Guillermo Gortázar (Continuación)

Lamento, una vez más, ser políticamente incorrecto. Parece inminente el anuncio de la fecha de la visita del rey Felipe VI a Cuba. Ya sé que el lobby de hoteleros, financieros y empresarios, con intereses en la Cuba castrista, los diplomáticos (no todos), muchos medios de comunicación españoles, debidamente aleccionados, y una opinión pública desinformada, ven con buenos ojos que el rey visite La Habana “lo más pronto posible”.

Para un observador neutral, la visita de S. M. Felipe VI a Cuba, comprometida “lo más pronto posible”, antes de la retirada formal de Raúl Castro en febrero de 2018, no sólo es un error monumental, es una legitimación de España y de S.…  Seguir leyendo »

En la noche del 13 de abril de 1931, el intendente del Palacio Real, conde de Aybar, tenía que cumplir una doble misión en escasas horas. En apenas un día todas las dependencias del Palacio de Oriente iban a ser ocupadas, controladas, por las nuevas autoridades republicanas. En poco tiempo, el intendente real tenía que finalizar las operaciones de partición de los bienes de la testamentaría de la reina María Cristina que, aunque había fallecido en 1929, aún no se habían llevado a cabo. Además, el conde de Aybar necesitaba retirar el mayor número de valores y bienes privados de Alfonso XIII y de la Familia Real de la Caja de la Intendencia y de otros bancos de Madrid ante el inminente exilio de los reyes.…  Seguir leyendo »

La mentira más extendida de la Revolución rusa sostiene que los bolcheviques -los comunistas de Lenin- hicieron una revolución contra el zarismo autocrático. La llamada revolución leninista de octubre de 1917 se hizo contra un gobierno democrático parlamentario mediante un golpe de estado de políticos populistas profesionales financiados y apoyados por el enemigo de Rusia, la Alemania del káiser Guillermo II.

Mientras que la abdicación del zar fue el resultado de una movilización popular -no sólo de los trabajadores de las fábricas de San Petersburgo-, sin un liderazgo único y con el fin de obtener un cambio de gobierno democrático en beneficio del Parlamento (la Duma), el golpe de Estado de octubre de 1917 responde a una iniciativa precisa, con un líder único, Lenin, con el objetivo de la toma del poder, la eliminación de cualquier atisbo de oposición democrática y la firma de una paz entreguista con Alemania.…  Seguir leyendo »

El historiador Carl E. Schorske, en su extraordinaria obra intelectual Viena fin de siglo, describe cómo el arte, la literatura y la música actúan, en ocasiones, como un anticipo de los cambios del espíritu de una época. Por su parte, los políticos utilizan el urbanismo, la arquitectura, la pintura y escultura como un medio para transmitir mensajes que hacen llegar a los ciudadanos.

El traslado de la sede del Gobierno, dispuesto por el presidente Suárez, desde el palacio del Marqués de Villamejor del paseo de la Castellana número 3 a La Moncloa, en 1977, se ha justificado por razones de seguridad.…  Seguir leyendo »

Las elecciones libres y los partidos son los instrumentos de participación política de la sociedad en democracia. Los partidos organizan las corrientes de opinión y sirven para canalizar los conflictos de interés de sociedades complejas y pluralistas. No hay democracia sin partidos. Pero la evolución de nuestro régimen de 1978 ha derivado hacia un Estado de partidos, hacia una partidocracia, que es un régimen de libertad limitada y una democracia representativa muy deficiente.

En 1994, Javier Pradera advirtió, en su libro La corrupción política, la deriva de la política española: “Los partidos ya no son representantes de la sociedad dedicados a defender los intereses de sus electores, sino instituciones autónomas que protegen ante todo sus propios intereses”.…  Seguir leyendo »

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, hacer mutis por el foro significa salir de la escena y, también, indicar que una persona queda callada. Wittgenstein, filósofo de finales del Imperio Austro-Húngaro, señaló que “de lo que no se puede hablar, se debe guardar silencio”. Aznar ha decidido, prudentemente, no asistir al próximo Congreso del PP, hacer mutis por el foro. Ausente de la tribuna de oradores, evita un discurso de aliño, no decir nada, o decir algo inconveniente.

El precio de la renuncia de la presidencia de honor de Aznar es emitir una imagen pública de ruptura de relaciones con la dirección actual del PP, de divorcio, y en definitiva trasladar una idea de crisis interna, cuyo alcance posterior forma parte de lo imprevisible.…  Seguir leyendo »

Me van a disculpar ustedes que les facilite una información que me llega desde Cuba sobre un tema tan serio y que afecta al menos a doce millones de cubanos (tres millones de ellos en el exilio). Concierne, además, a un sinnúmero de peregrinos internacionales genuflexos que, en estos días, van a rendir homenaje a un bote con cenizas que, supuestamente, contienen los restos mortales del tirano de Cuba, Fidel Castro. Me limito a trasladarles lo que me escriben.

Informadores fiables de La Habana, a quienes conozco desde 1992, gracias a los buenos oficios de Gustavo Arcos Bergnés y del poeta Raúl Rivero, me envían por emails no localizables, la versión que circula por amplios círculos gubernamentales cubanos, próximos al nieto guardaespaldas de Raúl Castro (Raúl Guillermo Rodríguez Castro, conocido como el Cangrejo) y en algunos ámbitos muy secretos de la facción reformista interna del régimen (Carlos Lage y otros).…  Seguir leyendo »

Sin duda, la incineración de Fidel Castro este sábado, 26 de noviembre de 2016, es un paso adelante en el largo y penoso camino de recuperación de la libertad que Cuba inició justo después de la Revolución. Revolución que, inicialmente, fue apoyada por amplios sectores de la sociedad cubana e internacional, por cuanto en 1959 parecía que se habría un nuevo camino democrático frente a la dictadura batistiana. Nada más alejado de la realidad. Castró llegó para fundar una dictadura mucho peor, más cruel, duradera y sangrienta.

Una de las desgracias de Cuba fue la juventud de los barbudos revolucionarios que ha posibilitado perdurar tantos años a los protagonistas de la lucha armada de finales de los años cincuenta.…  Seguir leyendo »

Si España tuviera una monarquía parlamentaria habría gobernabilidad, representación y estabilidad de los partidos, como es el caso del Reino Unido. En el actual Estado de partidos, en nuestra partitocracia, no hay gobernabilidad, ni representación ni estabilidad de los partidos. En efecto, el Estado de partidos devora a sus criaturas: UCD, PCE, CDS, AP, Unión Democrática de Cataluña, Convergencia Democrática, Izquierda Unida…

Ahora el PSOE ha explotado y veremos el final de la película en unos meses. El PP está a tiempo de regenerarse y evitar una explosión mayor que la del PSOE. Pero para ello precisa, o bien unas elecciones primarias (que algunos llaman un congreso abierto: un militante, un voto), o un congreso de refundación que no puede, ni debe ser, “como siempre”.…  Seguir leyendo »

Voy a ser, una vez más, políticamente incorrecto. Voy a romper una lanza en favor del primer ministro Cameron.

Permítanme un chiste y una anécdota. El capitán del Titanic estaba cenando la noche de su hundimiento y el contramaestre, con frialdad británica, le informó: “Capitán hemos chocado con un iceberg. Desconocemos el alcance de los daños, pero la cubierta del buque está llena de hielo”. El capitán, sin inmutarse, contestó ante los comensales: “¡Magnífico, así tendremos hielo para enfriar  el champán!”.

Ahora la anécdota. El actual ministro español de Educación en funciones era, antes de las elecciones europeas de 2014, secretario de Estado para asuntos europeos.…  Seguir leyendo »

El populismo es una enfermedad derivada del deficiente funcionamiento de la democracia, florece en las crisis económicas y cuando las élites políticas se burocratizan y caen en la tecnocracia (Rajoy) o en el infantilismo izquierdista (Zapatero).

El PP y el PSOE, en lugar de desarrollar y habilitar la monarquía parlamentaria, tal y como dispone la Constitución, han construido un Estado de partidos, que es el que está en crisis. Cuarenta años después del inicio de la democracia, en España se vuelve a plantear la disyuntiva entre los continuistas del régimen constitucional de 1978, los reformistas y los rupturistas.

Los continuistas son inmovilistas, como Mariano Rajoy, para quienes lo mejor es seguir como siempre, es decir, no cambiar nada, rumbo al precipicio; para los reformistas, se trata de valorar los muchos aspectos positivos de casi cuarenta años de libertad, democracia y estabilidad, cambiando los elementos que permitan mejorar la calidad de nuestra democracia.…  Seguir leyendo »

La crisis del Estado de partidos

Manuel García-Pelayo, primer presidente del Tribunal Constitucional, advirtió, en 1986, en su libro El Estado de partidos,que regímenes plenamente democráticos pueden evolucionar hacia un Estado de partidos. El Estado de partidos es una forma oligárquica de gobierno en la que unos pocos partidos políticos acumulan el poder en detrimento de la libertad, la calidad democrática y la representación. Se caracteriza por la deficiente separación de poderes, escasa representatividad y controles y una más que holgada financiación pública, lo que les convierte en órganos funcionales del Estado. La corrupción es un síntoma, una resultante del deficiente funcionamiento de los controles y de la división de poderes.…  Seguir leyendo »

Libertad, democracia y populismo

El siglo XXI está lleno de incertidumbres y ataques a la libertad. La libertad sólo puede florecer en el marco de estados seguros bajo el imperio de la ley. Las personas que padecen más sufrimientos son aquéllas que habitan en zonas geográficas que no tienen seguridad ni fronteras definidas y que son estados fallidos, “no estados”, en  África o en la antigua Siria e Irak.

El estado (sobre todo si es el resultado de una prolongada convivencia como nación, como es el caso de España) es una obra de arte, porque es garantía de convivencia y libertad. Por eso hay que defenderlo frente a sus enemigos: los exclusivistas, los separatistas, los demagogos y los populistas.…  Seguir leyendo »

La corrupción es el síntoma, no la enfermedad

La corrupción política en España es un síntoma. La enfermedad es la deficiente representación política que posibilita la concentración de poder y la ausencia de controles. En estos momentos, hay más de mil políticos imputados en casos de corrupción y, según los sondeos de opinión del CIS, la corrupción, después del paro, es el problema que más preocupa a los españoles. Ni la denuncia de los medios de comunicación, ni la acción de la justicia es capaz de frenar un reguero de casos que deteriora la legitimidad de nuestro sistema democrático y nuestro prestigio internacional. La idea que pretendo desarrollar es que la corrupción, en sí misma, es el síntoma de una enfermedad, la fiebre de una patología.…  Seguir leyendo »

PP el congreso abierto son elecciones primarias

El Presidente de Honor del PP, José María Aznar, sentado en un lateral de la sala del Comité Ejecutivo (Manuel Fraga siempre copresidía la mesa), ha pedido un congreso abierto y elegir la dirección del partido. A lo que Rajoy ha contestado que se hará «abierto como siempre» y que se presenta a la reelección.

«Abierto» en la petición de Aznar es un congreso plenamente democrático y competitivo, como cuando él y Miguel Herrero de Miñón perdieron el Congreso de AP con Hernández Mancha; «abierto como siempre» en la idea de Rajoy es un congreso de compromisarios cooptados o, cuando menos, mediatizados, y sin competición interna, a la búlgara, con candidato único.…  Seguir leyendo »

Pero ¿qué le pasa a la izquierda con Franco cuarenta años después de muerto? Desde el ámbito editorial asistimos a una ofensiva antifranquista: el historiador británico Paul Preston se alivia con un libro de mil páginas y un titular en un diario de Madrid: «Franco es comparable a Hitler». La frase, totalmente inconsistente si se pretende tener el mínimo rigor histórico, puede ser comprensible sólo por el intento de vender algún ejemplar más.

Si este tema fuera un debate entre historiadores, tendría un interés académico y resultaría interesante sólo para lectores especializados. Pero tienen una amplia repercusión en los manuales de historia que se imparten en el bachillerato y en la universidad, y sobre todo en los medios de comunicación.…  Seguir leyendo »

La Restauración de 1875 fue un acuerdo entre la derecha moderada de Cánovas del Castillo y la izquierda liberal progresista o demócrata. Los moderados aceptaban un amplio sistema de libertades que incluía la libertad de cultos y el sufragio universal y los progresistas reconocían las instituciones. Aquella operación es lo más parecido a lo que cien años después se ha conocido como Transición. De ahí que resulte chocante la hostilidad que todavía manifiesta parte del PSOE contra la Restauración de 1875.

Pondré un ejemplo. En dos presentaciones de libros en Madrid en el pasado mes de julio, el señor Bono, invitado a disertar ante un numeroso público, valoraba muy positivamente el reinado de Don Juan Carlos, en el que «hemos disfrutado el más largo periodo de libertades de la Historia de España», y sigue: «Algunos dicen que el periodo más largo de libertades corresponde a la Restauración de 1875, pero ignoran o callan que dos de cada tres días del periodo de la Restauración, incluyendo la dictadura de Primo de Rivera, estuvieron suspendidas las garantías y los derechos constitucionales de los españoles».…  Seguir leyendo »

Ahora que estamos inmersos en unas elecciones europeas y los candidatos, en su mayoría, se refieren a temas internos y prosaicos, propongo un ejercicio de reflexión sobre lo que es Europa y lo que podría ser en el futuro. ¿Se imaginan ustedes una Unión Europea que incluyera a Rusia? Sería un proyecto menos intenso pero más extenso, menos federalista y tecnocrático y más político y de responsabilidad no transferida a Bruselas, es decir, más nacional y supranacional a la vez. Una Europa esencialmente atlántica, pero abierta también a la fachada del océano protagonista del siglo XXI, el Pacífico.

En política hacer previsiones con decenios de anticipación no está de moda y menos ahora que muchos líderes políticos, tecnócratas, ni siquiera hablan de política, sólo de la prima de riesgo diaria y de Merkel.…  Seguir leyendo »

Se conoce por este concepto, el arriolismo, una forma de hacer (o no hacer) política consistente en dejar pasar las cosas, esperar a que los demás se equivoquen. En la oposición, se trata de denunciar los errores ajenos y en el Gobierno, vender tecnocracia y un cierto mantenimiento de los valores de la derecha que son un capital consolidado como la exaltación de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil, la bandera, la familia, la religión católica….

Lo contrario del arriolismo sería un proyecto político renovado, ilusionante, que requiere liderazgo, cultura, ideas y valores modernos además de los tradicionales. Sobre un proyecto político cabe el debate, la incorporación de nuevos políticos vocacionales procedentes de la sociedad civil, de la empresa, de la universidad y sobre todo la evaluación precisa del electorado ante los aciertos y desaciertos de las nuevas propuestas.…  Seguir leyendo »

Sin duda, como manifestaba el Conde de Romanones, la profesión de político ejercida honradamente y con altura de miras es esencial para los destinos de cualquier país en general y de nuestra patria en particular. De ahí que sea injusta e interesada la reducción a casta de nuestra clase política. Es injusta porque juzga a todos los políticos por el mismo rasero y es interesada porque en el desprestigio de los políticos suele haber un intento de sustitución no democrática de los políticos vigentes por otros. Así ocurrió en el caso clarísimo del régimen dictatorial de Primo de Rivera que se fundamentó en el ataque a los políticos de la Restauración para poner a dedo a sus amigos y correligionarios.…  Seguir leyendo »