Daniel Fuentes Castro

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Además de un tratado monumental sobre la historia de las desigualdades económicas, Capital e ideología es una obra multidisciplinar que, desde la ortodoxia académica y la tradición enciclopédica francesa, sacude algunas creencias sobre las virtudes incontestables del capitalismo. Piketty pasa revista a los principales “regímenes desigualitarios” de los últimos siglos, desde las sociedades estamentales anteriores al nacimiento de los Estados-nación hasta el cuestionamiento actual del paradigma neoliberal, pasando por las sociedades esclavistas y coloniales, el fracaso del comunismo, los “treinta gloriosos” y la crisis de la socialdemocracia, con especial interés en los dos grandes episodios de globalización económica: la belle époque, a la que puso fin el estallido de la Primera Guerra Mundial, y el hipercapitalismo de nuestros días (ambos caracterizados por un propietarismo exacerbado, una concentración desmesurada de la riqueza y la confianza ciega en el progreso tecnológico).…  Seguir leyendo »

La literatura económica se ocupa del análisis de la distribución de la renta desde, al menos, tres ópticas diferentes: la personal, la espacial y la factorial. Atendiendo a la dimensión personal, se puede estudiar cómo evoluciona la renta de hogares e individuos en función del nivel de formación, la edad, el sexo y la relación con la actividad (ocupados, parados, inactivos), entre otros aspectos económica y sociológicamente relevantes. En España, la encuesta de condiciones de vida (ECV-INE) proporciona información útil en este sentido, no sólo caracterizando los flujos de rentas que atienden a estos aspectos sino también estimando indicadores como el riesgo de pobreza y la carencia material.…  Seguir leyendo »

Hace tiempo que, en España, el debate entorno a la crisis ha sido acaparado por discursos simplistas y desahogos viscerales que impiden abordar con serenidad la raíz del problema económico actual.

Uno de esos discursos es el que achaca la crisis económica a la alegría irresponsable de haber vivido por encima de nuestras posibilidades. Otro es el que establece una relación de causalidad unidireccional entre corrupción, endeudamiento y crisis económica.

En ambos casos resulta muy atrevido construir discursos sobre las causas de nuestro endeudamiento sin tener en cuenta los fundamentos económicos que subyacen a la crisis. Convendría no olvidar que incluso un comportamiento racional y éticamente intachable puede derivar en algo desastroso si las reglas del juego económico (capitalista o comunista, como ustedes prefieran) no están correctamente diseñadas.…  Seguir leyendo »