Gustavo de Arístegui

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Septiembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Pase lo que pase con Gadafi, su esperpéntico régimen es ya historia. Lo que ocurra ahora en Libia es una nueva página ante la que debemos estar vigilantes. Las primaveras árabes, que son más una inmensa encrucijada que otra cosa, son tan heterogéneas como incierto es su futuro y resultados. El exceso de optimismo y el análisis superficial en la distancia, ha caracterizado no pocas posiciones que hemos podido escuchar y leer.

La desaparición de una cruel dictadura de 42 años es, indudablemente, una buena noticia, pero en este momento sólo podemos esperar y desear que se instale una democracia real en el país.…  Seguir leyendo »

Este artículo no puede versar sobre el monstruo -que no loco- Anders Behring Breivik, ni sobre su disparatado manifiesto en el que critica a medio mundo, incluyéndome a mí por las las tesis de mi libro La Yihad en España. Su horrendo crimen es el preocupante síntoma de una gravísima enfermedad que aqueja a una parte lamentablemente significativa de la humanidad: el extremismo, la radicalidad y el odio que justifican la violencia más sanguinaria. La distancia que nos separa ya de la barbarie nazi hace que una parte del mundo sea cada vez menos consciente del horror que esas repugnantes ideologías pueden engendrar; se banalizan las consecuencias y la bruma del tiempo difumina la vergüenza que debe pesar sobre los seguidores de cualquier fanatismo.…  Seguir leyendo »

La muerte DE Osama Bin Laden es una excelente noticia. El mundo queda libre de unos de los más bárbaros, crueles y exhibicionistas criminales de su reciente Historia, de un terrorista que apuntaba maneras desde temprana edad (aunque ciertos analistas exageran ahora esos indicios).

Osama, uno de los 53 hijos del jefe del clan Bin Laden, pertenecía a una de las familias más ricas de Arabia Saudí, aunque la saga era de origen yemení. En la universidad conoció a varios personajes determinantes en su vida de terrorista, como el islamista ultrarradical Mohamed Quttub, profesor de estudios islámicos y hermano de ideólogo principal del islamismo radical moderno, Sayid Quttub, venerado por islamistas de todo color, incluso por el imam Jomeini.…  Seguir leyendo »

El primero de septiembre de 1969 unos jóvenes y ambiciosos oficiales nacionalistas árabes dieron un golpe de Estado contra el decadente rey Idriss Senoussi. El país inmenso, despoblado, profundamente tribal y sin instituciones dignas de tal nombre iniciaba una andadura dictatorial y revolucionaria que duraría 42 años. El Consejo del Mando de la Revolución decide poner al frente del Estado a un joven capitán de transmisiones Muamar Gadafi. La razón muy simple: los miembros de las principales tribus del país se oponían a que otra de las grandes tuviese el poder. Gadafi se hace con el poder por la teoría de Claudio revolucionaria y tribal.…  Seguir leyendo »

En 1987 un joven y dinámico primer ministro que había sido militar de carrera (alumno de la prestigiosa Academia Militar de Saint Cyr de Francia), agregado militar en Rabat y Madrid, embajador en Polonia y ministro del Interior, apartó del poder al presidente Habib Bourguiba, fundador del Túnez independiente, en una maniobra de palacio más que un verdadero golpe de Estado. Es curioso que cuando era aun coronel agregado militar, su ambición era dejar el Ejército y montar una compañía electrónica, puesto que Ben Ali es también ingeniero electrónico y, ya ven, llegó a presidente.

El legado de Papá Bourguiba, como le llamaban algunos tunecinos, era ciertamente notable: un país estable, con una creciente clase media, buena educación, sanidad pública razonablemente buena, espectacular para los estándares de los países en vías de desarrollo, y un código de familia y un catálogo de derechos de la mujer sin parangón en cualquier otra parte del mundo islámico.…  Seguir leyendo »

Escribo estas líneas desde Seúl, donde me encuentro de visita con la Comisión de Defensa de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, en plena crisis entre las dos Coreas. Teníamos una agenda muy cargada, que se ha visto adelgazada como consecuencia de los últimos incidentes. No hemos podido acudir a la zona desmilitarizada, por la tensión. Sin embargo, hemos visitado una base militar surcoreana que se encuentra en alerta. La península coreana es uno de esos lugares que en Europa Occidental sólo suenan cuando el río trae aguas revueltas, muy revueltas. Muchos hablan, pero muy pocos saben de estos dos países, aunque todos estamos concernidos por sus cíclicas crisis.…  Seguir leyendo »

El debate sobre terrorismo y Estado de Derecho es tan antiguo como los crímenes que piratas y terroristas llevan cometiendo siglos. Desde la toma de rehenes para rescate por corsarios al megaterrorismo en red del siglo XXI, las cuestiones centrales han sido similares: cómo se gestiona una crisis terrorista, especialmente si se trata de un secuestro. Pero esta polémica se intensifica y adquiere varias dimensiones, la política, la de opinión pública, la ético-moral y, por supuesto, la legal. Todos estos aspectos forman parte de un problema complejo, en el que sin embargo, conviene tener las ideas claras. Como ejemplo de la importancia que adquiere el debate sobre el terrorismo en el siglo XX, basta leer el discurso pronunciado por Theodore Roosevelt en el funeral del asesinado presidente McInley -el de la Guerra de Cuba- al que sucedía al frente de la Casa Blanca.…  Seguir leyendo »

La primera reflexión que se debe hacer en torno a este nuevo desencuentro o fricción es reconocer que con Marruecos existen, lamentablemente, crisis recurrentes y cíclicas. Unas tienen una base estructural y otras, coyuntural. En cualquier caso deben ser gestionadas con mucha prudencia y un inmenso sentido de Estado y de la responsabilidad. Hay una tendencia en una parte de la opinión publicada, y quizás y en consecuencia de la opinión pública de Marruecos, a pensar que desde España hay una estrategia perfectamente urdida y diseñada para entorpecer o perturbar la vida política de nuestro vecino. Muchos consideran que hay una verdadera obsesión antimarroquí en España y en consecuencia reaccionan.…  Seguir leyendo »

La izquierda en general, la extrema izquierda en particular y una importante parte de la progresía occidental ha considerado con demasiada frecuencia que Hugo Chávez y su populismo radical eran la quintaesencia de la modernidad y del progreso. Chávez no es de izquierdas, seguramente ni siquiera de izquierda radical. Chávez es un admirador de un sin fin de dictadores militares de diverso signo y color. Cualquiera que haya estudiado mínimamente su biografía sabe demasiado bien que su héroe indiscutido e indiscutible es Marcos Pérez Jiménez, dictador de Venezuela hasta 1958. Las lecturas y, en consecuencia, la ideología del caudillo venezolano han sido hasta hace poco un gran misterio.…  Seguir leyendo »

Conviene de una vez por todas que llamemos a las cosas por su nombre. Es esencial que los españoles sepamos qué está ocurriendo en Afganistán, qué nos jugamos y cuál sería el precio de la retirada-derrota. El peor error que se puede cometer en cualquier conflicto en el que uno se enfrenta a un enemigo tenaz y sin escrúpulos es errar en el análisis de sus verdaderas intenciones, creer que tenemos delante odio racional, pero sin estrategia. A lo que nos enfrentamos es a un odio irracional con una perfecta y terrorífica estrategia que, de forma irresponsable, demasiados han decidido ignorar… Así nos va.…  Seguir leyendo »

La muerte de Ted Kennedy nos obliga a reflexionar sobre la naturaleza de la política en EEUU y sobre la reciente historia de ese gran país. Los Estados Unidos de América son un país heterogéneo. Muy pocos lo conocen verdaderamente. De hecho, hay muchos Estados Unidos. La costa Este, Nueva Inglaterra y la Commonwealth -que no Estado- de Massachussets, es claramente una parte muy diferenciada del resto de EEUU. Es, como reza la matrícula de los coches de Massachussets, «el espíritu de América», donde los WASP (blancos, anglosajones y protestantes) construyeron su reino de poder. Sin embargo, es también donde la apertura y el liberalismo arraigaron antes y donde la tolerancia se hizo casi religión, extendiéndose al resto de la nación.…  Seguir leyendo »

El problema de escribir sobre Marruecos es que muchas veces el lector ha sido bombardeado con infinidad de tópicos que acaban instalándose en el imaginario colectivo. El «gran desconocido», «cerca y tan lejos»… Algunos que no han puesto los pies en el Reino lo llaman monarquía feudal; otros describen el país como el gran problema de España. Lo cierto es que siendo nuestro vecino no comunitario más cercano, y con el que cada vez nos unen más lazos de diversa naturaleza, con el que la red de intereses cruzados es cada vez más densa, requeriría un esfuerzo de análisis más profundo y más serio.…  Seguir leyendo »

El reciente ensayo con misiles de largo alcance del estrafalario y anacrónico régimen de Corea del Norte, unido a la amenaza directa que ha formulado contra Corea del Sur y el no reconocimiento del armisticio entre ambos países, ha vuelto a poner en la primera página de la preocupación de la opinión pública mundial la amenaza nuclear y el riesgo de una grave y galopante proliferación, que muy bien podría abrir camino a una muy peligrosa carrera armamentística en regiones especialmente sensibles del mundo. La opinión pública mundial solo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena y lo cierto es que llueve más que sobre mojado.…  Seguir leyendo »

Europa dista mucho de ser la balsa de tranquilidad y paz que tanto añoramos. Las heridas de los Balcanes apenas han cicatrizado, el Cáucaso estalló el verano pasado y la temperatura de los conflictos latentes apenas ha bajado del punto de ebullición. En no pocas partes del mundo, lo que ocurre en el corazón de Europa se analiza desde prismas profundamente interesados o, en el mejor de los casos, teñidos de la más absoluta ignorancia de los hechos.

Muchos gobiernos creen que el reconocimiento de Kosovo era una obligación ético-política para contrarrestar los ataques de la República de Serbia, que ha sido demonizada como si siguiese gobernada por criminales de guerra.…  Seguir leyendo »

Ya casi nadie se acuerda de la penúltima guerra del Líbano, donde se suceden tantas que no se puede hablar propiamente de la última. Verano de 2006, una milicia terrorista, Hezbolá, con muy fuerte implantación en el Líbano, secuestró dos soldados israelíes justo en el momento en el que la la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) iba a denunciar el posible carácter militar del programa nuclear iraní. ¿Casualidad? Lo dudo, no hay casualidades tan burdas en geopolítica y mucho menos en Oriente Próximo. Lo que ocurrió después lo conoce todo el mundo: semanas de guerra, la destrucción de la infraestructura fundamental del sur del Líbano, y nadie se acordaba ya del desafío nuclear iraní.…  Seguir leyendo »

El atentado terrorista -sí, atentado terrorista- que ha segado la vida a dos servidores del Estado nos vuelve a recordar brutalmente lo que nos jugamos en esta guerra que se dirime en Afganistán. Los terroristas, que no son adoradores de la muerte como algunos despistados se empeñan en afirmar, saben muy bien lo que quieren y cómo lograrlo. El terrorismo es un instrumento de poder a través de la violencia y la amenaza de la violencia. Los talibán y otros movimientos yihadistas son expertos en las artes del terror. ¿Creemos de verdad que la población de los pueblos y territorios que dominan estas bestias se someten voluntariamente y por convicción a su barbarie?…  Seguir leyendo »

Otra vez una polémica en torno a la política exterior y a la presencia de nuestro país en el mundo. Otra vez España excluída de los foros internacionales más importantes, en un momento especialmente delicado para la economía mundial como consecuencia de la crisis financiera. Hay que plantearse por qué no estamos, quiénes son los perjudicados, a quién hay que pedir responsabilidades y las posibles consecuencias para el país de este nuevo tropiezo.

España es indudablemente la octava potencia económica del mundo. Es un actor con intereses y alcance global, con sólidas empresas devenidas recientemente en activas y expansivas multinacionales, y que tiene en algunos sectores empresas situadas entre las 10 primeras del mundo.…  Seguir leyendo »

Hace años que advertimos de la preocupante deriva en la que se estaban instalando el populismo y el indigenismo radical. Conviene arrancar diciendo que los pueblos indígenas de América han sido marginados, olvidados y apartados durante décadas, incluso siglos, y que muchas de sus reivindicaciones son perfectamente justas además de legítimas. Cosa bien distinta es el abuso torticero que el populismo chavista y el indigenismo radical han hecho del sufrimiento, las aspiraciones y las esperanzas de decenas de millones de pobres y de indígenas de América Latina, cabalgando a lomos de sus deseos de una vida mejor. El indigenismo boliviano tiene una característica que lo distingue de otros movimientos en ese país -así como de otros en Ecuador o Perú-, que se dedican a la defensa de los intereses y las reivindicaciones de sus comunidades.…  Seguir leyendo »