Francesc Reguant

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El Plan Hidrológico del Ebro, tanto el recientemente aprobado como los futuros, es un tema complejo, y un tema complejo requiere soluciones complejas. Los eslóganes simplistas no encajan bien con la complejidad y pueden ser detonantes de mayor conflictividad, sobre un tema ya de por sí explosivo. El agua es un recurso natural esencial y escaso. Las múltiples demandas agrícolas, urbanas y medioambientales pueden ser todas ellas legítimas pero la limitación del recurso exige priorizar, gestionar y, sobretodo, tomar decisiones.

Hablo de complejidad porque las certezas no nos conducen a la solución. Intentaré explicarme. Es cierto que el delta se hunde (algo que seguirá así mientras existan los actuales pantanos).…  Seguir leyendo »

Catalunya ha consolidado un potente y competitivo ‘cluster’ cárnico-ganadero basado principalmente en el sector porcino. El ‘cluster’ articula una densa población de granjas con las industrias proveedoras de materias primas, las industrias transformadoras y numerosas empresas de servicios. En resumen, se trata de una sólida base de nuestra economía. A su vez, la apuesta por la ganadería intensiva ha sido una opción que ha permitido ofrecer alternativas productivas a unas tierras de secano condenadas al abandono y la despoblación. Ha sido, por tanto, la mejor herramienta de desarrollo rural de los últimos 50 años.

La competitividad alcanzada, junto con las tendencias globales que apuntan a un notable incremento del consumo de carne en los países emergentes -al margen de ciclos bajistas coyunturales como el actual-, ha propiciado una expansión continuada de la producción.…  Seguir leyendo »

Cuando comenzó la guerra civil mi padre tenía 12 años. A pesar de su edad redactó un diario sobre lo que estaba sucediendo. De este diario sorprende que la mayor parte de sus contenidos hablen de comida. Es decir, a los ojos de aquel niño, en un entorno bélico, lo que más le preocupaba era saber cómo se las ingeniaría su padre para conseguir alubias. Guerra y hambre han sido siempre ingredientes de un mismo plato. Y, por supuesto, el alimento ha sido arma de guerra. Cortar el abastecimiento, quemar cosechas está en el abecé de la guerra clásica. Precisamente, como respuesta a las penurias de la guerra y la posguerra mundial, se estableció en Europa la Política Agraria Europea (PAC) con el objetivo de garantizar alimentos suficientes y a precios asequibles a toda la población.…  Seguir leyendo »

La FAO ha alertado de una nueva crisis de precios alimentarios y esta vez todos los medios de comunicación lo han destacado, lo que expresa una sensibilidad creciente sobre el tema. De hecho, estamos hablando de un dejà vu tanto por sus causas como por sus consecuencias. En cinco años hemos vivido ya tres crisis de precios de los alimentos básicos, con graves consecuencias, con millones de personas abocadas a la desnutrición y un detonante de inestabilidad político-social. Recordemos que las revueltas de Túnez y Egipto se iniciaron tras duplicarse el precio del pan. El grito en la calle era: pan y libertad.…  Seguir leyendo »

Los medios de comunicación recogen las protestas de los agricultores ante unos precios desajustados. Tras esta realidad, la palabra volatilidad parece resumir todo lo que pasa. Tanto la Unión Europea (UE) como, por primera vez, el G-20 tratan de la variabilidad de los precios agrícolas como problema de primera magnitud. La preocupación procede del alto poder desestabilizador del incremento agudo del precio de los alimentos básicos. Sin embargo, ni todo son precios, ni todo es volatilidad. Bajo una misma etiqueta se identifican problemas muy distintos, que requieren respuestas ajustadas a cada tema.

La alta volatilidad es intrínseca a la agricultura. Los alimentos tienen una demanda muy inelástica y pequeñas modificaciones de oferta generan respuestas multiplicadas en los precios.…  Seguir leyendo »

Coincidiendo con la escalada de precios de los alimentos y sus evidentes consecuencias vuelve a reclamarse la regulación de los mercados de futuros sobre productos alimentarios básicos (cereales, soja, etcétera). El propio presidente francés, Nicolas Sarkozy, abanderó esta reivindicación en la última reunión del G-20. De hecho, se trata de un déjà vu, un objetivo que emergió con fuerza en la anterior crisis de precios de los alimentos (2007-2008) para ser olvidado cuando la burbuja especulativa se deshinchó. Sin embargo, ante las proclamas reguladoras, algunas voces han puesto el grito en el cielo defendiendo la lógica del mercado libre.

¿Son los mercados de futuros los culpables de tal desaguisado?…  Seguir leyendo »

La cosecha de trigo de Rusia se ha visto seriamente afectada por la severa sequía y la ola de calor que el país ha sufrido este verano. A los fondos especulativos les ha faltado tiempo para entrar masivamente en los mercados de futuros agrarios y provocar una espectacular subida de los precios del trigo. Rusia, para asegurar el aprovisionamiento de su población, ha paralizado las exportaciones de trigo hasta el 2011. Con ello ha añadido más razones para tensar los precios y el maíz y otros cereales se han sumado a las subidas.

Como era de esperar, se ha incrementado el precio de los piensos, poniendo de nuevo en dificultades a los ganaderos.…  Seguir leyendo »

No hace tantos años que las realidades rural y urbana eran dos mundos separados. Tras las murallas intangibles de la metrópolis industrial existía otro mundo poco conocido, percibido en blanco y negro, vinculado a una agricultura empobrecida capaz de enviar miles de emigrantes a la ciudad. Sin embargo, en las últimas décadas todo ello ha cambiado. Las comunicaciones han mejorado, facilitando la deslocalización industrial, la doble residencia y el turismo rural. A su vez, la telemática ha abierto las puertas a la deslocalización de los servicios. Así los dos mundos han pasado a solaparse: el mundo urbano ha pasado a ocupar el mismo territorio que el rural.…  Seguir leyendo »

La crisis económica está desviando toda nuestra atención hacia lo inmediato, pero no hay que olvidar los deberes que nos imponen los retos del siglo XXI. Hemos abierto las puertas del futuro, pero con la mochila cargada de piedras del pasado. Hasta ahora hemos vivido de préstamo. En apenas dos siglos hemos dilapidado los ahorros geológicos y medioambientales del planeta, ahora nos toca devolver el préstamo y organizarnos para que podamos vivir en un mundo confortable, pero a su vez sostenible. Los retos son muy importantes. En primer lugar, el previsible agotamiento de los combustibles fósiles requerirá, ya en la primera mitad de siglo, una verdadera revolución en el consumo y la producción energética.…  Seguir leyendo »

La comparación entre agricultura convencional y agricultura ecológica es un tema excesivamente controvertido, dado que se trata de opciones con espacio propio y, probablemente, sinérgico.

La agricultura ecológica surge como reacción frente al abuso de determinados agroquímicos y la evidencia de su nocividad. Ante ello, se propone una agricultura que solo use productos naturales, que no atente contra las condiciones de vida de la ganadería y sea cuidadosa con el entorno natural. Esta es la principal aportación de la agricultura ecológica: su sensibilidad y defensa de una agricultura sostenible frente a otras consideraciones productivas o comerciales. Esta batalla ya la ha ganado al poner en evidencia la soberbia tecnológica de algunos desarrollos.…  Seguir leyendo »

En su 50° aniversario, en plena crisis económica, el Grupo Guissona aparece como una excepción. No se trata de un brote verde, se trata de un éxito que se construyó desde el principio. Es la historia de cómo una pequeña cooperativa agropecuaria de una modesta población rural de 2.000 habitantes de la semiárida comarca de la Segarra pasa a ser la primera empresa cárnica de España y una de las más importantes de Europa, con más de 3.300 trabajadores y una flota de más de 500 vehículos. Hoy el Grupo Guissona es un complejo industrial que integra la producción agrícola y ganadera, su transformación y distribución directa a través de las 360 tiendas Bonàrea.…  Seguir leyendo »

Estos días asistimos a continuadas protestas de los agricultores. Nos explican que han perdido rentabilidad en sus producciones hasta niveles económicamente insoportables. Las movilizaciones son, sobre todo, un grito a favor de la supervivencia de la agricultura europea. Ante ello, la respuesta ciudadana frecuentemente es de incomprensión y, si a las protestas se le añaden unos grados de violencia, el rechazo puede ser importante (algo que deberían tener en cuenta los agricultores). Los agricultores saben que –a fuerza de mejoras de productividad sobre un suelo productivo invariable– han pasado a ser una minoría en la sociedad y temen que sus protestas se pierdan por falta de volumen.…  Seguir leyendo »

A fuerza de ser proclamadas unánimemente, algunas afirmaciones se convierten en axiomas, en verdades indiscutibles. Pero la historia ha enterrado muchas de esas verdades evidentes y me atrevo a predecir cuál será una de las próximas: la idea de que el proteccionismo agrario –sin matices– de los países desarrollados es un gran freno al desarrollo de los países no industrializados.

Según ese axioma, la protección de la agricultura, además de distorsionar los flujos comerciales, deprime los precios agrícolas y limita las rentas posibles de los países que tienen en la producción agraria su principal baza comercial. Ello no impide que cuando se plantea una mayor liberalización, la agricultura surja siempre como actor en discordia.…  Seguir leyendo »