Francisco Rodríguez Adrados

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Soy helenista en mi raíz, pero no sólo: los griegos me han empujado siempre a salirme de los griegos. A buscar para la vida política y para muchas otras cosas su encaje y sus precedentes históricos. En artículos de periódico, en libros. No he actuado en política. Sí en temas conexos, la enseñanza, por ejemplo, muchas veces, pero siempre buscando precedentes, raíces, contrastes. Y ahora ahí está Pedro Sánchez. Ya escribí cosas sobre él. ¿Qué significa en realidad?

Dos cosas principales. Primero, su novedad, no tan completa. Segunda: con él el socialismo pierde elecciones, en parte por su culpa, asusta. Muchos socialistas, incluso en los órganos del partido, reaccionan en contra, le dejan pocas posibilidades.…  Seguir leyendo »

Llevo pensando sobre la Democracia y España creo que desde 1931, fecha que no permite confusiones: 80 años, no está mal. Escribiendo en los periódicos desde 1962, aquí en ABC: hasta ahora mismo. En «El País» desde 1976, recién fundado, hasta 2007: lo dejé a raíz de un editorial apoyando al juez Garzón cuando removía los más tristes recuerdos de la guerra civil. También en «La Razón» y, antes, en periódicos que echo de menos: «Ya», «El Independiente», «el Sol». Y escribí libros sobre este tema desde mi Ilustración y Política en la Grecia Clásica, de 1966, luego reeditado como La democracia ateniense.…  Seguir leyendo »

Por supuesto que toda persona es igual a las demás. Ante el gobierno y el juez, todos los españoles somos iguales en nuestros derechos fundamentales. Y todos tenemos, también, derecho a un trato correcto, sin discriminaciones.

Pero el tema de la igualdad ha sido objeto, a través de la Historia, de mil debates. Por ejemplo, muchos pedían la igualdad económica, hasta dijeron los comunistas que ellos iban a traerla. La verdad, a veces lo que traían era la igualdad en la miseria y la opresión.

Los hombres piden igualdad porque son hombres. Pero difieren individuo a individuo, son desiguales: en estatura, en fuerza física, en dinero, en saberes especializados.…  Seguir leyendo »

Son tan tristes tantas cosas que vemos en torno, que a uno se le quitan las ganas de escribir sobre ellas. Un cierzo fanático ha quebrado el pacto del 78. Y el ansia económica ha traído la corrupción y la crisis. «¿Quién podría saciarlos a todos?» escribía Solón. Vivir de créditos y préstamos es al final malo.

Perderse en el tiempo y en la geografía es ver que todo pasa —y todo vuelve—. Que todo está mezclado, incluso lo excelente y lo deteriorado, que a veces la esperanza acaba por cumplirse. Algo de eso diré.

El otro día saludé en la Academia a Don Felipe.…  Seguir leyendo »

Al día siguiente de unas elecciones como estas, es natural que muchos reclamen la victoria. Y, por supuesto, Convergencia y Unión lo hacen con derecho pleno, el PP también, si se compara el pasado. Y los socialistas y sus socios independentistas del tripartito han perdido el poder. Y los nacionalistas aventajan en resultados al PP y Ciutadans.

Pero esta es solo la primera mirada. En la segunda vemos que los votos de Convergencia y Unión no llegan al 40 por ciento de los votantes y, dado que éstos vienen a ser un 60 por ciento del censo, es claro que sus votantes son el 40 por ciento del 60 por ciento, es decir, en torno a una cuarta parte de los catalanes.…  Seguir leyendo »

Me refiero, claro, a la y griega. No exactamente la Real Academia Española, pero una serie de instituciones en conexión con ella querían llevar a una reunión de Academias de la Lengua Española que va a celebrarse en Guadalajara (Méjico) una propuesta para la reforma ortográfica del español en la que figuraba, entre otras cosas, una propuesta para declarar extinto el nombre de esa letra desgraciada. Se llamaría en adelante ye, algo que, dicen, ya propuso en su día un gramático del siglo XIX y que, además, dicen que se dice en algunos lugares de América.

Tontería, eso no es reforma ortográfica, es reforma de una nomenclatura.…  Seguir leyendo »

Hay que celebrar que, por la voz del Sr. Rajoy en la Tercera de ABC del 1 de Agosto, el Partido Popular se involucre en la lucha por la reforma educativa, por la que tantísimos clamamos. Dice grandes verdades. Por ejemplo, que en España ha habido, en el último cuarto de siglo, un único modelo educativo, el del PSOE, con su LODE de 1985, su LOGSE de 1990, su LOE de 2006. Yo añadiría la Ley General de Educación de 1970, que les abrió el camino del crecimiento cuantitativo y la rebaja cualitativa. Añade Rajoy, le aplaudo, que ese modelo ha fracasado.…  Seguir leyendo »

Degradar a la mujer y al hombre es lo que, sin quererlo, hacen todos los días con sus ocurrencias la ministra del ramo y otras más. Hombre y mujer son iguales en cuanto seres humanos, desiguales en cuanto son variantes complementarias del mismo ser. Y se pueden rectificar abusos tradicionales, pero no es justo imponer legalmente una igualdad mecánica, artificial e injusta y una desigualdad no menos injusta. Esto llega hasta el lenguaje. Todo lo que atañe a la mujer, según la curiosa teoría de moda, debe ser de género y aun de sexo femenino y terminar en -a. Y no siempre es verdad.…  Seguir leyendo »

Intento, simplemente, comprender una serie de hechos históricos y sociales que hoy tenemos encima todos los hombres.El centro está en la tendencia igualitaria, que crece y es vista como racional y liberadora. Promete, en todo el mundo, nuevos niveles de libertad y bienestar también a las mujeres y a las razas más desfavorecidas. Obama es, por ejemplo, un negro americanizado, un americano más, como antes tantos polacos, italianos, alemanes, tailandeses, hispanos.

Pero el tema es complejo. Este igualitarismo llega a expensas de las culturas tradicionales, entre nosotros y fuera, amenaza su destrucción. Haría falta una conciliación. Estas culturas eran y son estructuras jerarquizadas que abarcan lo social, político, religioso, material, moral.…  Seguir leyendo »

Los cito por el orden de sus presidencias. Y los cito juntos porque hago, para algún punto, un mínimo ensayo de vidas paralelas, un ensayo, por supuesto, infinitamente incompleto. Pero la comparación es difícil. De Bush, el primero de los dos, el anterior presidente, apenas existe un juicio sereno, está demasiado cerca. El segundo es, más que otra cosa, una esperanza. Escribo bajo el impacto de su discurso de toma de posesión, que fortifica esa esperanza.

Las vidas paralelas implican diferencias, a veces grandes diferencias, pero Plutarco veía en ellas (Alejandro y César, Demóstenes y Cicerón) lo que prometía en su título: su comportamiento en situaciones más o menos paralelas también.…  Seguir leyendo »

Me incita a escribir la desgraciada muerte en Atenas de un estudiante, mal explicada, y sus ecos en una secuela de incidentes y en los ecos de estos ecos y en el temor a más ecos. Ya sabíamos, pero los hechos cada vez nos desafían más. No aspiro a dar recetas, sólo a presentar mi visión.

Muchísimos años pasé defendiendo el crecimiento del conocimiento en la enseñanza: cuánto más, mejor, a cuántos más, mejor. Pero cada vez se ve más claro que la masa estudiantil crece, pero no, baja, el conocimiento. Y crece el poder de los que buscan rebajarlo en la enseñanza: desde los pedagogos a los Ministros de los 60, como Faure y Villar, a la LOGSE viva y bien viva y, a través de mil fases, a los Hombres de Bolonia.…  Seguir leyendo »

Hace años yo escribía del cambio como programa o, al menos, eslogan político. Ya sabemos que los políticos, para lograr apoyos populares, no pueden detenerse apenas en complejos problemas que exigen conocimiento y estudio, se refugian en su propia imagen personal, en antagonismos y en esperanzas. La esperanza se sintetiza en el cambio -y en el progreso-, un cambio a mejor que los que buscan los votos propiciarán mejor que nadie, dicen, y funciona sólo si no es obstaculizado.

En realidad, la idea del cambio está en la de la naturaleza humana, que se cansa de posiciones fijas, busca algo nuevo, algo que nos aproxime a la felicidad.…  Seguir leyendo »