Daniel Portero

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Si el Congreso nacional del PP en Valladolid ha servido para que el Gobierno vuelva a la senda de reconciliación con las víctimas del terrorismo, bienvenido sea. El distanciamiento del Gobierno con todos los colectivos de víctimas del terrorismo comenzó a fraguarse el 22 de octubre de 2013, fecha en la que la Audiencia Nacional puso en libertad a la terrorista de ETA Del Río Prada. A partir de esa fecha, se produjeron masivas excarcelaciones de terroristas, que hoy alcanzan la escalofriante cifra de 79, de los que 70 son presos de ETA. La aplicación extensiva de la sentencia del Río Prada al resto de presos ha colmado la paciencia de las víctimas del terrorismo.…  Seguir leyendo »

Tras la rápida excarcelación de la terrorista Del Río Prada, acordada por la Audiencia Nacional tras la sentencia de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 21.10.2013 (STEDH), el Gobierno ha declarado que el Estado ha hecho todo lo que podía y que los efectos de la sentencia es cosa de los jueces. No es verdad. El Estado tiene margen de maniobra para eludir o demorar el cumplimiento de la STEDH.

Primero. La STEDH está cogida con pinzas y no es técnicamente impecable. Inspirada por el socialista López Guerra, la sentencia olvida que la Doctrina Parot no es una ley, sino un criterio jurisprudencial para aplicar los beneficios penitenciarios que no constituyen parte de la pena misma.…  Seguir leyendo »

La «mesa de presos» —excarcelación de los presos— y la «mesa política» —para buscar la independencia del País Vasco— siempre han sido las condiciones que ha exigido ETA a los sucesivos gobiernos españoles para avanzar en la mal llamada «resolución del conflicto». Sin embargo, los terroristas jamás han movido ficha y las negociaciones siempre han acabado en sangrientas vueltas de ETA a las pistolas, tras constatar que el Gobierno no cedería a las pretensiones de los terroristas.

En un nuevo proceso de negociación en 2006, el Gobierno socialista comprometió concesiones que han supuesto el pago de, al menos, tres ignominiosos precios políticos.…  Seguir leyendo »