Fernando Fernández Méndez de Andés

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Una vez más, el cainismo de la política española está por encima de la razón de Estado. Gran parte de la opinión pública y de la clase política prefiere a un irlandés de vicepresidente del BCE antes que al ministro de Economía. No estoy seguro que entiendan el alcance de lo que proponía el gobernador del Banco Central de Irlanda en una tribuna en estas páginas.

Philip Lane proponía hacer magia financiera para crear un activo europeo seguro libre de riesgos que reemplace a la deuda pública de los Estados en las carteras de los bancos europeos, sin mutualizar ni compartir riesgos.…  Seguir leyendo »

A propósito de la sentencia del Estatut escribí que el nacionalismo catalán creía haber llegado a su momento en la historia. Las fronteras internacionales solo se abren en tiempos de cambio revolucionario como los vividos con la caída del imperio soviético, la consiguiente gran ampliación de la Unión Europea y su consolidación como una entidad política supraestatal que ofrece servicios históricamente reservados al Estado moderno: seguridad y defensa, ciudadanía, comercio y moneda. Esa convicción se ha plasmado en un golpe al Estado constitucional de la España de las autonomías.

Ante el fracaso colectivo de un Estado presuntamente fallido, todos buscamos culpables.…  Seguir leyendo »

¿Es la política monetaria el instrumento adecuado para impulsar el crecimiento económico en una unión monetaria imperfecta?, ¿no se ha colocado el BCE, la única institución verdaderamente federal en la UEM, en una situación imposible al prometer lo que no puede dar?

Este papel aborda las posibles incompatibilidades entre la política monetaria que persigue la estabilidad económica y la política regulatoria y supervisora que busca la estabilidad financiera. El uso exhaustivo de ambas políticas, monetaria y regulatoria, por parte de la Unión Europea y el protagonismo creciente que en ambas ha desempeñado el BCE ha dado lugar a incoherencias crecientes y suscita dudas razonables sobre su eficacia.…  Seguir leyendo »

Las coincidencias en los programas económicos del PSOE y el PP son mayores de lo que ambos quieren reconocer ante sus electores. Los dos tienen como objetivo fundamental anclar a España en el euro y crear empleo. Lo primero significa que la disciplina europea no se discute; ya se ha encargado Bruselas de recordarnos que necesitamos más ajuste fiscal. La pertenencia a una unión monetaria implica una cesión voluntaria y democrática de soberanía que se traduce en unas reglas fiscales de obligado cumplimiento. Los dos partidos quieren renegociar esas reglas y conseguir objetivos más flexibles, un calendario más dilatado de consolidación fiscal.…  Seguir leyendo »

Tiempo de costuras

Nos hemos pasado la campaña electoral hablando de Borgen y de Juego de tronos, de Dinamarca y de Florida, pero la aritmética de las urnas hace que tengamos que elegir entre Alemania o Italia. Fuimos convocados a elegir entre la modernidad nórdica, minimalista, solidaria y competitiva, y la viciosa y corrupta Florida del ladrillo y del pelotazo. Y elegimos España: una mezcla explosiva y cambiante, donde siempre hay alguien dispuesto a partirte la cabeza, donde no se perdona la excelencia ni el éxito y la mediocridad se disfraza de igualitarismo. En este país nuestro la aritmética electoral ha sido implacable.…  Seguir leyendo »

Grecia: ahora, más Europa

El corralito griego estaba cantado. No había alternativa. Ni para Grecia, ni para la unión monetaria. Cuando los depositantes griegos han perdido la confianza en el valor de sus ahorros, cuando depende de un referéndum que tengan euros o nuevos dracmas, cualquier persona informada prefiere guardar sus euros bajo el colchón. Una semana es una eternidad. La opinión pública sigue confiando en un acuerdo de última hora. Se citan razones geopolíticas, económicas o morales para que Grecia permanezca en el euro. Las primeras no pueden seguir imponiéndose a la realidad económica. Ese ha sido el problema griego desde el principio, desde su entrada en la UE.…  Seguir leyendo »

La posibilidad de que Escocia vote sí a la independencia tiene perplejos a los mercados financieros. Quizás nadie como David Folkerts-Landau, economista jefe y consejero del Deutsche Bank, haya acertado a describir esa confusión. El hecho de que alguien esté dispuesto a abandonar una unión económica y política de tanto éxito como Reino Unido —una unión que muchos en Europa buscan desesperadamente emular— para enfrentarse solo a un mundo inseguro, geopolíticamente inestable y en un entorno económico y financiero sumamente estresado, le resulta incomprensible. Huelga añadir que esa perplejidad se extiende en mi caso a Cataluña.

Detrás de esta aventura hay razones culturales, históricas y sobre todo emocionales.…  Seguir leyendo »

Mercados y analistas han saludado las recientes decisiones del BCE. Se le reconoce que ha ido prácticamente al límite de las denominadas medidas no convencionales. Se ha situado incluso donde ningún otro gran banco central se ha atrevido, cobrando a las entidades financieras por los excesos de liquidez que depositan en la seguridad de las bóvedas de Fráncfort. Cierto que no se ha comprometido aún a comprar títulos de deuda de empresas privadas de tamaño mediano para hacer llegar el crédito a los más necesitados, como se viene reclamando desde algunos sectores. Pero el mero hecho de que anuncie que se están ultimando los preparativos técnicos, y de que el gobernador del Banco Central de Alemania haya aceptado su utilización, es una prueba irrefutable de cuánto camino ha recorrido la autoridad monetaria europea para hacer realidad la promesa de su presidente en el verano de 2012 de hacer todo lo que fuera necesario para salvar el euro, asentar la recuperación económica, consolidar el crecimiento y ayudar a la creación de empleo.…  Seguir leyendo »

España recauda poco y mal

España recauda poco porque pese a tener tipos impositivos nominales altos la recaudación efectiva es baja. Un ejemplo: si se aplicara la estructura actual del IVA español a la base tributaria alemana, la recaudación en términos del PIB sería básicamente como la española. Así que menos ruido con el fraude, aunque siempre será bueno combatirlo, y más atención a los mecanismos legales de elusión fiscal, a las excepciones, deducciones y bonificaciones que explican los bajos tipos efectivos y la penuria de la recaudación.

España recauda mal porque obtiene una parte excesiva de sus impuestos de la tributación directa, manifiestamente excesiva si incluimos en el cómputo las cotizaciones sociales, que son un impuesto desestructurado sobre las nóminas y el empleo.…  Seguir leyendo »

La organización territorial del Estado ha sido, junto con la cuestión religiosa y el atraso económico, motivo de debate permanente entre españoles. Intelectuales, políticos, militares, burgueses y proletarios se han pasado medio siglo XIX y XX discutiendo las esencias de la patria. Es, como decía Ortega, un problema irresoluble, solo conllevable. Pero creo que ya va siendo hora de que los economistas aportemos también nuestro granito de arena a la discusión, porque está en juego la prosperidad común.

La Constitución de 1978, y sobre todo su interpretación posterior por el Tribunal Constitucional, el único legitimado para hacerlo, ha resultado en un Estado de las Autonomías de difícil encaje conceptual, pero que es una realidad política establecida.…  Seguir leyendo »

José Luis Rodríguez Zapatero presentó el miércoles el mayor programa de ajuste fiscal de la democracia española. Nunca antes se había reducido el sueldo a más de tres millones de trabajadores ni se habían congelado las pensiones incumpliendo el pacto de Toledo. Para un presidente que ha hecho de los derechos sociales el núcleo central de su programa y que una semana antes se comprometía solemnemente a que nunca haría un ajuste fiscal rápido ni drástico, supone un giro verdaderamente planetario hecho a espaldas de todos los agentes sociales y políticos. Empieza una nueva legislatura, haya o no elecciones anticipadas, porque ha surgido en el escenario político Zapatero II el reformista y es obvio que ha de cambiar sus apoyos parlamentarios.…  Seguir leyendo »

España necesita un ajuste fiscal permanente de cincuenta mil millones de euros, cinco puntos del PIB. No se crean que es todo el déficit y con ello equilibramos las cuentas. Es menos de la mitad, mi previsión para este año es que se nos va por encima del doce por ciento. Pero admitamos que la crisis genera gastos extraordinarios y mermas temporales de ingresos que se corrigen solos. Son los famosos estabilizadores automáticos y hay amplio consenso en dejarlos actuar. La polémica actual sobre los impuestos, una vez despojada de la demagogia peronista al gusto del Presidente Zapatero, no va de financiar la crisis sino de cómo garantizar la recuperación, de cómo hacer frente al déficit estructural que es el verdadero lastre de la economía española.…  Seguir leyendo »

Hay que agradecer al nuevo ministro su oferta de un Pacto Nacional de Educación. Hay que suponer también que es compartida por el Presidente de Gobierno y que supone una renuncia implícita a su política de hacer de la educación espacio preferido de confrontación ideológica. Hay que confiar por último que este Pacto se entendiese con voluntad de permanencia, no como mera operación táctica o coyuntural, como una nueva foto para visualizar el activismo del ejecutivo. Un pacto que ha de nacer del acuerdo de los dos grandes partidos mayoritarios, que son los llamados a gobernarlo, y que estuviera abierto a los agentes sociales y profesionales de la educación, pero que no dependiera de ellos.…  Seguir leyendo »

Tiene razón el gobernador del Banco de España cuando afirma: «Hasta el momento, las autoridades públicas de la mayoría de los países han resistido con notable éxito las tendencias intervencionistas y nacionalistas y se han dado pasos determinantes en la búsqueda de soluciones cooperativas en el ámbito financiero». Las lecciones de la crisis del 29 son demasiado evidentes para olvidarlas. Pero no estoy seguro que se haya hecho todo lo posible, ni siquiera que pasado el miedo al derrumbe del sistema financiero los países no vuelvan a las andadas. No debo ser el único que anda preocupado, el hoy director del departamento del Mercado de Capitales del FMI y anterior subgobernador de la autoridad monetaria española, José Viñals se ha visto obligado a alertar que se está perdiendo la oportunidad irrepetible de adoptar a escala internacional un nuevo modelo de regulación y supervisión financiera, y que si no se hace ahora no se hará nunca.…  Seguir leyendo »