Guillermo Díaz

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Los liberales y la España que viene

El siglo XXI no está saliendo como lo imaginamos. Ni asistimos al auge y consolidación de los valores democráticos ni al fin de las pulsiones autoritarias ni vivimos cada vez mejor ni podemos asegurar que lo harán nuestros hijos ni el mundo es cada vez más abierto ni la economía más justa ni crecen nuestras libertades ni las oportunidades. Ni España ni Europa ni el mundo consolidan, hoy por hoy, una mínima senda de progreso hacia un futuro mejor.

Es justo al revés. Las clases medias, cuyo crecimiento representó un ideal común de progreso, están en riesgo en las sociedades occidentales.…  Seguir leyendo »

Desolación del Imperio Romano, de Thomas Cole (1836).

Tony Judt nos cuenta en su libro Postguerra el devenir de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Pero el que considero el libro más importante de historia contemporánea europea (de los años 1945 a 1949) es Continente Salvaje, de Keith Lowe. El título más completo con el que he dado.

Continente salvaje es una obra en la que en algunos momentos resulta difícil contener las lágrimas. Uno no sabe qué fue peor para la población civil, si la guerra o los años posteriores.

Hay más obras interesantes. Como Europa en ruinas, de Hans Magnus Enzensberger, que recopila testimonios de todo tipo, de un lado y de otro.…  Seguir leyendo »

Desde mi escaño en el Congreso de los Diputados puedo ver pequeños detalles que suelen escapar a la crónica parlamentaria porque suceden fuera de la tribuna de oradores.

En una ocasión, el diputado de Podemos Diego Cañamero, que dice representar a los jornaleros andaluces, regaló tras su intervención un manojo de espárragos a la entonces presidenta del Congreso Ana Pastor. Posteriormente, el autoproclamado portavoz del campo andaluz se dirigió a su escaño. Su discurso había reivindicado las ayudas a los jornaleros y la dignidad del trabajo en los extensos olivares de Andalucía. El camino a su escaño pasaba cerca de los de ERC.…  Seguir leyendo »

La libertad no es una partícula en suspensión. Crece o mengua. No es un statu quo ni está en la naturaleza, salvo que entendamos la libertad como la ley del más fuerte.

El siglo XX fue un enorme tira y afloja entre regímenes liberales –en el sentido más amplio del término– y autoritarismos de diverso signo. Se impusieron los liberales. Quedaron tensiones internas dentro de los países, pero eran por matices. En Europa la democracia como régimen no estaba ya en tela de juicio.

Empezaron a llegar generaciones que nacieron con un amplio sistema de derechos y libertades. La mía es la primera de muchas.…  Seguir leyendo »