Howard Davies

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de diciembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Donde ser banquero es rentable

Ya han pasado más de 15 años desde la efervescencia de la crisis financiera global, cuando se produjo la quiebra de Lehman Brothers, Bear Stearns y el Royal Bank of Scotland (entre otros). En aquel momento, los grandes bancos merecían el maremoto de oprobio con el que se enfrentaron y aceptaron, debidamente, enormes incrementos de los requerimientos de capital, prohibiciones de dividendos y otros controles sobre distribuciones y remuneraciones. Hace pocos años, quienes pusieron en peligro su pellejo por decir “ya basta” todavía sienten el silbido de las balas cerca de sus oídos.

Ahora bien, ¿los ánimos cambiaron finalmente? ¿Las reputaciones políticas de los bancos se han rehabilitado ahora que los estragos de la crisis financiera han quedado en el pasado, y luego de una pandemia en la que fueron parte de la solución y no el origen del problema?…  Seguir leyendo »

Hay que hablar de la supervisión bancaria

El capital bancario volvió a ocupar los titulares financieros. A fines de julio, los reguladores bancarios estadounidenses, liderados por la Reserva Federal, anunciaron planes para finalizar las reformas llamadas «de Basilea III» (que los bancos suelen llamar de Basilea IV debido a lo significativo de su impacto). Su objetivo, según una propuesta conjunta de las agencias, es «mejorar la fortaleza y capacidad de recuperación del sistema bancario» mediante la modificación de los requisitos para las empresas de capitalización elevada —para reflejar mejor los riesgos subyacentes—, y la aplicación de requisitos más transparentes y coherentes.

Las propuestas que anunciaron son más duras de lo que muchos esperaban: afectarán a más bancos —entre ellos, algunos que se beneficiaron con las concesiones de la era de Trump— y los obligarán a incluir las pérdidas no realizadas de los valores en sus coeficientes de capital (entre otros cambios).…  Seguir leyendo »

Locura por los colchones financieros

En un discurso en el Foro del Banco Central Europeo este verano en Portugal, Gita Gopinath, la primera vicedirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, expuso lo que describió como las “Tres verdades incómodas para la política monetaria”. Pero fue el propio discurso lo que, por momentos, resultó incómodo para los oídos.

La primera verdad de Gopinath fue que “la inflación está tardando demasiado tiempo en regresar a la meta” y que “una inflación alta sostenida hace que bajar la inflación resulte más difícil”.

¿No me diga? ¿Qué haríamos si el FMI no nos brindara perspectivas tan osadas?

Pero escondida entre tantas perogrulladas hubo una observación que sorprendió a los banqueros en la audiencia.…  Seguir leyendo »

Cuando un banco quiebra, la atención, inevitablemente, se vuelca a sus reguladores. ¿Quién estaba dormido al volante? ¿Quién no detectó las señales de advertencia? La quiebra de Silicon Valley Bank (SVB) no es una excepción.

En Estados Unidos, estos interrogantes suelen están dirigidos a muchas agencias diferentes, ya que el sistema es complejo y difícil de entender para la gente de afuera. De manera que la conclusión suele ser una forma invertida de la famosa observación de John F. Kennedy después del fiasco de Bahía de los Cochinos de que “el éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano”. Las quiebras de bancos en Estados Unidos suelen tener varios padres, pero todos ellos niegan la paternidad.…  Seguir leyendo »

El cambio climático ha llegado a representar un desafío importante para los bancos centrales. ¿Cuánto debería influir en su política monetaria y su estrategia para la supervisión bancaria?

Por un lado, hay cada vez más pruebas de que el calentamiento global, particularmente a través de su efecto en la agricultura, puede generar presiones inflacionarias. Y existe una evidencia aún mayor de que los riesgos físicos y de transición creados por el cambio climático tienen, y seguirán teniendo, un impacto importante en el valor de los activos financieros y de las empresas financieras, que los responsables de la estabilidad del sistema financiero no pueden ignorar.…  Seguir leyendo »

El desempeño y el mandato del Banco de Inglaterra (BOE) se han vuelto temas centrales en la competencia por suceder a Boris Johnson como líder del Partido Conservador y, por consiguiente, primer ministro del Reino Unido. Pero como es difícil hallar en los procesos de revisión recientes de otros importantes bancos centrales pautas de acción para el contexto actual de aumento de la inflación, tal vez tenga sentido revivir una vieja idea para la reforma del anclaje predominante de la política monetaria.

Los cuestionamientos al desempeño del BOE no sorprenden, dado que la meta de inflación anual del banco central es 2%.…  Seguir leyendo »

Frente a los horrores de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, y conscientes de las opciones militares limitadas con las que cuentan, los gobiernos occidentales entendiblemente desplegaron su arsenal económico y financiero. Esas sanciones han sido impuestas a países díscolos antes, por supuesto, con éxito variado, pero nunca con el mismo alcance que hoy en el caso de Rusia.

Específicamente, Estados Unidos y sus aliados incautaron gran parte de las reservas en moneda extranjera del banco central ruso, y cortaron el acceso de algunos bancos rusos al sistema de mensajes financieros SWIFT para transacciones internacionales. El mundo ha aprendido una nueva palabra –“deswifteo”- y el sistema financiero ha sido utilizado como un arma como nunca antes.…  Seguir leyendo »

La batalla de los estándares de sustentabilidad

La reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow fue, al parecer, un triunfo histórico. Nos lo dicen con una autoridad no menor que la del primer ministro británico, Boris Johnson, el organizador de la reunión. El presidente de la COP26, Alok Sharma, también se mostró optimista en relación al objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5°C por sobre los niveles preindustriales establecido en el acuerdo climático de París de 2015. “Comenzamos diciendo que queríamos mantener el objetivo de 1,5° Celsius a nuestro alcance”, dijo Sharma. “Lo logramos”. Y Johnson dijo que había poca diferencia entre el acuerdo propuesto por la COP26 para “eliminar gradualmente” el uso de carbón y el texto final, que prometió solamente “reducir gradualmente” el carbón.…  Seguir leyendo »

Hace unos diez años más o menos, la palabra inglesa exit («salida») se empezó a usar como sufijo. El primer ejemplo fue en «Grexit», para referirse a la posibilidad de que Grecia abandonara la eurozona. Luego hizo su breve aparición el Italexit (y últimamente se reactivó en la derecha italiana). Pero ninguna de las dos salidas sucedió. Tampoco el Frexit, es decir, la retirada unilateral de Francia de la Unión Europea. La dirigente ultraderechista Marine Le Pen coqueteó con la idea, pero después la abandonó. Y el único candidato que la propugnó en la elección presidencial francesa de 2017, François Asselineau, apenas consiguió el 0,9% de los votos.…  Seguir leyendo »

Un Brexit Post-Mortem para la City

Casi cinco años después del referendo del Brexit, y en los cinco meses que transcurrieron desde el propio Brexit, el debate sobre el futuro de la City, el centro financiero de Londres, ha quedado relegado a un diálogo de sordos. Quienes votaron en junio de 2016 a favor de abandonar la Unión Europea creen, más allá de la evidencia que demuestre lo contrario, que el impacto será mínimo, y que las advertencias de pérdidas de empleos y traslado de empresas son exageradas. Los que votaron a favor de quedarse están programados para pensar lo contrario y, más allá de la evidencia que demuestre lo contrario, pronostican desolación y miseria.…  Seguir leyendo »

Las metas verdes de los bancos centrales disparan señales de alarma

Tal vez resulte sorprendente que, con todos los desafíos que enfrentan actualmente los bancos centrales, su contribución a la lucha contra el cambio climático haya escalado posiciones para acercarse a los primeros puestos de la lista en la agenda de los responsables de las políticas; pero una mirada más atenta revela el porqué: es posible que los balances de los bancos centrales —que se agigantaron después de una década de programas de compra de activos (la llamada flexibilización cuantitativa)— muestren un sesgo a favor de activos que impiden la transición hacia una economía verde.

Por ejemplo, los investigadores de la Escuela de Economía de Londres llegaron a la conclusión de que, aunque los servicios públicos energéticos solo constituyen el 5 % de los bonos corporativos denominados en euros, representaron el 25 % de las compras de bonos del Banco Central Europeo (BCE) entre 2014 y 2017.…  Seguir leyendo »

Existe una vasta literatura académica sobre la independencia de los bancos centrales, y sus directores se refieren a este tema cada vez que tienen la oportunidad. La mayoría de los artículos académicos, y todos los directores, argumentan que un alto grado de independencia se vincula con una inflación baja y la estabilidad monetaria.

Algunos de esos estudios académicos cuestionan la dirección de causación, preguntándose por qué países con poblaciones con alta aversión al riesgo, como Alemania, se inclinan a favorecer una independencia más sólida. Pero hay una amplia aceptación de la idea general de que alejar a los políticos del proceso de determinación de las tasas de interés se asocia con una inflación menor y más estable.…  Seguir leyendo »

Hace cuatro años, Kenneth Rogoff, un ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional, presentó poderosas razones por las cuales se debiera ir dejando paulatinamente de lado el dinero papel. En su libro The Curse of Cash (La maldición del efectivo), Rogoff sostiene que gran parte del papel moneda, especialmente los billetes de alta denominación, facilita la evasión fiscal y da impulso al narcotráfico a lo largo de toda su cadena de aprovisionamiento: un estudio británico llevado a cabo en 1999 detectó que solo 4 de 500 billetes que se analizaron en Londres no contenían trazas de cocaína.

Además, la existencia del efectivo restringe la política monetaria.…  Seguir leyendo »

Los años que siguieron a la crisis financiera global de 2007‑09 se caracterizaron por una orgía mundial de formulación de normas financieras, orientada a resolver las debilidades expuestas por el cataclismo. Es importante señalar que el proceso de reintroducir regulaciones se hizo bajo la supervisión de un rebautizado y reforzado Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) con responsabilidad de informar al G20 en sucesivas cumbres.

A pesar del impacto económico de las medidas y de lo complejo que es formular reglas adaptadas a las necesidades de sistemas financieros diferentes, se logró un grado notable de coherencia. Aunque Estados Unidos nunca implementó en plenitud el Marco de Basilea II, su sucesor, Basilea III (que incluye elementos como un aumento de los coeficientes de reserva) halló lugar en forma más o menos reconocible en los manuales de los diferentes organismos de regulación bancaria estadounidenses.…  Seguir leyendo »

La decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de nominar a la economista Judy Shelton para uno de los puestos vacantes en la Junta de la Reserva Federal ha vuelto a colocar en la agenda el futuro de la independencia de los bancos centrales. Shelton ha puesto en duda la conveniencia y el sustento legal de la independencia de la Fed, cuando el año pasado dijo “No veo ninguna referencia a la independencia en la legislación que ha definido el rol de la Reserva Federal”. Y ha defendido “una relación más coordinada tanto con el Congreso como con el presidente”. Si la política de la Fed estuviera “coordinada” con Trump, entonces resulta bastante evidente quién tomaría las decisiones.…  Seguir leyendo »

La idea de que Londres podría tener un futuro post-Brexit como una suerte de “Singapur sobre el Támesis” es uno de los conceptos más curiosos que hayan surgido en los tres años y medio transcurridos desde que los ciudadanos del Reino Unido votaron por un margen ajustado a favor de abandonar la Unión Europea en el fatídico referendo de junio de 2016. De hecho, al menos en lo que concierne al sector financiero, una mayor amenaza para la armonía regulatoria europea podría venir de Francia.

La frase “Singapur sobre el Támesis” hace referencia a que Gran Bretaña se convierta en una economía de bajos impuestos y ligeramente regulada que pueda desplazar a la esclerótica y excesivamente regulada eurozona desde una posición estratégica a sólo unos 32 kilómetros de la costa.…  Seguir leyendo »

Ya han pasado más de tres años desde que el Reino Unido votó, por un margen estrecho pero significativo, a favor de abandonar la Unión Europea. Sin embargo, todavía no tenemos ni idea de qué tipo de relación económica el Reino Unido tendrá con los 27 países que deja atrás. (Parte del debate en Londres recuerda en su insularidad el titular apócrifo de los años 1930: “Niebla en el canal, el continente aislado”). En la medida que se puede arriesgar una suposición, el resultado más probable parecer ser una relación más distante de la que sostenían los defensores de “Irse” en la campaña por el referendo y de la que la mayoría de los analistas avizoraban poco después de la votación.…  Seguir leyendo »

Los equipos de supervisión bancaria en el Banco de Inglaterra “hoy en día reciben la tarea de leer el equivalente a dos veces la totalidad de las obras de Shakespeare, por semana”. Esto dice Huw van Steenis, autor de un nuevo informe titulado “Future of Finance” que fue encargado por el gobernador saliente de este Banco, Mark Carney.

Se podría argumentar sobre la palabra “equivalente”. Pocos documentos regulatorios que se presentan compiten con las obras escritas por el gran Shakespeare en cuanto a su atemporalidad o su uso vívido del lenguaje: el Banco de Inglaterra probablemente los devolvería directa y rápidamente a sus creadores si esto ocurriese.…  Seguir leyendo »

Según el dicho, los periodistas “escriben el primer borrador de la historia”. Es mucho decir, pero tal vez los mejores periodistas se acerquen a eso. En el caso de la Gran Crisis Financiera de 2008, el autor de ese borrador fue Andrew Ross Sorkin, del New York Times, con su libro Too Big to Fail [traducido al español con el título Malas noticias], que sigue siendo una descripción útil de lo que se sintió en Wall Street cuando los mercados empezaron a derrumbarse. Sorkin tenía buen acceso a las figuras clave involucradas.

El segundo borrador de la historia suelen escribirlo personalmente las figuras clave.…  Seguir leyendo »

Como regalo del Día de San Valentín para el mundo, el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) con sede en Basilea publicó un informe sobre la aplicación de la tecnología a las finanzas, o fintech, y la estructura del mercado de servicios financieros. El subtítulo del informe, más profundo, revela las intenciones de los autores: “cambios en los mercados e implicaciones para la estabilidad financiera”.

La premisa del informe es sencilla. El ingreso de las grandes empresas tecnológicas, las Big Tech, a la escena financiera puede “afectar el grado de concentración y disputabilidad de los servicios financieros, con beneficios y riesgos potenciales para la estabilidad financiera”.…  Seguir leyendo »