Edgardo Rodríguez Juliá

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El 28 de septiembre de 2017, una bandera de Puerto Rico ondea sobre una casa dañada por el huracán en Yabucoa, al este de la isla. Credit Héctor Retamal/Agence France-Presse — Getty Images

El huracán María nos obligó a adquirir nuevas destrezas —tuve que aprender a usar una sierra para cortar los árboles caídos en mi pequeña finca— y también obedecer nuevas condiciones; para conseguir hielo y agua y soportar los fuertes calores que tuvimos después de su paso, era necesario hacer largas filas de hasta más de dos horas. Nuestra modernidad, lograda por décadas, había colapsado. La falta de electricidad y escasez de agua amenazaban la salud pública. Para conseguir gasolina fue necesario hacer colas de hasta cuatro horas.

Cuando el presidente Trump aterrizó en un país asolado, el conteo de muertes, según el gobierno estatal, era de dieciséis.…  Seguir leyendo »