Enrique ter Horst

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y su gobierno han arruinado a su país. Si bien dicen ser redentores de los pobres y proclaman su voluntad para luchar por su “abnegada” causa bolivariana, rechazan la asistencia internacional, obligando a los venezolanos a sufrir o a emigrar (y, en muchos casos, a morir) como consecuencia de una enorme escasez de alimentos, medicamentos y suministros médicos.

Urge ponerle un freno a la destrucción de Venezuela si se pretende restablecer su viabilidad como estado y sociedad. Eso exige un nuevo gobierno de legitimidad incuestionable, elegido en elecciones presidenciales libres y justas antes de que termine este año, según lo fija la constitución.…  Seguir leyendo »

Salvar a Venezuela y a nuestra América Latina

El 6 de diciembre de 1998, Hugo Chávez fue elegido presidente de Venezuela. Las consecuencias de esa votación – según muchos la última elección libre y transparente de la era chavista – llevaron a la tragedia que hoy asola a ese país.

Tras obtener la presidencia, Chávez se apresuró a someter la soberanía de Venezuela a los intereses de Cuba. Todos los intentos por contener y revertir la brutalidad del régimen hallaron por respuesta la represión, el encarcelamiento, el hambre y el exilio forzado. Abarcando desde la justicia hasta el órgano electoral, el régimen se hizo del control total e intransigente del Estado, hecho al que los vecinos de Venezuela en América Latina no opusieron resistencia.…  Seguir leyendo »

Las instituciones democráticas de Venezuela están en ruinas, sus arcas vacías, y sus ciudadanos buscan comida en la basura. Los venezolanos se mueren de hambre, de enfermedades evitables y curables (a tasas mucho más altas que el promedio latinoamericano) y por hechos de violencia, en algunos casos, baleados por su propio gobierno.

Más de tres cuartas partes de los 31 millones de habitantes de Venezuela quieren liberarse de la férula de sus gobernantes, un grupúsculo de no más de 150 figuras cuasimafiosas (en su mayoría militares) que secuestraron la democracia venezolana, saquearon el país,  y generaron una devastadora crisis humanitaria. El régimen, fundado por Hugo Chávez y hoy liderado en su decimoctavo año por el presidente Nicolás Maduro, prefiere mantener todo un país secuestrado antes que perder el poder y ser enjuiciado por la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad.…  Seguir leyendo »