Gaizka Fernández Soldevilla

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Con la vida en pausa, soportamos un bombardeo constante de noticias nefastas y cifras cada vez más abultadas de personas contagiadas y fallecidas. La pandemia se extiende por el mundo, con un efecto dominó, y las fichas van cayendo al suelo.

Tanto las autoridades como los expertos anuncian que lo peor todavía está por venir. Incluso cuando pase el virus, nos recuerdan, seguirán aquí los efectos de la crisis económica que ha provocado: el coste social va a ser terrible. Todo es inevitable, como una condena sin apelación. Además de sentirnos frustrados y angustiados, empiezan a reinar el desánimo y la desesperanza.…  Seguir leyendo »

La primera víctima de ETA

Por encargo del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, en su sondeo de octubre de 2017 el Euskobarómetro incluyó una pregunta inédita: ¿Quién fue la primera víctima mortal de ETA? Solo acertó el 1,2% de las seiscientas personas encuestadas. Casi el 20% dio una respuesta errónea. El resto reconoció que no lo sabía. Tal desconocimiento resulta tan preocupante como otra revelación del mismo estudio: el 44% de los ciudadanos vascos quiere pasar página, como si el terrorismo nunca hubiese existido.

El superviviente del holocausto Primo Levi escribió que “lo sucedido puede volver a suceder, las consciencias pueden ser seducidas y obnubiladas de nuevo: las nuestras también”.…  Seguir leyendo »

El prestigioso historiador norteamericano Robert Darnton, un especialista en la historia cultural y uno de los mayores expertos en la Francia del siglo XVIII, recordaba hace no demasiado tiempo que “la historia está escondida en los papeles que esperan en los archivos». No se trata de una frase original. Ya hace dos siglos que Leopold von Ranke, considerado el impulsor de la historiografía científica, afirmaba algo parecido. El argumento encierra, a pesar del tiempo transcurrido, una gran verdad. De hecho, esta afirmación, tan rotunda y sin matices, se ha convertido prácticamente en un axioma incuestionable para la mayor parte la población, que desconoce en gran medida los entresijos de la investigación histórica, y que sigue creyendo que todo hecho ocurrido en el pasado, absolutamente todo, se conserva registrado en los archivos.…  Seguir leyendo »

A 40 años del primer Gudari Eguna

El 17 de octubre de 1965 el Gobierno vasco organizó el primer Gudari Eguna (Día del Soldado Nacionalista Vasco), homenajeando a los batallones nacionalistas que habían luchado en la Guerra Civil. Hubo misas en distintos puntos de Euskadi, a las que asistieron antiguos oficiales, gudaris y militantes del PNV. Se escogió aquel domingo por ser el más próximo al aniversario del fusilamiento de catorce presos (ocho de izquierdas y seis nacionalistas) en la localidad cántabra de Santoña (15 de octubre de 1937). A partir de entonces, el PNV festejó el Gudari Eguna como parte de su calendario conmemorativo. Ahora bien, como ha estudiado Jesús Casquete (En el nombre de Euskal Herria), poco más de una década después ETA y su entorno habían vampirizado aquella fecha.…  Seguir leyendo »

Cuarenta años sin saber de Pertur

Eduardo Moreno Bergaretxe, Pertur, fue visto con vida por última vez el 23 de julio de 1976 en el País Vasco francés. Según un testigo ocular, aquella mañana, en San Juan de Luz, se subió a un automóvil con otros dos miembros de ETA político-militar, Francisco Mujika Garmendia, Pakito, y Miguel Ángel Apalategi, Apala. Ambos declararon que se habían encontrado con Pertur por casualidad y que este les había pedido que lo llevaran a un punto cercano a la frontera con España, donde tenía una misteriosa cita. Supuestamente lo dejaron allí. Nunca más se supo de él.

Una vez la familia Moreno Bergaretxe denunció su desaparición, y no antes, tres grupos terroristas de ultraderecha reivindicaron su asesinato.…  Seguir leyendo »

ETA y el 18 de julio… de 1961

ETA surgió en 1958 con el objetivo último de continuar la Guerra de 1936, que la banda no entendía como una contienda civil sino como el último episodio de una supuestamente secular lucha de independencia contra el ocupante español. Desde un principio, la organización acusó al PNV de pasividad e inoperancia mientras se planteaba la utilización de la violencia. El Libro blanco de ETA (1960) establecía que ‘la liberación de manos de nuestros opresores requiere el empleo de armas cuyo uso particular es reprobable. La violencia como última razón y en el momento oportuno ha de ser admitida por todos los patriotas’.…  Seguir leyendo »