Enric Sala

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Una triple victoria para los océanos, para el clima y para nosotros

En noviembre pasado, algo lo suficientemente inusual sucedió en el medio del Atlántico Sur como para que un pingüino de penacho amarillo norteño local levantara una de sus largas cejas amarillas puntiagudas. El pequeño archipiélago de Tristán de Acuña, un territorio de ultramar británico, destinó más de 687.000 kilómetros cuadrados (una superficie más grande que Francia) de océano para establecer la cuarta área marina protegida (AMP) más grande del mundo.

Tristán de Acuña alberga las áreas de cría de más de tres cuartas partes de los pingüinos de penacho amarillo norteños que quedan en el mundo, una especie en peligro. Ahora que el ecosistema del archipiélago está protegido de la pesca industrial que tiene como blanco la presa del pingüino, los científicos esperan que esta especie icónica se pueda recuperar.…  Seguir leyendo »

La naturaleza es nuestro mejor antiviral

Las Seychelles, un conjunto de 115 islas verdes y rocosas en el Océano Índigo, recientemente anunciaron –en medio de la pandemia del coronavirus- que protegerían el 30% de sus resplandecientes aguas color turquesa de un uso comercial.

Salvaguardar unos 410.000 kilómetros cuadrados de mar beneficiará a la vida silvestre en la costa y en el agua, incluidas 100.000 tortugas gigantes y algunos de los últimos arrecifes prístinos de coral del mundo. Pero, más allá de ayudar a estas especies, la creación de las nuevas Áreas Marinas Protegidas –algo que fue posible gracias a un innovador acuerdo de canje de deuda- también fomentará la salud, el bienestar y la prosperidad de los residentes de Seychelles, que son menos de 100.000 pero que reciben a más de 350.000 visitantes cada año.…  Seguir leyendo »

El mundo está en una encrucijada. El futuro de la vida en el planeta (nuestro futuro) está en peligro. La humanidad fue demasiado lejos buscando riqueza. Los datos muestran que hemos alterado más del 75% de las áreas libres de hielo del mundo. Más de la mitad de la superficie habitable del planeta se está usando para producir alimento, y las tierras vírgenes constituyen menos del 25% del total. No le fue mejor al océano: en los últimos cien años hemos extraído del mar el 90% de los grandes peces, y hay sobrepesca en el 63% de las pesquerías.

Para colmo de males, la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes de la industria, la agricultura y la deforestación aumentó considerablemente desde 1970.…  Seguir leyendo »