David Vallespín Pérez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La Constitución Española de 1978, tan invocada y ponderada por unos cuando les conviene, como denostada o difamada por otros, cuando así lo ven interesante para construir su relato, puede ser, aunque ahora parezca difícil de vislumbrar, el puente o punto de partida para una posible solución a la encrucijada catalana. Sin perjuicio de analizar los múltiples factores, así como las concurrentes responsabilidades que nos han conducido a la situación actual, representada tanto por la reciente declaración unilateral de independencia del Parlament de Cataluña como por la aplicación subsiguiente del artículo 155 de la Constitución, parece lógico concluir que ha llegado la hora de plantear, en positivo, salidas al laberinto actual.…  Seguir leyendo »

La actual encrucijada catalana obedece a muy variados factores. Según los defensores del llamado proceso cabe mencionar tres fundamentales: la constatación de una realidad según la cual si bien la Constitución Española de 1978 seguiría siendo la norma fundamental de nuestro marco legal de referencia, aplicable también en Catalunya, ésta habría visto difuminada su legitimidad, al menos en parte, para un sector considerable de la población catalana; la verificación política de ese sentimiento mediante la representatividad de los resultados obtenidos en las elecciones al Parlament de Catalunya;y la observancia de una cierta sordera del Gobierno español que, ante un problema político de primer orden, ha parecido dedicarse a dejar pasar al tiempo.…  Seguir leyendo »