Ignacio Sánchez Cámara

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Se encuentra hoy Europa, en cierta medida, desmoralizada, invertebrada, desalmada, deshumanizada. Lo primero, desmoralizada, en el sentido etimológico más literal, porque se ha quedado sin moral. Ha abandonado la que profesaba, pero no se ha adherido aún a ninguna otra nueva, salvo una vaga forma de hedonismo relativista. Y una persona, una sociedad o una civilización no pueden vivir sin una moral. Invertebrada, porque se ha quedado sin el esqueleto cultural que la vertebraba o, si se prefiere, lo tiene afectado por una especie de osteoporosis cultural. Lo que la mantenía vertebrada -la filosofía griega, el derecho romano, la religión cristiana, la ciencia pura y la democracia liberal- ha perdido consistencia en ella, ya no es vigente, ya no se vive de esas realidades, y el cuerpo se encuentra invertebrado, sólo atento al placer y al bienestar.…  Seguir leyendo »

El cuidado del alma

A Boli, en su edad de oro.

El problema de la educación está bien ordenado en la Constitución, que garantiza la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos, pero en la realidad marcha a la deriva. Y existen motivos. La falta de suficiente reconocimiento social de los maestros contrasta con la nobleza y dificultad de su trabajo. Una de las causas de la excelencia del sistema educativo finlandés se encuentra en la valoración social de los profesores. Por otra parte, la inevitable masificación de la profesión impide que algunos alcancen el nivel de competencia necesario. Ningún trabajo se ocupa de un objeto más valioso.…  Seguir leyendo »

En el albor de la Transición, Julián Marías escribió una serie memorable de artículos. Recuerdo ahora, y no por azar, el título de dos de ellos: «La devolución de España» y «España en nuestras manos». Lo que está hoy en juego no es, como sería normal, el sesgo político, más o menos diestro o siniestro, del Gobierno, sino la supervivencia de España como nación. La concesión del derecho de autodeterminación a una región de España entrañaría la destrucción del orden constitucional y de la Nación. Lo primero, porque la Constitución se fundamenta en la unidad indivisible de la Nación española. El «derecho a decidir» no es un derecho democrático.…  Seguir leyendo »

Este 23 de febrero se presentó en París, en el Senado de Francia, la Plataforma de intelectuales y pensadores «One of Us» y su Manifiesto. La organización agrupa desde hace años a más de cuarenta organizaciones europeas defensoras de la vida humana. Ahora, más de doscientos intelectuales europeos creamos esta nueva Plataforma con vocación de permanencia y de cooperar al desarrollo intelectual y moral de Europa, entendida no sólo como unidad política sino, sobre todo, como civilización.

Tratamos de diagnosticar la crisis que padece Europa (y crisis no es un término necesariamente negativo) y de proponer remedios. Pero antes es necesario precisar qué entendemos por Europa.…  Seguir leyendo »

La nación herida

La obsesión con el franquismo y la exhumación de los restos de Franco no es una anécdota oportunista, ni una operación de distracción, ni solo una maniobra para poder tildar a quienes se opongan de fascistas. Al margen de la insondable torpeza de una estrategia que ha despertado al durmiente franquismo, ha aumentado las visitas al Valle de los Caídos y no ha previsto la posibilidad de que los restos acaben en la Catedral de la Almudena, en el centro de la Villa y al lado del Palacio Real. Esta obtusa obsesión forma parte de un proyecto político, iniciado en el gobierno Zapatero: la ruptura de la concordia y la muerte de la Transición.…  Seguir leyendo »

El retorno de la filosofía

Vuelve la filosofía (su historia, para ser exactos) a ser asignatura obligatoria en el Bachillerato español. Y a (casi) todos les parece muy bien. Siendo profesor de filosofía, no resultaría natural que pudiera oponerme a la medida. Pero toda unanimidad resulta sospechosa. Cuando coinciden los sabios y los necios, o no hablan de lo mismo o no coinciden verdaderamente.

Por mi parte, podría resumir así mi posición: Estoy de acuerdo con la medida, pero, en general, no con las razones que se aducen para adoptarla y aplaudirla. Así, por ejemplo, se dice que en filosofía lo importante son las preguntas, no las respuestas.…  Seguir leyendo »

La Religión política y la Libertad

En tiempos de la Revolución francesa, advirtió Condorcet de un nuevo peligro para la libertad del individuo. Consiste en que quienes ostentan el poder temporal aspiren a fundar un nuevo culto cuyo objeto es el propio Estado, sus instituciones o sus representantes. «Los mismos que quisieron liberar a los hombres del yugo de la religión se arriesgan a convertirse en servidores de un culto no menos opresivo. A partir del momento en que es el poder el que dice al pueblo lo que hay que creer, nos encontramos con “una especie de religión política”, apenas preferible a la anterior». Condorcet añade: «Robespierre es un cura, y nunca dejará de serlo».…  Seguir leyendo »

El sentido de la vida que se acaba

La vida humana terrena empieza en la concepción y termina con la muerte. Por lo tanto, la dignidad de la persona comienza en la concepción y concluye con la muerte, con independencia de la continuidad de la vida personal y su dignidad más allá de la muerte. Y no hay vidas más o menos dignas de ser vividas. No hay ninguna vida indigna ni carente de sentido.

Es curioso cómo la aceptación social del aborto, uno de los dos peores errores morales del siglo XX, según Julián Marías, ha sido muy superior a la de la eutanasia, acaso por la mayor visibilidad de la persona a la que se suprime la vida, y a pesar de que en el caso del aborto no existe el consentimiento de la víctima.…  Seguir leyendo »

La ciénaga

Quien piense que vivimos sólo una grave crisis política se engaña. La degradación política (inmensa, pero no total) y la degradación social (profunda, pero tampoco total), se nutren de una grave crisis moral. Y no se pueden corregir los síntomas superficiales sin acometer la curación de los morbos profundos. Consideremos dos ejemplos recientes.

El primero es el video como cacería humana. Dejemos ahora, faltaría más, la evaluación de la conducta de la cazada. El cadalso no es lugar para evaluar. Habíamos quedado, desde Kant y antes, en que la persona es lo que nunca puede ser medio y sólo fin en sí.…  Seguir leyendo »

El privilegio del hombre consiste en su capacidad de ensimismamiento y reflexión, que deben preceder a toda acción. Aspiramos a ver claro. Sin diagnóstico correcto no hay tratamiento acertado. Y sin tratamiento acertado no hay curación. Lo primero sería desterrar el activismo ciego e irreflexivo, y luego intentar saber lo que nos pasa. Y esto, saber lo que nos pasa, sería el comienzo de la solución del mal. Porque parece evidente que existe un grave mal en nuestra convivencia. Y lo que nos pasa es que la concordia se rompe y regresa el odio. Veamos.

El mal y su causa son más profundos.…  Seguir leyendo »

Dios y el César nacionalista

«Dad a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César». El pasaje evangélico es célebre. En él, se quiere ver la formulación de la separación entre la Iglesia y el Estado, entre el poder espiritual y el temporal. Es muy probable que así sea, mas cabe recordar que las palabras de Cristo eran una sabia respuesta a una trampa que le habían tendido. Había sido interrogado sobre la licitud de que los judíos pagaran impuestos a Roma. Si respondía afirmativamente, quedaba en entredicho ante los judíos. Si negativamente, ante los romanos. Jesús pide la moneda, pregunta por la efigie y responde.…  Seguir leyendo »

Dios no pacta con el diablo. No siempre es posible dialogar y alcanzar acuerdos, en la política y en la vida en general. El diálogo tiene condiciones. En algunas ocasiones de la historia, la solución más fértil, a veces la única, ha procedido de una transacción entre dos posiciones opuestas, aparentemente inconciliables. Pero en otras, sólo es posible la victoria de una y la derrota de la otra. La democracia ateniense no fue el resultado de una revolución del pueblo contra la aristocracia, sino un proceso, que incluyó algunas revoluciones y revueltas populares, de extensión de la forma de vida y de la participación política aristocráticas a cada vez más ciudadanos.…  Seguir leyendo »

No hay otra alternativa moral ni jurídica que la victoria ante el golpe de Estado perpetrado en Cataluña. No cabe otro calificativo. No es una opción política. Es un imperativo moral. Recordar la historia tiene escasa utilidad cuando ha sido durante tanto tiempo falsificada. Ya sentenció Revel que la principal fuerza que gobierna hoy el mundo es la mentira. Ahora se trata de corregir el mayor error de la Transición. Y el error es una vía regia hacia el aprendizaje. Entonces, en palabras de Julián Marías, se intentó contentar a quien sabemos que no se va a contentar. La amabilidad deviene así debilidad.…  Seguir leyendo »

Para José María, que tiene nada menos que once años

Acaso la Providencia, lo que los descreídos llaman casualidad, ha vuelto a poner en mis manos, con motivo de traslados y mudanzas, un viejo libro escolar, lejano, pero no olvidado. Se trata de una obra publicada como libro de texto para el Segundo Curso del viejo Bachillerato de la asignatura denominada Formación del Espíritu Nacional. Para muchos, una despreciable antigualla franquista. Puede ser. Sus presuntos lectores contaban unos once años. Eran, éramos, maravillosa edad, aprendices de hombre. La primera edición es de 1960. Comenzaban los sesenta, apasionantes y errados, jóvenes y ya vetustos.…  Seguir leyendo »

La liberación del hombre se ha vinculado con cierta frecuencia a la supresión de Dios. El ideal kantiano de que la Ilustración entrañaba la mayoría de edad del hombre se ha tergiversado concibiéndolo como la supresión de la tutela de Dios. Pero nadie llegó tan lejos ni tan genialmente en esta dirección como Nietzsche. Su ateísmo posee dos caras, tal vez antagónicas, tal vez complementarias. Por un lado, para él, la «muerte de Dios» provocará el mayor cataclismo de la historia. Nada será ya igual. Con la desaparición de Dios, se producirá la inversión de todos los valores y la apoteosis del nihilismo.…  Seguir leyendo »

La Universidad está mal, incluso muy mal, pero no creo que esté peor que la sociedad. Aunque es cierto, como decantó el clásico, que lo pésimo es la corrupción de lo óptimo. Su nivel, hablo principalmente de España, pero no sólo de ella, ha descendido profundamente. Es acaso la manifestación más aguda de la crisis espiritual. No se trata de la existencia de abusos, que existen. Lo peor son los usos. Aquellos no son tan graves pues se perciben como tales. Lo malo son los usos, el olvido de las prácticas y las virtudes que configuraron la más alta institución que creó Europa.…  Seguir leyendo »

En una conferencia sobre la responsabilidad del estudiante con la cultura, pronunciada en Múnich el 3 de mayo de 1954, se refería Romano Guardini al «nihilismo europeo». Eso es precisamente lo que estamos viviendo, nuestra enfermedad. Falta determinar si se trata de un trastorno transitorio o de una enfermedad letal.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea es grave, pero mucho más como síntoma que como hecho en sí. Hay que distinguir siempre entre apariencia y realidad, y entre profundidad y superficie. La política, pese a su rotunda presencia en nuestras vidas, pertenece al orden de lo aparente y superficial.…  Seguir leyendo »

La inmoralidad del secesionismo

Toda acción verdaderamente humana reviste una dimensión moral. La moralidad es una estructura fundamental de la vida humana, no un dictamen que afecte sólo a decisiones de especial relevancia. También el secesionismo en España, ahora catalán, permite y exige una valoración moral. Han sido analizados, con detenimiento, sus aspectos internacionales, políticos, económicos, jurídicos, históricos y sociales. No han faltado los contundentes argumentos en contra. El juicio moral se apoya también sobre estas dimensiones, sobre todo si se considera que en el ámbito de la política posee especial relevancia el aspecto de los efectos o consecuencias de las acciones. Esto no significa que haya que aceptar la distinción de Max Weber entre ética de la convicción y ética de la responsabilidad.…  Seguir leyendo »

El estado espiritual de nuestro tiempo, si es que puede hablarse de tal cosa, dificulta enormemente las posibilidades del silencio y la lentitud. Y, con ellas, las del pensamiento y la vida del espíritu. Wittgenstein dijo que en la carrera de la filosofía gana el que consigue correr más despacio. Nada es tan ajeno a la filosofía como la precipitación y la prisa. Por eso el filósofo vienés decía que el saludo entre filósofos debería ser ¡date tiempo!

La filosofía, es decir, la auténtica filosofía, no los prescindibles sucedáneos al uso, es esencialmente ajena al espíritu progresista dominante, no propio del Occidente sino de la suplantación vergonzante de su genuino espíritu.…  Seguir leyendo »

Una sociedad que olvida o prescinde del alma es una sociedad desalmada. El centro de la vida de una sociedad es la educación. Una sociedad vale, en gran medida, lo que vale su hombre medio, es decir, su educación.

La educación, al menos desde Platón, consiste en el cuidado del alma. Aquí reside también el ser de Europa, según, entre otros, el filósofo polaco Jan Patôcka. Todo debate sobre la educación es estéril si se omite la referencia al alma y su cuidado.

Ningún problema técnico es relevante –desde la financiación a la calidad, desde la polémica entre la escuela pública o la privada…– si se omite la referencia al alma.…  Seguir leyendo »