Estefanía Molina (Continuación)

Feijóo fracasará por la herida del 1-O

La derecha ha creado un monstruo, el de la intransigencia territorial, que devorará a Alberto Núñez Feijóo en su previsible investidura fallida. Ni el PNV puede entrar ya en la ecuación con un partido como Vox. Si bien, la ultraderecha solo es la consecuencia del giro excluyente y cainita que algunos altavoces del Partido Popular llevan alimentando desde hace años. La manifestación contra la amnistía solo supone un símbolo más de por qué Feijóo no puede llegar a la Moncloa mientras el PP no cure sus aún profundas heridas alrededor del 1 de octubre de 2017.

Basta una imagen en el Congreso para entender la magnitud del giro intransigente a la derecha: los diputados de Vox dejando el pinganillo en el escaño de Pedro Sánchez durante el primer pleno en que se podían hablar lenguas cooficiales.…  Seguir leyendo »

Alberto Núñez Feijóo fantasea con el partido de Carles Puigdemont. Feijóo sabe que el Partido Popular está muy solo y que tiene muy pocas opciones de pactar con ningún socio nacionalista si está Vox en la ecuación. Los intentos del PP con Junts son, por tanto, una mera escenificación para dar a entender que la derecha aún puede dialogar con alguien, y diluir el chasco de un no del PNV en la investidura. El problema es que Junts y el PP jamás retomarán la relación que había con CiU mientras siga vivo el espíritu del 1-O.

Es la realidad política del partido de Puigdemont: su único eje fundacional se remonta al referéndum ilegal, cuyas heridas todavía siguen abiertas en Cataluña.…  Seguir leyendo »

Carles Puigdemont no parece fiarse de Pedro Sánchez. Junts amaga con que el camino a la investidura exija de más “hechos comprobables”, es decir, sentir que la negociación con el PSOE no cae en saco roto ni que Sánchez trata de engañarles, como algunos le acusan sobre la vieja mesa de diálogo. El partido de Puigdemont ha vuelto a la gobernabilidad por todo lo alto, pero se enfrenta a la dificultad de algunas de sus peticiones para no romper la baraja.

Es uno de los escollos del posible acuerdo, si Alberto Núñez Feijóo acaba fracasando en su intento de investidura: ¿cómo dar garantías a Puigdemont para hacer presidente a Pedro Sánchez?…  Seguir leyendo »

Vox parece ya un partido incómodo para una parte de la derecha. Hay un sutil clima de opinión sobre que la formación de Santiago Abascal ha sido un escollo para que el Partido Popular alcance el gobierno de España esta legislatura. Altavoces que no hace tanto jaleaban a la ultraderecha empezaron a bajarse del carro en la campaña del 23-J. Y Vox solo podrá seguir cayendo en desgracia si su utilidad para el PP cotiza a la baja.

Es el murmullo latente en la derecha: Alberto Núñez Feijóo se habría quedado sin margen de movimiento —al parecer— por culpa de Vox.…  Seguir leyendo »

Circula la opinión de que indultar a Carles Puigdemont sería el precio a pagar por la investidura de Pedro Sánchez. Y la verdad es que Junts, el partido del expresident, afrontaría un peliagudo dilema dado ese hipotético escenario. ERC se hundió en las elecciones municipales y en las generales por haber logrado solo los indultos a los líderes del procés, pero no el ansiado referéndum. El votante independentista espera algo más que otro trueque donde Sánchez salve únicamente a su clase política.

Todo ello sería el coste de indultar eventualmente a Puigdemont: la base social del independentismo podría vivirlo como una traición —la misma que algunos reprochan a Oriol Junqueras al grito de botifler, de traidor—.…  Seguir leyendo »

El 'expresident' de la Generalitat, Carles Puigdemont, interviene por videoconferencia en el mitin de Junts per Catalunya, el 21 de julio en Barcelona. Enric Fontcuberta (EFE)

A Pedro Sánchez se le apareció Carles Puigdemont de madrugada: España se arroja a un escenario probable de “o Junts, o repetición de elecciones” en las próximas semanas. El problema es que el fracaso de ERC en los comicios municipales y generales da ahora alas a los junteros para llevar al PSOE hasta la agonía en sus exigencias negociadoras. El independentismo tiene difícil saltarse su promesa de no investirle “a cambio de nada”. Es el trago amargo en la carambola electoral del superviviente Sánchez: podría reeditar con facilidad un “nuevo Frankenstein”, si no fuera por el enfado en una parte del independentismo al creer que otra “mesa de diálogo” sería estéril.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez se enfrenta a algo más que a una posible derrota este 23-J. Algunos tienen ya los puñales en alto para afirmar que “se ha cargado al PSOE, tal y como lo conocíamos”, si el Partido Popular gana las elecciones. Y la verdad es que nuestro país habría sido distinto si Sánchez jamás hubiera existido, pero no como quiere creer la derecha: quizás ni el PSOE habría resistido en 2016, ni los llamados “enemigos de España” irían hoy de capa caída.

Es la tesis alternativa a la de un Sánchez terrible: el presidente que logró salvar a un PSOE a la deriva, hace ocho años, al negarse a la abstención mediante su “no es no” contra Mariano Rajoy.…  Seguir leyendo »

María Guardiola responde a ese viejo mantra político sobre que “los barones, en guerra, son soldados”. Llega la recogida de cable de la líder extremeña del Partido Popular sobre su repudio a Vox. Y eso demuestra que el afán de poder de la derecha está por encima de remilgos morales. La izquierda fue naíf al encumbrar a Guardiola a los altares de la moderación cuando la ultraderecha no es ningún placer culpable ya para Génova 13.

Es la pulsión más guerrista de este PP reino de taifas: “El que se mueva no sale en la foto”, como solía decir Alfonso Guerra.…  Seguir leyendo »

De izquierda a derecha, Ione Belarra, Yolanda Díaz e Irene Montero en junio de 2022 en Madrid.Isabel Infantes (Europa Press / Getty)

Irene Montero parece ya la coartada para que Podemos no asuma la debacle del 28-M. Adeptos de la ministra insisten en que se la debió blindar en las listas al ser un símbolo contra los ataques de la ultraderecha. Pero ello implica mezclar debates de forma interesada. El partido morado debería preguntarse ya si su objetivo es reventar las posibilidades de Sumar el 23-J, en vez de llamar a la unidad en torno a Yolanda Díaz para reflotar ese espacio.

Casualmente, aparecen burbujas en las redes estos días discutiendo que, si no está Irene Montero, quizás no saben a quién votar.…  Seguir leyendo »

La nostalgia de bipartidismo asoma la patita este 23-J. Hay quien piensa que los nuevos partidos ya solo actúan como comparsa de los viejos, generando más lío que utilidad en nuestra democracia. Y ello es síntoma de que la ilusión por el cambio político hace tiempo llegó a su fin. España se repliega sobre unas lógicas muy parecidas a las que hubo antes del 15-M, donde el protagonismo de la vieja alternancia regresa, tras el vaivén de los últimos años.

Y es que no es casual que Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo hayan planteado la campaña en términos bipartidistas. El líder del Partido Popular apela a una mayoría amplia por la incomodidad que le producen sus pactos con Vox.…  Seguir leyendo »

Pablo Iglesias, junto a Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos en el Congreso.Claudio Álvarez

Hay otra izquierda que se agota. Podemos debe decidir qué papel piensa ocupar en este año electoral decisivo. Es decir, si seguir representando un grupo de 35 escaños, a lo sumo, o intentar ensancharse más allá de sus actuales límites. Hay otra izquierda que se agota: esa tan empeñada en hablar sólo a un grupo de convencidos, en articular un malestar contra el sistema como tras el 15-M, que puede reventar las posibilidades del progresismo de continuar en la Moncloa más allá de 2023.

Sirva como ejemplo la bronca en el pleno del Congreso sobre la ley del sólo Sí es Sí de hace un par de semanas.…  Seguir leyendo »

Hay una izquierda que se agota. Pedro Sánchez podría perder el Gobierno de España en diciembre tras este año electoral decisivo. Y ello no solo va a depender de la inflación o del encarecimiento de la vida para las familias. La izquierda española se enfrenta además al cierre de un ciclo político que comenzó en nuestro país en 2015 y muestra ahora síntomas de declive. Hay una izquierda que se agota para que pueda nacer otra nueva.

Y ese agotamiento se palpa en los símbolos. No es casual que haya jóvenes que no saben lo que significó el 15-M de 2011, como hito sobre el que una parte de la izquierda asentó sus nuevas lógicas para entender la política española.…  Seguir leyendo »

En un acto de este diario celebrado en diciembre, un lector preguntó si, una vez acabe la guerra en Ucrania, haremos como si jamás hubiera ocurrido. Nuestro enviado especial Jacobo García respondió que no, pues la agresión del Kremlin es un camino de no retorno para la juventud ucrania. Y nada podrá ser como antes, tampoco en la Unión Europea, porque nuestra idea de paz depende ya de la derrota de Rusia. El pacifismo hoy es enviar al país gobernado por Volodímir Zelenski las armas que precise como dique de protección de nuestras libertades y modelo de convivencia.

Es la doctrina que Sanna Marin deslizó en Davos para alertar del peligro de no frenar a tiempo la expansión rusa.…  Seguir leyendo »

Me conectó una amiga con esa sensación, tan desoladora, que experimentan los estudiantes brillantes cuando aceptan que jamás tendrán la alcurnia para lograr ciertos puestos de élite. “Es como estar dentro, pero estás fuera. Algunos mueven un dedo y listo. Tienes los méritos, pero jamás el capital social con el que nacen”, me deslizó sobre su entorno laboral, tan impregnado de endogamia: el mundo de los organismos internacionales.

Así que algunos dirán que bienvenida al mundo, así es la vida; quién no ha logrado un trabajo gracias a ciertos contactos. Los pudientes se codean desde antaño en entornos selectos, forjando grupos de pertenencia o de pares.…  Seguir leyendo »

En nombre del sentimiento de culpa, una amiga sigue creyendo que algo hizo para merecer que su exnovio le hablara mal a menudo. Por eso, volvía una y otra vez con él, pese a ser una mujer de 31 años, informada, con recursos. Imaginemos, pues, lo peligroso de que Vox pretenda recuperar la culpa, elevándola a categoría de política pública contra las mujeres libres, como en el caso del protocolo antiabortista de Castilla y León.

Es el efecto clave de utilizar la culpabilización como estrategia política: revienta la columna vertebral de los esfuerzos que viene haciendo nuestra sociedad, desde hace años, por la emancipación femenina.…  Seguir leyendo »

La última vez que un joven independentista de 18 años salió a protestar en Cataluña, muy probablemente ni llevaba el lazo amarillo ni lo hizo contra el malvado Estado español. Salió a increpar al Govern de la Generalitat tras haber sustituido la deriva unilateral por la mesa de diálogo. Y si otros jóvenes tampoco tendrán en adelante muchos más mártires que jalear bajo el mantra de la “represión” es porque Pedro Sánchez ha golpeado al procés desde dentro, en su mayor fortaleza civil: la capacidad de socializar a más generaciones en el rencor contra una España terrible.

Es el efecto clave de los indultos o de la reforma de los delitos de sedición y malversación: desaparecen los símbolos que corrían riesgo de educar las mentes en el resentimiento durante décadas.…  Seguir leyendo »

En las sobremesas navideñas se dan situaciones variopintas; por ejemplo, este año terminé festejando con la cuadrilla de un amigo, entre risas y gin tonics, hablando de cirugía estética. Un muchacho nos contó con pasmosa naturalidad los retoquitos que planeaba hacerse. Nunca pensé que esa práctica estuviera tan extendida entre la gente de mi quinta, hasta que otros del grupo manifestaron el mismo deseo de tocarse la cara a sus treinta y pocos años.

Y que cada cual haga lo que quiera, faltaría más, si pueden permitírselo. Nadie está para juzgar cómo otros sobrellevan sus complejos. Pero mientras subía al bus, me pregunté de dónde nacía esa necesidad voraz de corregirse cuando la naturaleza aún te mantiene terso.…  Seguir leyendo »

La derecha política tenía el relato escrito mucho antes de la decisión del Tribunal Constitucional. Planeaban azuzar el mantra de que el “Gobierno es golpista” hasta las generales y autonómicas de 2023. Así que el clima de gravedad democrática era ya un deseo de la oposición, con anterioridad a que el TC paralizara las enmiendas para reformar la elección de sus mayorías. Pero la jugada de la derecha política aún podría salir mal.

Lo confesó Isabel Díaz Ayuso hace unos días: “[Las siguientes elecciones] se tienen que plantear en clave plebiscitaria. Aparte de llegar a las urnas para hablar de servicios públicos, lo que estamos viviendo en España no lo hemos vivido en 44 años de democracia”, aseguró sobre lo que bautizó después como “pseudodictadura” de Pedro Sánchez.…  Seguir leyendo »

Andan algunos ciudadanos de derechas preguntándose por las redes si el Rey puede hacer “algo” parar impedir las leyes de Pedro Sánchez. Unos lo dirán en tono irónico, a otros igual cabe recordarles que nuestro monarca es constitucional y no participa del juego político. Aunque el fondo es el mismo: a esa parte de la ciudadanía pareciera que se le quedase corta esta democracia.

Así que tenemos gente militando en la necesidad de una figura etérea, cual sea, que pare los pies al Gobierno de Sánchez, allí donde los resortes jurídico-políticos no les dan la razón o no bastan. No sacia una moción de censura ante la reforma de la malversación o la sedición, porque a la derecha no le dan los números.…  Seguir leyendo »

Me contó un amigo, muy orgulloso, la facilidad con que su hijo pequeño había asimilado que tenía un hermano transexual. “Desde el primer día ya pasó a llamarle por su nombre sentido y sin preguntar mucho más”. En cambio, él vio nacer a su niño en otro cuerpo y tuvo que adaptarse conscientemente a la realidad. Y quizás haya en esa mirada de un chiquillo la inocencia colectiva que le falta al debate sobre la ley trans, e incluso, la hipótesis de una cuestión generacional de fondo a la hora de entender sus implicaciones.

Lo señaló el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero poniendo como ejemplo su cambio de parecer al respecto.…  Seguir leyendo »