David Navarro Vázquez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Salida de Teruel por la carretera N-234 en dirección a Zaragoza. Alcanzado el polígono Platea se reflejan, en la soleada mañana, los aviones del aeródromo de Caudé. Dios quiera que se consolide la actividad aeronáutica, así como los demás proyectos en ejecución.

Seguimos avanzando hacia Calamocha. Pasada Cella, aparece Villarquemado y, de pronto, una plantación de manzanos de unas 50 hectáreas. Plantación intensiva ‘en palmeta’ y en polígonos entoldados, para evitar riesgos. Entoldados, como los existentes en todo el Levante español y, especialmente, en Almería. Nunca los habitantes del lugar ni de la provincia de Teruel habíamos visto cosa igual. En el Jiloca se producía fruta en abundancia a partir de Calamocha hacia Calatayud.…  Seguir leyendo »

Ya se habla del siglo XXI como el de la revolución energética. Estados Unidos está presto para exportar hidrocarburos, los saudíes no pueden abortar el advenimiento de los hidrocarburos no convencionales (HNC) y la OPEP se derrumba. Hace unos años esta situación era una quimera; hoy, gracias a novedosas tecnologías de perforación y fracturación, las reservas de HNC se multiplican espectacularmente conforme avanza la exploración a extensas cuencas sedimentarias, paleozoicas y mesozoicas de Eurasia y África. Con los datos geológicos existentes, en lo que a reservas de gas se refiere, Rusia sigue en cabeza con su inacabable Siberia, pero Irán, Qatar, Arabia o Turkmenistán pronto cederán el paso a Estados Unidos, China, Argentina, Canadá, Brasil, etcétera.…  Seguir leyendo »

Las técnicas de extracción de hidrocarburos no convencionales (HNC’s) son objetivos de amplio debate social, y se les imputan variadas y agresivas afecciones territoriales. Las más citadas: contaminación, sismicidad, gasto de agua y ocupación de suelo. Con el objeto de situarlas en su contexto territorial y temporal, se hacen algunas precisiones al respecto. Referente a contaminaciones, existen tres aspectos a considerar: que el fluido de fracturación pase a rocas fuera de objetivo, que el fluido de retorno contamine aguas superficiales y que existan fugas a la atmósfera.

Acerca del primer caso, de la polución de aguas subterráneas por la inyección del fluido de fracturación, hay que señalar que es prácticamente imposible la conexión entre la zona fracturada, a profundidades de 3.000 y 4.000 metros, y los acuíferos, si los hubiere, que no suelen superar los 300-400 metros.…  Seguir leyendo »