Guillermo Fatás

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Es falsa la tesis separatista de que la restitución de las obras de arte al monasterio de Sijena se debe a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Al contrario. El ministro que ejerce como consejero de Cultura interino ha creado obstáculos aparentes, por acción y omisión: ha intentado suspender la ejecución de la sentencia y ha olvidado actuar como presidente del consorcio que gobierna el museo leridano (desde que el obispo Malla, santo varón, dispuso esa triquiñuela política que lo ponía a salvo de cumplir con su deber).

La historia empieza en el verano de 1936, con la vandalización, expolio y quema de este monumento nacional aragonés, por columnas armadas venidas de Barcelona, bajo la autoridad de un consejo de milicias presidido por un miembro del ‘Govern’ de aquel momento que fue designado por Lluís Companys.…  Seguir leyendo »

Artur Mas, el político catalán que mejor aúna torpeza e insolencia, sería un dechado de gafes si no fuera porque el gafe genuino nunca se causa daño a sí mismo. Artur Mas es también deficiente en la gafancia y pertenece a la rara variedad del gafe gafado. Cada vez que anuncia un triunfo, pierde un montón de escaños; dice que el dinero inundará Cataluña o que nadie mudará de allí el negocio y sucede lo contrario de forma espectacular. Puesto que ahora ha ido a Bruselas en ayuda de Puigdemont, puede presumirse que este tenga las horas contadas.

Además de gafe gafado, Mas es jauto.…  Seguir leyendo »

El conde de Barcelona y el de Aragón tienen el mismo origen. Son jefes de comarcas fronterizas con el islam, que se defienden de su ataque en los territorios lindantes con el Pirineo. En el año 711, el poder de los monarcas godos en Hispania es desbaratado y los musulmanes ocupan casi enteramente la Península sin apenas resistencia. Los focos donde se continúa luchando están en zonas poco accesibles y escasamente pobladas.

Un raro conde

Con el tiempo, la evolución histórica generó en España un raro título de conde. Su rango está por encima no solo de cualquier conde, sino de todo marqués, duque, infante y aun príncipe.…  Seguir leyendo »

No he vuelto a ver en HERALDO, ni recuerdo que ocurriese antes, tantas esquelas como las publicadas para llorar su muerte, el 7 de mayo de 2001, día siguiente al asesinato de Manuel Giménez Abad. Ocuparon cuatro páginas. El día 8, el dolor, expresado en esta forma de luto institucionalizada, siguió fluyendo y hubo que añadir dos páginas. En total, las esquelas enlutadas pasaron de treinta.

No las envió solo el PP, cuyo nuevo y reciente presidente en Aragón era Manuel. Publicaron su luto otros partidos y muchas instituciones y entidades, ayuntamientos chicos, medianos y grandes (Jaca, Gelsa, Ejea, Zaragoza…), corporaciones, el arzobispado, los discapacitados físicos, empresarios, comerciantes, montañeros, clubes deportivos, la Facultad de Derecho, el personal de las Cortes de Aragón…

En el diario se trabajó con gran intensidad.…  Seguir leyendo »

Lo personal cuenta mucho en política. Javier Fernández y Mariano Rajoy deben entenderse. Incluso para seguir oponiéndose tienen ese deber. En el Congreso de los Diputados, sus partidos reúnen 222 (137+85) votos sobre 350. Lo probable, pues, es que se entiendan, que lleguen a un acuerdo honorable a partir de una evaluación de la realidad española compartida en grado suficiente.

El punto de partida

El punto de partida común es aceptar que la tercera convocatoria de elecciones generales en doce meses implica una confesión de incapacidad y superficialidad. Dicho de otro modo, de culpabilidad y banalidad.
Llamar a los ciudadanos cada cuatro meses para que resuelvan un intrincado complejo de problemas trabados entre sí y en niveles muy distintos (económico, laboral, financiero, institucional, territorial, comunitario…) es asumir, sin más, la inutilidad de la democracia parlamentaria representativa.…  Seguir leyendo »

Se lee el titular en letras grandes: “No es poden moure”. Las pinturas murales de Santa María de Sijena no se pueden mover de su actual emplazamiento en la sala monástica simulada construida en el museo de Montjuic.

Ardieron, como es bien sabido, en el verano de 1936, al poco de comenzada la guerra civil. Les prendieron fuego milicias anarquistas llegadas de Barcelona, bajo la autoridad del Comité de Milicias Antifascistas, instituido por el presidente Companys y encabezado por un delegado suyo. Otra cosa será quién dio las órdenes, pero el amparo institucional no admite duda y está muy bien documentado.…  Seguir leyendo »

Un mitoclasto puede ser definido como la porción de verdad histórica suficiente para reventar un mito que pasa por cierto.

La palabra mitoclasto no está en el Diccionario de la Lengua Española (DLE), pero su formación se atiene a las reglas generales del español y debe considerarse correcta. Se compone de dos partes: mito y clasto, que procede del griego ‘klastos’ (roto, quebrado). Así, se habla de iconoclastas para señalar a quienes destruyen las imágenes. Cuando una roca se fragmenta por variar la cantidad de agua que contiene, se habla de hidroclastia; de haloclastia cuando el mismo fenómeno ocurre a causa de las sales; de termoclastia si se debe a los cambios de temperatura; crioclastia se dice si la rotura es por obra del frío; etc.…  Seguir leyendo »

Un amigo me cuenta que, en internet, el Sr. Velasco, empleado del patrocinadísimo Museo de Lérida –tiene por patronos al ‘Govern’, la Diputación, la Comarca del Segre y el Ayuntamiento ilerdense, además de a su inventor, el obispo de la diócesis– niega que los autores del salvaje incendio del Real Monasterio de Santa María de Sijena estuvieran, en el verano de 1936, bajo la autoridad del gobierno catalán, contra lo afirmado en esta página de HERALDO el pasado domingo. Sigamos la regla clásica, de uso en historia –y en periodismo– del qué, quién, cuándo, dónde, por qué y cómo.

Qué

El ‘qué’ es el inicio del martirio y dilatado expolio del monumento.…  Seguir leyendo »

En el diario ‘El País’ del día 14, se aseguraba que los bienes sijenenses retenidos en Lérida y Barcelona eran reclamados por un juzgado de Huesca por ser el monasterio monumento nacional y sus bienes de venta ilegal. La magistrada Carmen Aznar abriría así una caja de Pandora y otras compraventas equiparables serían objeto de litigio retroactivo. Pero la historia del saqueo y expolio -ambos se han dado- del Real Monasterio de Santa María de Sijena, panteón regio de la Casa de Aragón, solo se comprende si se abarca en su integridad, desde agosto de 1936 hasta agosto de 2016, y no descoyuntada.…  Seguir leyendo »