Heiko Maas

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En Idlib se está desarrollando un nuevo desastre humanitario, uno de los peores de la crisis siria que, en casi una década, ha causado demasiados desastres para llevar la cuenta. El régimen sirio continúa su estrategia de reconquistar militarmente el país a cualquier precio, sin consideración hacia las consecuencias para los civiles sirios. Desde diciembre, sus operaciones en la zona noroeste han aumentado de intensidad, contando con el respaldo de la aviación rusa. Los incesantes ataques aéreos y el bombardeo con bombas de barril han obligado a casi un millón de sirios a huir en apenas unas semanas. Las infraestructuras de asistencia están saturadas.…  Seguir leyendo »

Cada uno de nosotros en Europa que presenció el 9 de noviembre de 1989 puede responder a esta pregunta. Y es que cuando hace 30 años los alemanes del Oeste y del Este se abrazaban entre lágrimas de felicidad no solamente se materializó el fin de la división alemana. Junto con el Muro también caía el Telón de Acero, que durante 40 años había desgarrado a nuestro continente.

Así pues, el 9 de noviembre los alemanes no solo celebramos la caída del Muro. Celebramos la valentía con la cual los habitantes de toda Europa Central y del Este consiguieron la libertad y la democracia.…  Seguir leyendo »

Women returning to the town of Mweso, in the Masisi Territory, North Kivu Province, eastern Congo, carry their harvest from the field as they walk past a convoy of the Stabilization Program of the MONUSCO, the U.N. peacekeeping mission in Congo, on April 10. (Alexis Huhuet/AFP/Getty Images) (Alexis Huguet/AFP/Getty Images)

For more than 70 years, constraining armed aggression and improving rights and freedoms for all peoples have been accepted as common responsibilities by most countries. Central to this is the idea that those who carry out war crimes and crimes against humanity are held to account — as a precondition for peace, as moral restitution for survivors and to deter future aggressors.

In the past two decades, a measure of justice — however imperfect — was served to some of those responsible for genocide and ethnic cleansing, including in Cambodia, the former Yugoslavia and Rwanda. Far from an admission of weakness, this was an expression of strength: It showed our determination and ability to isolate and ultimately punish those who violated international law and the rights of their citizens.…  Seguir leyendo »