Eva Hoffman

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Among the most chilling developments in the rise of the Islamic State is that so many citizens of Western countries have joined the group’s ranks, becoming suicide bombers and beheading hostages.

Why do hundreds of Muslims, many of them educated and from middle-class backgrounds, leave comfortable Western democracies to join a brutally barbaric movement? What makes young men and women susceptible to the extremist Islamist message?

As he watched the rise of the Nazis in the 1930s, Sigmund Freud described the dangerous appeal of authoritarian leaders and the satisfying self-aggrandizement that their followers experience when they subsume their personalities in an ideology or group.…  Seguir leyendo »

L’une des évolutions les plus effrayantes de la montée en puissance de l’organisation Etat islamique réside dans le nombre ahurissant de citoyens occidentaux qui rejoignent les rangs du groupe, pour devenir kamikazes ou bourreaux d’otages. Comment expliquer que plusieurs centaines de musulmans, en grande partie instruits et issus de la classe moyenne, quittent le confort des démocraties occidentales pour se joindre à un mouvement d’une violence aussi barbare? Comment expliquer qu’un certain nombre de jeunes soient aussi réceptifs au message de l’islamisme?

Tandis qu’il assistait à l’avènement du nazisme dans les années 1930, Sigmund Freud s’intéressa au dangereux pouvoir d’attraction des dirigeants politiques autoritaires, et à cet épanouissant sentiment d’auto-glorification ressenti par leurs partisans dès l’instant où ces derniers soumettent leur individualité à une idéologie ou à un groupe.…  Seguir leyendo »

Una de las situaciones más escalofriantes del surgimiento del Estado Islámico es que tantos ciudadanos de países occidentales se hayan unido a las tropas del grupo para convertirse en terroristas suicidas y decapitar rehenes. ¿Por qué cientos de musulmanes, muchos de ellos cultos y provenientes de la clase media abandonan las cómodas democracias occidentales para unirse a un movimiento brutalmente primitivo? ¿Qué torna a jóvenes hombres y mujeres susceptibles al mensaje islámico extremista?

Mientras observaba el surgimiento de los nazis en la década de 1930, Sigmund Freud describió el peligroso atractivo de los líderes autoritarios y el satisfactorio autobombo que experimentaban sus seguidores cuando subsumían sus personalidades a una ideología o un grupo.…  Seguir leyendo »

La campaña por la dirección del Partido Laborista británico no suele ser un acontecimiento trascendental, pero la reciente contienda entre dos hermanos – David y Ed Miliband- no sólo ha brindado material para un fascinante drama familiar, también ha ilustrado algunas peculiaridades de las culturas democráticas que con frecuencia pasan inadvertidas y la extraña relación entre lo personal y lo político que forma parte de la jerarquía del protocolo democrático.

La política – o al menos el ejercicio del poder- era tradicionalmente un asunto familiar. Por lo general, los reyes anhelaban herederos masculinos, porque la investidura del poder se hacía por linaje filial y se distribuía mediante conexiones tribales.…  Seguir leyendo »