Eugeni Gay Montalvo

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

He escrito con anterioridad en este mismo diario que el pretendido referéndum del día primero de octubre no iba a celebrarse, como así será. Insistir en las razones que en su momento aduje me parece innecesario, pues han sido sobradamente formuladas y recogidas, en última instancia, en el dictamen del Consell de Garanties Estatutaries previsto en el artículo 76 de nuestro Estatuto de Autonomía, cuyas competencias, en parte, fueron declaradas inconstitucionales por el TC en su sentencia del 2010 a pesar de no haber sido incomprensiblemente recurrido, ni por el Partido Popular, ni por el Defensor del Pueblo, pues en el indicado artículo se contemplaba que los informes del Consell tenían carácter vinculante para el Parlament, algo insólito en el mundo de los estados democráticos de derecho.…  Seguir leyendo »

La Unión Europea ha representado el mejor de los esfuerzos por conseguir pacíficamente un marco jurídico y convivencial integrador de los valores acuñados a través de los siglos por los pueblos que la conforman, preservando la cultura y la identidad de todos y cada uno en un esfuerzo común por acomodarse a las exigencias de una comunidad internacional cada día más global. Sus fundadores la concibieron como una necesidad para terminar con las guerras que tanto nos habían desangrado, pero también para crear un nuevo concepto de ciudadanía más allá de los estrechos márgenes de nuestras fronteras; advirtiendo, sin embargo, que ello no podía realizarse de una vez por todas, sino a partir de pequeñas realizaciones concretas sustentadas en unos determinados intereses, pero también en unas ideas y valores que confluyeron en una finalidad común más allá del simple mercado por el que iba a comenzarse.…  Seguir leyendo »

En sus ‘Soledades’, Antonio Machado escribía premonitorio: “La aurora asomaba lejana y siniestra…/ El lienzo de oriente sangraba tragedias…/En la vieja plaza de una vieja aldea,/erguía su horrible pavura esquelética / el tosco patíbulo de fresca madera…”. Los acontecimientos que desde hace demasiado tiempo vivimos en este rincón de la vieja Europa –aldea del mundo global–, observamos con pesar cómo en el lienzo de nuestro Oriente también la aurora asoma siniestra y sangra en tragedias cotidianas de las que el Mar Nuestro sirve de tumba de inocentes, mientras en sus riveras esperan en el limbo jurídico concentrados o estabulados, los desheredados de la tierra; aquellos que lo han perdido todo y en su éxodo fatal piden auxilio y cobijo en nuestro solar huyendo de las hambrunas y las guerras.…  Seguir leyendo »