Dambisa Moyo

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Superar la miopía democrática

A pesar de los indicadores positivos, la economía global sigue plagada de riesgos. Y como prácticamente cada uno de esos riesgos surge de desafíos estructurales, mitigarlos exigirá que los líderes piensen en el largo plazo. Desafortunadamente, no es algo que se vea demasiado hoy en día, particularmente en las democracias del mundo.

El problema reside en la desconexión entre los ciclos políticos y económicos. Un ciclo económico normal dura 5-7 años. Pero, según el McKinsey Global Institute, el mandato promedio de un líder político del G-20 ha caído a un mínimo récord de 3,7 años (comparado con seis años en 1946).…  Seguir leyendo »

Según una encuesta informal no publicada que se realizó antes de la última elección presidencial de noviembre en Estados Unidos, cerca del 95% de los miembros (predominantemente hispánicos) de uno de los sindicatos de Estados Unidos más grandes preferían a la candidata demócrata Hillary Clinton a su adversario republicano Donald Trump. Pero menos del 3% de los miembros de ese sindicato pensaban ir a votar. El motivo era económico.

Para la mayoría de las personas encuestadas, el costo de votar (incluido el descuento salarial por abandonar el puesto de trabajo, el traslado al centro de votación y la necesidad de tener una identificación adecuada, por ejemplo licencia de conductor o pasaporte) era excesivo.…  Seguir leyendo »

Los líderes empresariales y los inversionistas mundiales están en gran medida obsesionados por dos tipos de riesgo: el macroeconómico y el geopolítico. En el corto plazo, esto significa un énfasis en los inminentes aumentos de las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos y las próximas elecciones en Francia y Alemania. A largo plazo, significa conciencia de los riesgos estructurales como la alta deuda soberana, los cambios demográficos y la escasez de recursos naturales. Pero hay un tercer riesgo, posiblemente más pernicioso, que se esconde bajo el radar de la mayoría de las personas que toman decisiones: las enfermedades infecciosas.…  Seguir leyendo »

La sanción multimillonaria en dólares impuesta recientemente por el gobierno estadounidense al Deutsche Bank de Alemania por vender de manera abusiva títulos hipotecarios en Estados Unidos hizo poco para mejorar la confianza en la Unión Europea, que sigue acosada por un crecimiento económico lento, un desempleo elevado, desafíos en materia de inmigración y una creciente incertidumbre. Lo que el escándalo del Deutsche Bank sí hizo fue echar luz sobre una opción de último recurso -una suerte de “pase Ave María”, en términos de fútbol americano- que, potencialmente, podría salvar al proyecto europeo.

A pesar de representar alrededor del 20% del PIB mundial, la eurozona no tiene un banco o una institución de servicios financieros en los diez primeros puestos del ranking global FT 500.…  Seguir leyendo »

Cuando los votantes del Reino Unido vayan a las urnas el 23 de junio para decidir si su país debe abandonar o no la Unión Europea, entre las cuestiones con las que tendrán que lidiar están el impacto de su decisión en el desempleo, los flujos comerciales y la estabilidad de los mercados financieros. Pero existen otras consideraciones menos cuantificables que también deben ser ponderadas al hacer un balance.

Los argumentos económicos contra una salida británica de la UE -o Brexit- se han ensayado muy bien. Muchos han sugerido que si el Reino Unido se retirara, los fabricantes se asegurarían un acceso continuo al mercado europeo cruzando el Canal de la Mancha, lo que le costaría al país millones de empleos.…  Seguir leyendo »

Durante la última década, la desigualdad del ingreso fue equiparada con el terrorismo, el cambio climático, las pandemias y el estancamiento económico como uno de los temas más urgentes en la agenda de la política internacional. Sin embargo, a pesar de toda la atención que recibe, han sido pocas las propuestas de soluciones potencialmente eficaces. La identificación de las mejores políticas para reducir la desigualdad continúa siendo un rompecabezas.

Para entender por qué el problema confunde a los responsables de las políticas, resulta útil comparar las dos mayores economías del mundo. Estados Unidos es una democracia liberal con una economía basada en el mercado, en la cual los factores de la producción son de propiedad privada.…  Seguir leyendo »

Hoy en día es rara la industria que no esté en riesgo de ser puesta patas arriba por la tecnología digital. Amazon, después de haber arrasado con librerías, ahora asedia al resto del sector minorista. En el transporte, Uber está dejando atrás a las empresas tradicionales de taxis, mientras Airbnb está socavando los cimientos de la industria hotelera. Paralelamente, los teléfonos inteligentes transforman la forma en la que nos comunicamos y revolucionan la manera en la que encontramos y nos hacemos clientes habituales de las empresas.

Por lo tanto, no es de extrañar que las empresas de servicios financieros y bancarios no estén a salvo de las inmensas transformaciones provocadas por la innovación tecnológica.…  Seguir leyendo »

La prolongada saga de la deuda griega es trágica por muchas razones, de las que no es menor el hecho de que la relación del país con sus acreedores tiene semejanzas con la que hay entre el mundo en desarrollo y los donantes internacionales. La sucesión de rescates para Grecia exhibe muchas de las patologías que han dominado por décadas los programas de desarrollo; esto incluye consecuencias políticas duraderas, que ni los mercados financieros ni el pueblo griego terminan de comprender.

Igual que en otros programas de ayuda, se ha transferido el equivalente a cientos de miles de millones de dólares de economías más ricas a una mucho más pobre, con consecuencias negativas imprevistas.…  Seguir leyendo »

El cierre del gobierno de los EE.UU. ocurrido el mes pasado – que fue el resultado de un enfrentamiento partidista en las negociaciones presupuestarias del Congreso – se constituye en el epítome de la polarización que prevalece en los debates modernos sobre política económica.

En una esquina, el séquito de seguidores de John Maynard Keynes sostiene que la intervención del gobierno puede ayudar a que cualquier economía cree su propia manera de salir de una crisis, al estimular la demanda agregada y, como consecuencia de dicho estímulo, aumentar su tasa de empleo. El gobierno de un país, según lo que los keynesianos sostienen, tiene la capacidad – y la responsabilidad – de resolver muchos, si no todos, sus problemas económicos.…  Seguir leyendo »

El superciclo de los commodities (por el cual sus precios alcanzan máximos cada vez más altos y luego no descienden tanto como antes) no está terminado. A pesar de la euforia por el gas de esquisto (shale) y, de hecho, a pesar del insuficiente crecimiento de la economía mundial, los commodities se han encarecido hasta un 150% desde que terminó la crisis financiera. En el mediano plazo, esta tendencia traerá consigo una amenaza continua de inflación y un deterioro mundial de los niveles de vida.

Primero está el argumento de la convergencia. El crecimiento de China implica que conforme su tamaño, su riqueza y su nivel de urbanización aumenten, seguirán estimulando la demanda de energía, granos, minerales y otros recursos.…  Seguir leyendo »

In June 2011, Secretary of State Hillary Rodham Clinton gave a speech in Zambia warning of a “new colonialism” threatening the African continent. “We saw that during colonial times, it is easy to come in, take out natural resources, pay off leaders and leave,” she said, in a thinly veiled swipe at China.

In 2009, China became Africa’s single largest trading partner, surpassing the United States. And China’s foreign direct investment in Africa has skyrocketed from under $100 million in 2003 to more than $12 billion in 2011.

Since China began seriously investing in Africa in 2005, it has been routinely cast as a stealthy imperialist with a voracious appetite for commodities and no qualms about exploiting Africans to get them.…  Seguir leyendo »