, des preuves qui font défaut.…  Seguir leyendo »

El secretario de Estado para el Empleo se deshacía en elogios hacia el discurso que Nicolas Sarkozy pronunció en Tolón a finales de septiembre: «Frente a la inquietud suscitada por la tormenta económica internacional, el presidente de la República ha dado la imagen de un capitán intrépido que gobierna firmemente el timón. El presidente afronta esta crisis con la misma determinación que demostró durante la crisis georgiana». ¡Capitán intrépido, nada menos! Esto ya no tiene nada que ver con Keynes, sino más bien con Kipling. ¡Menuda batallita! He aquí la nueva storyline de la presidencia. Sarkozy se enfrenta a un mar encolerizado.…  Seguir leyendo »