Fernando Giner

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

“Todas las familias felices se parecen entre sí; las infelices son desgraciadas a su propia manera”, León Tolstói.

Todo populismo se parece entre sí y, en Valencia, fracasa a su propia manera. En 2015 se firmó en la capital del Turia el “gran contrato municipal”, apadrinado por un intercambio de poderes a nivel autonómico. Lo acordó el señor Ximo Puig, como presidente de la Generalitat, con el apoyo de Compromís a cambio de que el señor Joan Ribó se convirtiera en alcalde de Valencia con el apoyo del PSPV-PSOE.

Este contrato municipal exigía crear concejalías ajustadas a cada miembro de Compromís, PSPV y Podemos para adjudicarse una ciudad sin modelo ni proyecto común, y asegurando a cada concejal una cuota de poder y libertad de acción en su reino de taifa.…  Seguir leyendo »

El gran contrato social de solidaridad intergeneracional reside, en gran parte, en apoyar y facilitar la vida y el trabajo al autónomo y a la pyme.

En muchos aspectos, España sigue estando diseñada y legislada para una sociedad de tipo industrial perteneciente al siglo XX, donde la memoria era la base de la educación, la productividad se basaba en las economías de escala y la vida laboral comenzaba a los 25 y, tras cuarenta años cotizando, llegaba la jubilación, con una esperanza de vida de 73 años. Una sociedad, en la que su célula más preciada, la familia, tenía un comportamiento prácticamente estándar y homogéneo, con capacidad de endeudamiento gracias a un trabajo estable, un empleo para toda la vida en la misma empresa con 14 pagas, además de un mes entero de vacaciones en agosto, horarios de ocho horas de lunes a viernes y derechos acumulados.…  Seguir leyendo »