Dorothy Kronick

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Ahora que los dos gobiernos que se disputan el poder en Venezuela han reiniciado negociaciones en Barbados, los aliados de Juan Guaidó lo urgen a abandonarlas. Apoyándose en un reporte reciente de las Naciones Unidas sobre violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de Nicolás Maduro, aquellos en contra de las conversaciones alegan que es inmoral negociar con torturadores y asesinos.

Si hay alguien que debería apoyar esa lógica, sería Meudy Osío. Sin embargo, ella me convenció de lo equivocado que está este argumento.

Hace 35 años, Meudy Osío se enamoró. Tenía 17. Fernando Albán tenía 22 y era cajero en un banco de Caracas, donde ella estaba haciendo una pasantía.…  Seguir leyendo »

As Venezuela’s dueling governments continue Norway-brokered negotiations in Barbados, allies of opposition leader Juan Guaidó have urged him to walk away. Citing a recent United Nations report on human rights violations committed by the regime of Nicolás Maduro, those against the talks argue that it is immoral to negotiate with torturers and murderers.

One might expect Meudy Osío, of all people, to endorse this logic. Instead, she convinced me during a recent interview that it is wrong.

Thirty-five years ago, Meudy fell in love. She was 17. Fernando Albán, a cashier at the Caracas bank where she worked as an intern, was 22.…  Seguir leyendo »

Caracas, febrero de 2019. Credit Meridith Kohut para The New York Times

Nicolás Maduro tiene una gran habilidad para desafiar las profecías sobre su caída.

Cuando fue elegido presidente de Venezuela en 2013, la gente dijo que no duraría ni doce meses en el cargo. Trece meses después, cuando las manifestaciones sacudían a la nación, la gente dijo que sus días estaban contados. Al año siguiente, cuando los partidos de la oposición ganaron la mayoría en la Asamblea Nacional y, de nuevo, cuando pelearon por un referendo revocatorio en 2016 y otra vez con el regreso de las protestas masivas en 2017, la gente dijo que ese sería el fin de Maduro. Sobre todo, se suponía que Maduro no sobreviviría a la campaña que se organizó este año con el fin de derrocarlo: un esfuerzo internacional que comenzó en enero y llegó a un punto culminante el fin de semana pasado.…  Seguir leyendo »

People in Caracas walk by graffiti that says, in Spanish: “Together we can take down hunger.” Credit Meridith Kohut for The New York Times

Nicolás Maduro has a knack for defying prophecies of his demise.

When he was elected president of Venezuela in 2013, people said he would not last 12 months in office. Thirteen months later, when protests racked the nation, people said his days were numbered. The year after that, when opposition parties won a congressional majority, and again when they fought for a recall referendum in 2016, and yet again with the return of mass protests in 2017, people said, this will be the end of Maduro. Most of all, Maduro was not meant to survive this year’s campaign to oust him — an international effort that began in January and reached a peak last weekend.…  Seguir leyendo »

Para muchos de los que padecen la crisis económica y humanitaria de Venezuela, la muerte del estadista veterano Teodoro Petkoff (1932-2018) el 31 de octubre, a los 86 años, pareció ser otro motivo de desesperanza.

Un periodista venezolano escribió que se sentía huérfano. Otros llamaron a Petkoff, quien fue un crítico feroz de la autocracia de Venezuela, “uno de los últimos modelos de integridad democrática”. También el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) lamentó que Petkoff dejara su país “sin un referente obligado sobre compromiso social, coherencia política y defensa de valores democráticos”.

Petkoff no habría estado de acuerdo.…  Seguir leyendo »

Teodoro Petkoff in 2006.CreditCreditNicola Rocco/El Universal, via Associated Press

For many suffering from Venezuela’s economic and humanitarian crisis, the death last week of an elder statesman, Teodoro Petkoff, at age 86, seemed yet another cause for despair.

A Venezuelan journalist wrote that he felt orphaned. Another called Mr. Petkoff, a fierce critic of the country’s autocracy, “one of the last beacons of democratic integrity.” And the secretary general of the Organization of American States lamented that Mr. Petkoff left his country “without a mandate on social commitment, political coherence and defense of democratic values.”

Mr. Petkoff would have disagreed. One of the many lessons of his legacy is that there is never a time to give up on Venezuela.…  Seguir leyendo »

Simpatizantes del Presidente Maduro en un evento con comida gratuita auspiciado por el gobierno de Venezuela

En una tierra muy, muy lejana, un excéntrico rey clavó en la puerta de su palacio un edicto que decía: “De ahora en adelante aquí se venden billetes de $20 por un dólar”.

En cuestión de minutos, sus súbditos clamaban por esos billetes tan baratos. Así que el rey publicó un segundo edicto: “Los billetes de $20 solo podrán usarse para comprar cosas en el extranjero.” Y después el tercero: “Cualquier cosa que se compre en el extranjero con los billetes de $20 deberá ser vendida en nuestro reino por $2.”

“¡Esto hará que todos me quieran!”, pensó. “Los artículos importados serán baratos para todos.”

Pero las cosas no salieron así.…  Seguir leyendo »

Simpatizantes del Presidente Maduro en un evento con comida gratuita auspiciado por el gobierno de Venezuela

In a faraway land, an eccentric king nailed an edict to the door of his palace that said: “Henceforth, $20 bills will be sold here for $1.”

Within minutes, his subjects were clamoring for those cut-rate twenties. So the king posted a second edict: “Each $20 bill shall be used only to buy things abroad.” Then a third: “Whatever you buy abroad with your $20 you must sell in our kingdom for $2.”

“This will make me beloved!” he thought. “Foreign goods will be cheap for all.”

But it didn’t work out that way. Soon, the lines for $20 bills were matched by lines at every store that sold foreign goods.…  Seguir leyendo »