Ethan Wu

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

No sobrestimar la recuperación de la COVID-19

La economía mundial se ha levantado desde las profundidades del desplome inicial por la COVID-19, pero su recuperación ha sido tibia, desigual y frágil... y probablemente continúe así en el futuro previsible.

Comencemos por las buenas noticias: el comercio mundial de mercancías experimentó un fuerte rebote, coherente con las señales de recuperación en la demanda de bienes por los hogares en muchas economías, incluso mientras las restricciones de salud pública y las preocupaciones de los consumidores continúan afectando la demanda de servicios.

Además, los mercados financieros resistieron sorprendentemente bien y las bolsas de valores en muchos países recuperaron o incluso superaron los niveles prepandemia.…  Seguir leyendo »

La economía mundial está al borde de su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. Como deja en claro el recientemente renovado índice Brookings-FT TIGER (que rastrea los índices para la recuperación económica global), la actividad económica, los mercados financieros y la confianza del sector privado se están desmoronando. Y si la cooperación internacional se mantiene en su nivel actual, por delante nos espera un colapso mucho más severo.

Sin duda, la actual caída extraordinariamente marcada podría resultar relativamente breve y la actividad económica podría regresar a los niveles previos una vez que la curva de contagio del COVID-19 se aplane.…  Seguir leyendo »

La desaceleración económica mundial se está convirtiendo en un estancamiento sincronizado, en el que algunas economías importantes crecen solamente de manera débil y otras apenas mínimamente, o incluso se contraen ligeramente. Al menos por ahora, los temores de una inminente recesión mundial parecen prematuros. Sin embargo, los responsables de la formulación de políticas tienen poco apetito por realizar reformas fundamentales y espacio limitado para un estímulo macroeconómico eficaz; y, consiguientemente, aparentan estar perdidos respecto a encontrar formas para reactivar el crecimiento.

Las raíces de la desaceleración no son difíciles de discernir. Las persistentes tensiones comerciales, la inestabilidad política, los riesgos geopolíticos y las preocupaciones sobre la eficacia limitada del estímulo monetario continúan erosionando el sentimiento de las empresas y los consumidores, frenando así el crecimiento de la inversión y la productividad.…  Seguir leyendo »

Cada vez suenan más fuerte las alarmas sobre una inminente recesión mundial. Según los últimos índices TIGER de Brookings-Financial Times, que dan seguimiento a la recuperación económica global, el ritmo de crecimiento está en declive en prácticamente todas las grandes economías del planeta. Es inquietante lo que esto anuncia en el largo plazo, dado que las opciones de política macroeconómica para estimular el crecimiento son limitadas.

La actual desaceleración es principalmente resultado del débil sentimiento de negocios y de consumo, incertidumbres geopolíticas y tensiones comerciales. Son factores que han debilitado la inversión corporativa y, además, podrían afectar las perspectivas de crecimiento futuro.…  Seguir leyendo »