Gonzalo Torné

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La responsabilidad de los engañados

Cuenta la leyenda que, mucho tiempo después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, seguían apareciendo unidades o grupúsculos de militares todavía convencidos de que el emperador seguía moviendo los hilos desde su palacio y que la victoria definitiva estaba cerca. En algunas de estas instancias y relatos (pues entretanto el asunto se convirtió en un subgénero literario) los resistentes descendían en paracaídas de un cielo, que más que de el los justos, parece el de los distraídos, por no decir el de los embobados.

Salgan a pie de los bosques o desciendan dramáticamente del cielo todos estos hombres pertenecen a una misma clase: son individuos atrapados en un tiempo que ya no existe, donde todavía se podía creer que el emperador era divino e invencible.…  Seguir leyendo »

La emergencia de la ultraderecha en las pasadas elecciones generales, constituida ya en la tercera fuerza política del país, ha dejado a nuestros politólogos y observadores habituales un tanto desconcertados. Hasta ese momento el ascenso mediático (incluso su entrada en el Parlamento) no dejaba de ser un acompasarse al resto de países europeos. Suponía la corrección de una anomalía histórica: la insólita convivencia dentro de unas mismas siglas políticas desde las aspiraciones liberales (una suerte de progresismo de derechas) hasta un nacionalismo casi medieval; fuese cual fuese el motivo histórico de esta prodigiosa elasticidad ideológica era previsible que el tejido se desgarraría por algún lado, y que cada facción, con independencia de eventuales concurrencias y alianzas, pondría sobre la mesa aquellas ideas y políticas que les diferencian ante sus votantes, como sucede desde el arranque de nuestra democracia en el así llamado «espacio de izquierdas».…  Seguir leyendo »

Durante las pasadas elecciones generales (que para mayor desgaste del sufrido votante fueron también autonómicas y europeas) afloró, entre el habitual desfile de berrinches, enfados de cara a la galería, lealtades puestas en duda, disputas internas e intentos de pescar en otros caladeros, un debate que prometía mucho y que sería una lástima dejarlo pasar sin apurarlo a fondo. El corazón de la polémica era la
irrupción de Vox, un partido que hasta el momento se había caracterizado por defender medidas que vulneraban la Constitución, contrarias a las ciencias de la salud de mental, o cuya implementación requeriría forzar los límites actuales de la ciencia (se necesita una máquina del tiempo para volver a vivir en plena Reconquista).…  Seguir leyendo »

Crítica y propaganda

Las ficciones donde se conjetura con una victoria del nazismo en la Segunda Guerra Mundial y en cómo sería un mundo gobernado por Hitler y sus secuaces han llegado a constituir un subgénero independiente dentro de las distopías, han proliferado tanto que sería casi un milagro estadístico que el lector no se haya tropezado con algún ejemplar: una película, un libro, un tebeo o un videojuego… Mi formato favorito es el telefilm que nos asalta de madrugada; insomnio y victoria nazi: terror garantizado.

El subgénero se ha extendido tanto que la calidad es muy variada, aunque todas estas ficciones desprenden el mismo aire de familia: le procuran al espectador una catarsis confortable.…  Seguir leyendo »

La trola de la homogeneidad

Coincidiendo con el aniversario de la muerte del profesor Zygmunt Bauman, célebre por haber acuñado la metáfora de la «sociedad líquida», la prensa recogió resúmenes de sus ideas y algunas de sus mejores frases; aunque todas son dignas de atención, me llamó la atención esta: «Mucha gente usa las redes no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en sus zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz». A primera vista uno reconoce la textura del tópico soltado en mitad de una entrevista que no avanza, y es posible que Bauman se limitase a advertir que se puede hacer un mal uso de las redes sociales, como se puede hacer un mal uso de la sal, el ejercicio, los ocios amorosos o del código circulatorio.…  Seguir leyendo »

Suspender el repliquismo

Cuenta la leyenda que un presidente de la Generalitat, tras disfrazar una consulta popular de referéndum por la independencia (pese a no contar con un censo operativo y pese a que ninguno de los observadores, más o menos independientes, allí desplazados, considerase que aquello cumpliese los mínimos) se disponía a convocar elecciones para encontrarle una salida al aparente callejón sin salida en el que se había metido cuando un diputado de su coalición de gobierno (pero de otro partido) le acusó con una piulada (un tuit, en catalán) de ser un Judas, de haber vendido la independencia (pues la promesa era proclamarla justo terminado el recuento o su simulacro) por un puñado de monedas.…  Seguir leyendo »

Durante el lustro largo que se ha prolongado el procés (también conocido como desafío soberanista o si se prefiere: el proyecto político que pretendía vehicular las aspiraciones de muchos catalanes de alterar el encaje de su territorio dentro del diseño territorial del 78), y muy especialmente desde que se intentó la ingrata vía unilateral, cada vez que alguien me ha preguntado qué tal viven los escritores en lengua castellana en Cataluña he respondido (después de aclarar que solo puedo hablar por Barcelona, que es donde vivo, y ni siquiera por todos los barrios, pues nunca he estado, qué se yo, ni en Olot ni en las playas del Delta) que cómo íbamos a vivir, pues como auténticos faraones.…  Seguir leyendo »