Fernando Múgica

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Elecciones en su bucle nacionalista

Con su calendario democrático, mañana se celebrarán elecciones al Parlamento Vasco, 40 años después de las primeras, en 1980. La campaña electoral ha prestado especial atención a los efectos de la pandemia Covid-19, y tiene otros mensajes tradicionales que conocemos desde hace décadas y que apenas han cambiado. Para un visitante extraño que llegue desde lejos o de otro tiempo, además de la preocupación por la crisis en Euskadi suena una cacofonía que repite sin cesar el mantra de sus derechos históricos y el autogobierno, bálsamo milagroso de una sociedad narcotizada.

La inquietud común es recuperar la actividad y empleo destruidos en la crisis sanitaria, y evitar sus daños sosteniéndose entre todos.…  Seguir leyendo »

Tres tragedias se ciernen sobre España desde las elecciones generales celebradas en noviembre de 2019, el año en que definitivamente perdimos el tiempo y entramos todos en rumbo de hundimiento.

La primera tragedia, de política territorial identitaria, comienza en enero de 2020, cuando Pedro Sánchez, secretario general del partido socialista, es investido presidente del Gobierno con el apoyo de la más alambicada y contrahecha mayoría parlamentaria que se recuerda. Requirió la abstención de independentistas como Esquerra Republicana de Cataluña y Euskal Herria Bildu, partidos minoritarios que apenas suman 1.146.000 votos (4,76% del total) y desde antiguo propician el despiece de España, porque no les gusta, y dicen que no les conviene ni les interesa.…  Seguir leyendo »

George Orwell decía que «el lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras suenen confiables y el asesinato, respetable». Así ocurre ahora en Navarra. El nuevo Gobierno que presumiblemente presidirá María Chivite se anuncia como cambio y progreso, según la retórica oficial del Partido Socialista de Navarra y de la coalición nacionalista vasca Geroa Bai impulsada por el PNV. Con la participación de Podemos y el respaldo de Izquierda-Ezkerra. Y con el apoyo en la sombra del partido heredero del terrorismo vasco, EH Bildu, de cuya abstención depende no sólo la investidura sino la aprobación o modificación de cualquier ley que proponga este Gobierno al Parlamento foral.…  Seguir leyendo »

Las aritméticas parlamentarias han reactivado la retórica complaciente de los nacionalistas vascos. Con asombro, escuchamos decir que se ofrecen a pactos para consolidar el progreso en Navarra. Y que apuestan por la moderación y el entendimiento para garantizar la estabilidad y gobernabilidad de España.

Bajo su propaganda interesada se encuentran los riesgos del país. Mientras los nacionalistas alcanzarían más territorio, poder y dinero, otros obtendrían ahora las ventajas de sus apoyos para gobernar durante un tiempo. Y juntos endosarían a la sociedad española los inconvenientes y daños constitucionales a largo plazo. Esos pactos beneficiarían injustamente a unos pocos a costa de perjudicar indebidamente a la mayoría de los españoles, y anticiparían daños futuros en Cataluña.…  Seguir leyendo »

El terrorismo de ETA terminó en 2011, y desde entonces Cataluña recibe constantes visitas de nacionalistas vascos que ahondan las divisiones internas entre los catalanes. Buscan en Cataluña aliados contra España, y extender su relato para verificar que sea bueno lo que han hecho en el País Vasco. En 2012 por primera vez un presidente de la Generalitat se sumó a la manifestación de la Diada por la independencia, y muchos catalanes anhelaron la mística racial y lingüística de esos vascos que ya no disparaban en la nuca a sus adversarios. Ahí empezaron las persecuciones civiles entre catalanes, y el deterioro hasta su actual tiempo catastrófico.…  Seguir leyendo »

En estos días los medios de comunicación y redes sociales del País Vasco se han colmado de hagiografías y panegíricos sobre Xabier Arzalluz, muerto a sus 86 años, con toda clase de loas que intentan agigantar su figura y presentarlo como si fuera el gran iluminador de la sociedad vasca y de su tiempo.

La Historia, sin embargo, no le depara un buen lugar si empezamos por recordar que Arzalluz, presidente del Partido Nacionalista Vasco desde 1980 hasta 2004, confesó la relación de complementariedad de su partido con el terrorismo: «Unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces». El mismo tormento realizado desde dos puntos de vista diferentes, unos matando y otros apoderándose de las instituciones.…  Seguir leyendo »