Ernesto Pérez Zúñiga

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Da la impresión de que hemos dejado que los políticos abusen del espacio público que les corresponde, una omnipresencia que retrata una España de opereta, con personajes oscuros, muy poco edificantes. Llenan las pantallas, los diarios, y, lo que es peor, nuestras mentes. Bailamos al ritmo de sus ocurrencias y disparates, como si la vida pública no fuera más que la de ellos en lugar de, sin ir más lejos, la nuestra: médicos, obreros, profesores, comerciantes, dependientes… filósofos, que tan bien hay alguno. Pero los políticos son los protagonistas de esta película mala en la que los actores cambian, a su beneficio, la idea original del guion democrático.…  Seguir leyendo »

La unidad parece venir de los márgenes ahora que los núcleos no desean la unión: la Unión Europea, desde luego, pero se diría lo mismo de cualquier espacio de acuerdo. La concordia ha dejado de ser importante para el núcleo. Entendemos por núcleo cualquier poder político instaurado, gobernante o en ciernes, que ha aglutinado en torno a millares de votantes convencidos de su singularidad respecto al resto de seres humanos (ya sea en su mismo país, en el continente o en el resto del mundo). Cada núcleo, por muy diferente que se crea de los demás, está en sintonía con el resto: armoniza en la falta de diálogo, se ensalza en la ausencia de empatía, idealiza la solidaridad con los iguales, descarta la equidad del contrincante.…  Seguir leyendo »

El 95% del universo conocido es materia oscura y energía oscura, aseguran los científicos. Por tanto, el resto de la materia, que a nosotros nos resulta infinita, no representa más que el 5% de la existencia. Abruma pensar el porcentaje que entonces corresponde a la masa del planeta Tierra y aún más a la de cada ser humano. Y, aún así, cada uno de ellos es importante. Tuvieron que pasar siglos de devastaciones, para que, tras la II Guerra Mundial, nuestra civilización edificara el corpus de los derechos humanos. Sobre este faro se fue construyendo el proyecto de la Unión Europea, que va recibiendo dentelladas en cada votación continental.…  Seguir leyendo »

Recientes teorías astrofíscas postulan la soledad de nuestro planeta como fuente de vida. No basta la adecuada distancia respecto a la estrella central. Es necesario estar en un lugar de la galaxia lo suficientemente apartado de las aniquiladoras explosiones de rayos gamma, que se multiplican en una gran parte del universo imposibilitando la aparición de seres celulares. Solo aquí estamos a salvo de esa lluvia, solo aquí calienta el sol sin hacer daño. Y toda esa orquesta de estampidos en el cosmos, en equilibrio delicado pero implacable, parece propiciar que continuemos, girando y girando, con nuestra propia melodía. El físico cuántico John Wheleer sostuvo que el universo debía producir seres conscientes para tornarse real.…  Seguir leyendo »

Todavía no resulta suficientemente obvio: hemos heredado el machismo. Hombres y mujeres. En la educación, en las costumbres, en las leyes que nos gobernaron, en los libros que hemos leído y, especialmente, en los que no hemos podido leer.

“Las mujeres siempre hemos sido pobres”, confirmaba Virginia Woolf en Una habitación propia, donde se ha encarnado magistralmente la actriz y escritora Clara Sanchís, una obra que, para nuestra fortuna, seguirá recorriendo nuestro país en los próximos años y que sigue funcionando como despertador apenas un siglo después de que se escribiera.

Contra nosotros, contra sí misma clamaba Virginia Woolf, contra las incontables generaciones de conformistas e inmóviles, ya fuesen mujeres adocenadas y, sobre todo, hombres interesados en que su poder prevaleciera sobre la otra mitad de la humanidad.…  Seguir leyendo »

“La vida es corta para todo conocimiento, pero quizás sea suficiente para saber”, dice Juan Malpartida en su novela Camino de casa. Hay demasiadas personas que, sin embargo, creen que tienen ya todo el conocimiento necesario. Creen poseer la verdad y, por tanto, saben poco o saben nada.

El rey absolutista, el que pensaba que su poder no tenía otro límite que el divino, no supo jamás que el lema que seguiría siendo válido siglos más tarde sería el que precisamente nació contra él: libertad, igualdad, fraternidad, tres palabras que, frente a todo pronóstico, siguen siendo revolucionarias hoy en día. Porque son incompatibles con lo absoluto.…  Seguir leyendo »

Juguemos a contemplar España desde un mirador. Pensemos que no somos españoles, ni catalanes, ni siquiera europeos. Somos solo seres humanos que contemplan. En estos días es imposible apartar la mirada del procés, como resultó difícil en los años pasados permanecer indiferente ante la invención de este eufemismo que se fue imponiendo desde el ejercicio del poder hasta su canonización como mantra. El procés es más que una palabra, es un código depositado en el cerebro de miles de personas, una orden subvencionada desde el Govern e inoculada en los medios de comunicación y en el cuerpo de muchos funcionarios públicos para que ellos sean también proclamadores y ejecutores del mantra.…  Seguir leyendo »