Edward Jung

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cuando los líderes empresariales se reúnen para hablar sobre la innovación de sus sectores, generalmente se enfocan en iniciativas como mejorar el financiamiento del gobierno para la investigación básica o el desarrollo de centros e incubadoras de tecnología. Pero un elemento crucial de la «innovación» suele estar ausente de estas conversaciones: los productos finales.

No es por descuido. Por el contrario, esta ausencia es sintomática de un problema mucho más grave que afrontan las empresas de todos los tamaños en casi todas las industrias. En pocas palabras, el desarrollo de productos queda en segunda fila en la estrategia de innovación porque está roto el vínculo financiero entre ideación y comercialización.…  Seguir leyendo »

Mientras las subidas abusivas de precios por un puñado de farmacéuticas ocupan los titulares, un aspecto preocupante de esta historia ha quedado minimizado. Los exorbitantes aumentos de los precios de los medicamentos existentes –genéricos incluidos– no solo están motivados por la especulación extrema, sino también por un profundo escepticismo sobre la factibilidad económica del desarrollo de nuevos medicamentos. Y ese escepticismo está justificado.

Los modelos tradicionales para el financiamiento del desarrollo de drogas tambalean. En EE. UU. y muchos otros países desarrollados, el costo promedio de llevar un medicamento al mercado se ha disparado, aun cuando las patentes de algunos de los medicamentos más rentables del sector ya han expirado.…  Seguir leyendo »

Durante más de un siglo los Estados Unidos han sido la fuerza innovadora mundial dominante. Sin embargo, China y otros países asiáticos ahora ponen a prueba dicho dominio y se proyectan como un desafío para Occidente.

En años recientes, el avance de China hacia la innovación en lugar de la imitación ha sido un asunto de la política nacional. Por ejemplo, en 2011 el gobierno estableció una serie de metas ambiciosas para la producción de patentes. Poco después China se convirtió en el principal solicitante de patentes del mundo.

Pronto China superó a los Estados Unidos en otras acciones importantes. Cada año las universidades chinas otorgaron más doctorados en ciencias e ingeniería que las instituciones estadounidenses –y más del doble de grados universitarios en dichas disciplinas.…  Seguir leyendo »

“Si no se puede medir, no se puede controlar”. Ese es el pensamiento en el que se sustentan medidas como el Producto Interno Bruto y otros indicadores agregados que informan sobre la salud de economías nacionales de todo el mundo. Los responsables del diseño de políticas y planificadores han usado estas cifras durante décadas para ayudarse a guiar el crecimiento económico interno.

Sin embargo, depender del PIB y de otros indicadores tradicionales puede estar saboteando un objetivo profundamente buscado: el desarrollo de economías innovadoras prósperas. Ahora, algunas partes fundamentales del sector de tecnologías de la información casi no se registran en las cuentas nacionales.…  Seguir leyendo »

Bajo numerosos estándares, la energía solar debería ser un éxito rotundo. Los adelantos técnicos y eficiencia con mejoras sistemáticas han empujado el precio de los paneles solares de 100 dólares por watt en los años setenta a menos de un dólar actualmente.

Con todo, la tecnología solar solo representa menos del 1% del consumo global de energía. Para la energía solar, así como para otras tecnologías ecológicas prometedoras, el progreso técnico no se ha traducido en una adopción generalizada.

El problema reside en la estructura del mercado. Para entender por qué, los partidarios de las energías ecológicas podrían aprender de una tecnología mucho menos atractiva: la de los coches usados.…  Seguir leyendo »

Todos quieren saber cómo construir el próximo Silicon Valley: el valle del silicio, un centro de innovación que atraiga talento y capital, cree empleo, empresas e incluso sectores completamente nuevos. Los gobiernos de los países desarrollados buscan subsidiar tecnologías que podrían ser el Próximo Gran Éxito. Los responsables de políticas en los mercados emergentes esperan que las exenciones impositivas y los terrenos gratuitos induzcan a los innovadores a afincarse y prosperar allí. Pero a la mayoría de estos esquemas bienintencionados les falta un ingrediente esencial: la demanda.

La demanda de innovación en áreas específicas de tecnología ha sido el impulso común a todos los centros tecnológicos exitosos y las invenciones más importantes.…  Seguir leyendo »