Daniel Barenboim

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En 2004 pronuncié un discurso ante la Kneset —el Parlamento israelí— en el que hablé de la Declaración de Independencia del Estado de Israel. La califiqué de “fuente de inspiración para creer en los ideales que nos hicieron dejar de ser judíos y nos transformaron en israelíes”, y proseguí diciendo que “este documento extraordinario expresaba este compromiso: ‘El Estado de Israel se consagrará al desarrollo de este país en beneficio de todos sus pueblos; se fundamentará en los principios de libertad, justicia y paz, guiado por las visiones de los profetas de Israel; reconocerá la plena igualdad de derechos sociales y políticos a todos sus ciudadanos, con independencia de su religión, raza o sexo; garantizará la libertad religiosa, de conciencia, idioma, educación y cultura”.…  Seguir leyendo »

La política internacional actual está dominada por cuestiones como el futuro del euro y la crisis de los refugiados, la amenaza de que la presidencia de Trump provoque el aislamiento de Estados Unidos, la guerra de Siria y la lucha contra el extremismo islámico. No obstante, hay otro tema casi omnipresente desde la primera década del nuevo milenio pero que cada vez aparece menos en las noticias y, por tanto, cada vez está menos presente en la conciencia colectiva: el conflicto en Oriente Próximo. Durante decenios, el enfrentamiento entre israelíes y palestinos fue una preocupación constante para Estados Unidos y Europa, y la resolución del conflicto, una de sus grandes prioridades políticas.…  Seguir leyendo »

Juin 1967, des soldats israéliens devant le portrait de Nasser dans le désert du Sinaï. Photo Fondation Gilles-Caron. Gamma

La politique internationale est actuellement dominée par des sujets tels que la crise de l’euro et des réfugiés, le repli sur soi des Etats-Unis de Trump, la guerre en Syrie et le combat contre le fanatisme islamiste. Un sujet pourtant quasi omniprésent jusqu’à la moitié de la première décennie du nouveau siècle s’est toujours plus éloigné des journaux télévisés et ainsi de la conscience de la population : le conflit au Proche-Orient. Depuis des décennies, le conflit entre les Israéliens et les Palestiniens fut un sujet durable et sa résolution une priorité de la politique américaine et européenne. Après de nombreux échecs lors des dernières tentatives de solution, une sorte de statu quo s’est installée.…  Seguir leyendo »

‘The reconstruction of Germany after the second world war was only possible with international help. This begets responsibility.’ Photograph: Bettmann/Corbis

Twenty-five years after the fall of the Berlin Wall and the international community faces an unprecedented set of challenges. The headlines and our collective awareness are dominated by famines, crises such as the Ebola epidemic and countless centres of conflict in the Middle East, Africa and Eastern Europe. The world seems as helpless as ever and our governments are split over how to solve the problems. Millions of people worldwide are on the move, fleeing war, hunger, repression and poverty, and European countries, in particular Germany, appear to them to be the last safe refuge. The challenge facing rich western nations is a moral as well as a social one.…  Seguir leyendo »

Veinticinco años después de la caída del muro de Berlín y el fin de la Guerra Fría, la comunidad internacional afronta una serie de retos sin precedentes. Los titulares de prensa y nuestra conciencia colectiva están llenos de hambrunas, crisis como la epidemia de ébola e innumerables centros de conflicto en Oriente Próximo, África y el este de Europa. El mundo sigue dando una imagen de impotencia y nuestros Gobiernos no se ponen de acuerdo sobre cómo resolver los problemas. En todo el mundo, millones de personas emigran huyendo de la guerra, el hambre, la represión y la pobreza, y muchos ven los países europeos, en especial la República Federal de Alemania, como el último refugio seguro.…  Seguir leyendo »

Escribo estas líneas en mi calidad de Mensajero de la Paz de Naciones Unidas y sin olvidar en ningún momento que tengo en mi posesión dos pasaportes: uno israelí y otro palestino. Escribo estas líneas con el corazón apesadumbrado, porque he visto que los sucesos de las últimas semanas en Gaza han confirmado algo de lo que siempre he estado convencido: que no es posible poner fin al conflicto palestino-israelí mediante una solución militar. Este no es un conflicto político, sino que es un conflicto humano, entre dos pueblos, cada uno de los cuales está profundamente convencido, con una firmeza aparentemente irreconciliable, de que tiene derecho a poseer el mismo y pequeño trozo de tierra, mientras que el otro pueblo no.…  Seguir leyendo »

Tras décadas de estancamiento social y político, los sucesos revolucionarios producidos en Egipto, Túnez, Libia, Bahréin y Yemen durante los últimos meses, conocidos como "el despertar árabe", han cambiado de forma radical nuestra visión de las perspectivas y las posibilidades de Oriente Próximo. Impulsados casi exclusivamente por jóvenes bien informados y sin prejuicios, que se relacionan unos con otros sobre todo a través de la Red, los acontecimientos se han desarrollado a una velocidad extraordinaria y nos han demostrado que lo que, hace no mucho tiempo, considerábamos unas estructuras feudales rígidas e inmutables pueden caer hechas añicos gracias a los movimientos populares.…  Seguir leyendo »

I have just three wishes for the coming year. The first is for the Israeli government to realise once and for all that the Middle East conflict cannot be solved by military means. The second is for Hamas to realise that its interests are not served by violence, and Israel is here to stay. And the third is for the world to acknowledge that this conflict is unlike any other in history. It is uniquely intricate and sensitive - a conflict between two peoples who are both deeply convinced of their right to live on the same very small piece of land.…  Seguir leyendo »

En las paredes de mi vestuario de la Staatsoper de Berlín hay fotografías que me recuerdan lo que veo cuando miro por la ventana de mi casa en Jerusalén. Están un poco descoloridas y en algunas partes el papel se está deshaciendo, pero es fácil reconocer las vistas: la Ciudad Vieja, la Mezquita de la Roca con su refulgente cúpula, los muros, las puertas. A veces me siento aquí antes de actuar, observo esas fotografías y pienso en Jerusalén, en Israel, en mi patria. Parece que antes de 1989, esta habitación era un refugio de la Stasi, la policía de Alemania del Este; si yo fuera un sentimental, no hay duda de que el hecho me ayudaría a dejar de serlo, pero no lo soy.…  Seguir leyendo »

Como español, como persona del mundo de la cultura, y como ciudadano atento a las relaciones internacionales -en especial a todo aquello que pueda influir en Oriente Próximo-, sigo siempre con especial atención los procesos electorales españoles. Pero estas elecciones no me parecen una convocatoria más, más bien al contrario, pues recuerdo pocas ocasiones en que dentro y fuera de España se haya tenido la impresión de que estábamos ante unas elecciones tan determinantes para el rumbo del país.

Si en 2004 se trató de una larga y poco vibrante campaña que llamó poco la atención del mundo hasta el 11 de marzo, y fueron aquellos tres días y, sobre todo, el proceso poselectoral los que atrajeron la atención de la comunidad internacional, en este caso se está produciendo una intensa campaña y es frecuente oír hablar en muchas capitales de lo que puede ocurrir en España.…  Seguir leyendo »

He afirmado con frecuencia que los destinos de los pueblos israelí y palestino están inextricablemente ligados y que el conflicto no tiene solución militar. El hecho de que, hace poco, haya aceptado la nacionalidad palestina, me ofrece la oportunidad de demostrarlo de forma más tangible.

Cuando mi familia se trasladó de Argentina a Israel en los años cincuenta, una de las intenciones de mis padres era ahorrarme la experiencia de crecer como parte de una minoría, una minoría judía. Querían que creciera siendo parte de una mayoría, una mayoría judía. Lo trágico es que mi generación, a pesar de haberse educado en una sociedad cuyos aspectos positivos y cuyos valores humanos han enriquecido enormemente mis ideas, ignoró la existencia en Israel de una minoría -una minoría no judía- que había sido la mayoría en toda Palestina hasta la creación del Estado israelí en 1948.…  Seguir leyendo »

I have often said that the destinies of the Israeli and Palestinian people are inextricably linked and that there is no military solution to the conflict. My recent acceptance of Palestinian nationality has given me the opportunity to demonstrate this more tangibly.When my family moved to Israel from Argentina in the 1950s, one of my parents' intentions was to spare me the experience of growing up as part of a minority - a Jewish minority. They wanted to me to grow up as part of a majority - a Jewish majority. The tragedy of this is that my generation, despite having been educated in a society whose positive aspects and human values have greatly enriched my thinking, ignored the existence of a minority within Israel - a non-Jewish minority - which had been the majority in the whole of Palestine until the creation of the state of Israel in 1948.…  Seguir leyendo »