Claudio Aranzadi

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En septiembre de 2016, con el acuerdo para desarrollar el proyecto Hinkley Point C, se inicia en el Reino Unido un nuevo ciclo inversor en reactores nucleares de tercera generación que el gobierno británico prevé conducirá a un parque de generación nuclear del orden de 14 Gw en 2035. En este documento de trabajo se examina este programa nuclear, en gran medida una singularidad en Europa Occidental, desde una perspectiva limitada a la política energética británica y, más concretamente, desde el nuevo marco para la política energética en el sector eléctrico que representa la “reforma eléctrica” incluida en la Energy Act 2013.…  Seguir leyendo »

El uso de fuentes de energía renovables para la generación eléctrica permite evitar la utilización de combustibles (con la excepción de la biomasa) así como la emisión de CO2 y otros gases contaminantes; representa, por tanto, una contribución decisiva para alcanzar los objetivos de ahorro de recursos energéticos, protección medioambiental, reducción de la dependencia exterior en el abastecimiento de combustibles y diversificación del mix de generación.

Pero, al mismo tiempo, supone un sobrecoste para la generación eléctrica (en relación a la generación convencional) e impone nuevas exigencias a la gestión de la fiabilidad del sistema y a la arquitectura y tecnología de las redes de transporte y distribución que se traducen en costes suplementarios para el sistema eléctrico.…  Seguir leyendo »

Como apunta Marcel Coderch en su interesante artículo en EL PAÍS del 2 de junio, en un marco institucional liberalizado para el sector eléctrico como el prescrito por la Directiva 2003/54, la elección del mix de generación corresponde a las empresas eléctricas. Éstas deberían, por tanto, decidir si invierten o no en nuevas centrales nucleares en función de la rentabilidad esperada de la inversión y de las restricciones establecidas por la normativa específica. Lógicamente, tanto los riesgos de mercado como los de inversión (plazos y costes) deberían ser soportados por las propias empresas.

Sin embargo, no parece que el contexto alcista de los precios de las materias primas influya desfavorablemente en la competitividad relativa de la opción nuclear frente a sus alternativas como nueva capacidad de generación de base (gas y carbón).…  Seguir leyendo »