Ignacio Sánchez-Cuenca

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

ETA abandonó la violencia terrorista en octubre de 2011. Las causas de ese abandono se han explicado ya en muchas ocasiones. Zapatero y su Gobierno se arriesgaron enormemente al abrir el proceso de paz y ofrecer a ETA una oportunidad irrepetible de cerrar su trayectoria de una forma mínimamente digna. ETA, sin embargo, no supo aprovechar esa oportunidad y rompió el proceso con el atentado de la T-4 en diciembre de 2006. Los vascos entendieron que la principal resistencia a un final negociado procedía de ETA y no del Estado. Asimismo, los políticos de Batasuna llegaron a la conclusión de que con una ETA que siguiera practicando la violencia terrorista, se quedaban sin futuro; por ello, creyeron llegado el momento de cambiar de estrategia para concentrar todos los recursos en vías políticas pacíficas.…  Seguir leyendo »

El partido laborista británico perdió las elecciones en 2010, obteniendo un 29,1% de apoyo popular, seis puntos menos que en la elección anterior. Fue el segundo peor resultado de su historia desde 1922, no muy distante de la estrepitosa derrota de 1983, en la que los laboristas, con un programa radical, se quedaron en su mínimo histórico, el 27,6% del voto. Tras estos resultados, Gordon Brown abandonó la dirección del partido y se inició un proceso competitivo para la elección de un nuevo líder mediante una votación en el colegio electoral del partido, formado por diputados, militantes y representantes de los sindicatos.…  Seguir leyendo »

En medio del naufragio que vive el país desde que entramos en la crisis, se alzan voces cada vez más airadas que proclaman el fin del modelo de democracia forjado en la transición. Según los más críticos, hemos llegado a un punto de no retorno, que exige la refundación de nuestro sistema. Otros no quieren ir tan lejos, pero están convencidos de que los grandes partidos han quedado demasiado tocados por la crisis. La antipolítica, en versión populista o elitista, ha ido ganando terreno en la calle y en la esfera pública. El descrédito de los políticos y las instituciones se percibe en todas partes.…  Seguir leyendo »

Imagínense por un momento que un responsable del PSOE se dirigiera a los españoles y les dijese algo del siguiente tenor:

“Somos conscientes de que durante la segunda legislatura del Gobierno socialista, algo se rompió entre el partido y la ciudadanía. Hasta la llegada de la crisis, había un elevado nivel de complicidad entre los progresistas de este país y los Gobiernos de Zapatero. Mucha gente aprobaba nuestras iniciativas, ya fuera la extensión de los derechos civiles y sociales, las reformas democráticas (como la independencia de RTVE), la Ley de Dependencia o el proceso de paz”.

“Con la crisis, sin embargo, las cosas cambiaron.…  Seguir leyendo »

Resulta lógico que amplias capas de la ciudadanía pierdan la paciencia y la esperanza: llevamos cuatro años largos de crisis, el país está otra vez en recesión, el paro sigue aumentando y nadie es capaz de explicar convincentemente cómo vamos a salir de esta situación con las políticas de recortes y ajustes que se están llevando a cabo.

Una vez desvanecido el espejismo de que el PP tenía mejores gestores que el PSOE, cuando ya es claro que la situación ha empeorado notablemente desde que los populares llegaron al poder y que no han generado la famosa “confianza” de la que hablaban con tanta arrogancia, la gente se desengaña y acaba concluyendo que el problema está en nuestra clase política: ni unos ni otros, ni los del PSOE ni los del PP, están preparados para sacarnos del hoyo.…  Seguir leyendo »

En la famosa obra de Ibsen, Un enemigo del pueblo, el doctor Stockmann descubre que las aguas del balneario del que depende económicamente el pueblo en el que reside están infectadas. Su obligación como médico es hacérselo saber a todo el mundo, aun si ello implica poner en riesgo la fuente de la prosperidad de la que disfrutan sus habitantes. Las autoridades y los poderosos consiguen, sin embargo, tapar la verdad, con el apoyo de una muchedumbre enfervorecida que sucumbe a la demagogia. Se trata de un conflicto entre la verdad científica y los intereses políticos y económicos de la comunidad.…  Seguir leyendo »

¿Y si el problema de los partidos socialdemócratas no estuviera ni en los objetivos ni en las políticas que persiguen? ¿Y si el problema consistiera más bien en que estos partidos ya no consiguen llevar sus ideas a la práctica cuando acceden al poder?

En el artículo de José María Maravall que abrió esta serie sobre la crisis de la socialdemocracia (“Los deberes actuales”, 27/3/2012), el autor mostraba con datos incontestables que la supuesta crisis “electoral” de los partidos progresistas es un mito, por mucho que en la actualidad un manto azul haya cubierto Europa. Si se analizan los resultados globales a lo largo de décadas, los apoyos electorales a la socialdemocracia apenas han variado.…  Seguir leyendo »

A raíz de la contundente derrota del Partido Socialista en las últimas elecciones generales, se han aventurado toda clase de diagnósticos y terapias dirigidas a este partido político. Quienes opinan desde fuera tienden a proponer tratamientos bastante extremos, ya sea la catarsis y la refundación, ya sea alguna suerte de ejercicio espiritual ignaciano que permita a los socialistas reencontrarse a sí mismos y descubrir qué es lo que hicieron mal. Entre quienes pertenecen al partido, sin embargo, la reacción mayoritaria ha consistido en replegarse, buscando protección dentro del caparazón del aparato a la espera de que vengan tiempos mejores.

No sé hasta qué punto las dificultades que atraviesa el PSOE son consecuencia de problemas organizativos y de personal.…  Seguir leyendo »

¿Ustedes entienden por qué en España los escritores escriben tanto sobre política? Abran cualquier periódico, incluyendo el que ahora tienen en sus manos o en su pantalla, y encontrarán a famosos novelistas, poetas, ensayistas y críticos literarios opinando sobre temas de política nacional e internacional. Pueden incluso explicarnos su voto en las elecciones del 20-N, como hizo antes de los comicios Mario Vargas Llosa y después Félix de Azúa. Bueno, en realidad Azúa solo nos informaba de que no había votado a los malvados socialistas, dejándonos a sus seguidores en ascuas acerca de la papeleta que metió en el sobre. Para mí que no fue la de IU.…  Seguir leyendo »

Ha sido una agonía extremadamente larga. ETA llevaba en una situación terminal desde hace casi diez años, aproximadamente desde 2003, pero como el dictador eterno de El otoño del patriarca, se resistía a desaparecer. Ha durado, sí, más que ninguna otra organización terrorista en Europa, anomalía que algún día habrá que explicar con calma, pero ha acabado como todos los otros grupos armados que surgieron en los años sesenta y setenta del pasado siglo.

A todos nos hubiera gustado un reconocimiento expreso del profundo dolor causado y una petición de perdón. No los hay, de momento. No obstante, se anuncia el cese definitivo de la violencia, la máxima aspiración de la sociedad española durante décadas.…  Seguir leyendo »

Ley de matrimonio homosexual, enmienda constitucional de limitación del déficit público, retirada de las tropas de Irak, aumento sustancial del salario mínimo y de las pensiones mínimas, ampliación del permiso de paternidad, ley de la memoria histórica, reforma del sistema de pensiones, independencia de RTVE, leyes antitabaco, ley del divorcio, ley de dependencia, Conferencia de Presidentes autonómicos, eliminación y recuperación del impuesto de patrimonio, ley de plazos del aborto, aumento sustancial de la inversión en I+D, proceso de paz y desaparición de la actividad terrorista, ley sobre violencia de género, 0,7% de ayuda exterior, carné por puntos y disminución drástica de los muertos en carretera, abaratamiento del despido, cheque bebé y retirada posterior del mismo, regularización de inmigrantes, recortes a los funcionarios, ley sobre violencia de género, reforma del sistema de financiación de las autonomías, limitación de la publicidad institucional, ley de igualdad entre hombres y mujeres, etcétera.…  Seguir leyendo »

En la clasificación universal de los pelmazos, el erudito sobresale por encima de todos los demás. Resulta más insoportable incluso que el pedante. Aunque el pedante sea una figura unánimemente vilipendiada, conviene recordar que, a diferencia del erudito, tiene cierta querencia por hacer el ridículo ante los demás, lo cual acaba provocando la hilaridad general. El erudito, en cambio, ni siquiera mueve a la risa. El erudito es un personaje profundamente irritante. En una tertulia o en una cena pasará por las narices de sus compañeros datos de toda índole que solo una mente enciclopédica como la suya es capaz de almacenar.…  Seguir leyendo »

Durante su segunda legislatura democrática, la que se inició tras las elecciones de marzo de 1979, Adolfo Suárez se quejaba amargamente de “la cloaca madrileña”, expresión que utilizaba con sus colaboradores más íntimos para referirse a esa red viscosa de periodistas, políticos y conspiradores varios de la Villa y Corte que no descansaban nunca en su tarea de acoso y derribo al presidente. Y que consiguieron crear una atmósfera asfixiante en la que Suárez aparecía como el origen de los graves problemas a los que se enfrentaba el país, desde el terrorismo hasta la crisis económica. Acabó dimitiendo, desmoralizado por el rápido y profundo desgaste sufrido, él, que había protagonizado la Transición y bajo cuyo mandato se habían elaborado la Constitución, los Pactos de la Moncloa y la Ley de Amnistía.…  Seguir leyendo »

Ante el nuevo comunicado de ETA, se les plantea un dilema al Estado y a la sociedad española. Por un lado, el país puede enrocarse y hacer oídos sordos a las noticias que proceden de ETA y su mundo, con el argumento de que el Estado solo debería reaccionar ante un anuncio de disolución con entrega de armas. Algunos piensan que el anuncio tendría que venir acompañado de un reconocimiento explícito de la derrota y de una muestra de arrepentimiento. La actitud coherente con esta tesis es sentarse a esperar a que llegue el momento ansiado mientras actúan las fuerzas de seguridad y los jueces.…  Seguir leyendo »

Resulta quimérico pensar en un régimen político perenne, que sobreviva indefinidamente, al margen de cambios sociales y económicos. La democracia, como todas las demás formas políticas que le han precedido, en algún momento dejará de existir y será sustituida por un sistema distinto. ¿Qué puede venir a continuación? ¿Cómo se tomarán las decisiones colectivas? ¿Quién decidirá?

La pregunta puede parecer de imposible respuesta. ¿Acaso alguien puede osar saber lo que sucederá en el largo plazo? Probablemente no. Sin embargo, la mera especulación sobre ese futuro incierto nos obliga a plantearnos cuestiones difíciles sobre el presente democrático. La crisis económica en la que nos encontramos nos da algunas pistas de por dónde puede evolucionar la democracia en el futuro.…  Seguir leyendo »

¿Bastará la remodelación del Gobierno para detener el deterioro de imagen del Ejecutivo y la pérdida de confianza en Zapatero? ¿Será suficiente la tarea de los nuevos ministros, y especialmente la del nuevo vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, para poner remedio al desgaste enorme que supone gobernar con la peor crisis económica que se recuerda en décadas?

Todo parece indicar que el cambio de Gobierno servirá para corregir muchas de las disfuncionalidades que venían acumulándose en esta segunda legislatura. Por lo pronto, la primera comparecencia de Rubalcaba como portavoz tras el Consejo de Ministros del nuevo Gobierno ha mostrado que se han perdido seis años en el terreno de la comunicación.…  Seguir leyendo »

La reacción del Tribunal Constitucional (TC) ante el posible carácter nacional de Cataluña no revela sino la inseguridad en sí misma que tiene la nación española, que no ha alcanzado nunca la fuerza suficiente para asimilar completamente a aquellos territorios que han conservado una lengua propia y en los que ha habido demandas de autogobierno desde hace mucho tiempo. Solo por debilidad, o por inseguridad, se entiende el tono categórico con el que despacha el asunto el TC.

Se trata, me parece, de la misma inseguridad que manifiesta el Gobierno español cuando no reconoce al nuevo Estado de Kosovo, en la línea que ha apuntado José Ignacio Torreblanca en varias ocasiones en este periódico.…  Seguir leyendo »

Los datos que demuestran la corrupción generalizada en las filas del PP allí donde gobierna o ha gobernado son abrumadores. El hecho de que, por el momento, las encuestas no registren penalización electoral alguna a este partido político, o el que incluso muestren un aumento de sus apoyos en comunidades como la de Valencia, provoca cierta incredulidad y lleva a algunos a preguntarse si los votantes de derechas son menos sensibles que el resto a la corrupción. Se abre paso, así, la tesis de que a la derecha le da igual el comportamiento de sus políticos.

Pero debe recordarse que cosas similares se dijeron de los votantes de izquierda en los años noventa cuando se destapó la corrupción en los Gobiernos de Felipe González.…  Seguir leyendo »

El Estado de derecho requiere que los jueces sean independientes y puedan tomar sus decisiones con autonomía y sin coacción. ¿Pero qué sucede si, siendo independientes, son parciales y actúan de acuerdo con principios ideológicos? Y, sobre todo, ¿qué hacer si los jueces tienen un sesgo ideológico claro, a favor de ciertas posiciones, que les lleva a enfrentarse a los poderes políticos representativos?

En Estados Unidos, quizá el país desarrollado en el que los jueces son más poderosos, ha habido conflictos terribles. La división del poder político en aquel país, entre las dos ramas del Legislativo y el Ejecutivo, o entre los varios niveles de gobierno propios de un sistema federal, deja amplio margen para que los jueces intervengan en cuestiones políticas.…  Seguir leyendo »

Se sabe que sucesos imprevistos pueden cambiar completamente la orientación política de un Gobierno. Así, la crisis económica ha trastocado, como no podía ser de otro modo, la agenda política de Zapatero.

Las cuestiones que centraron su primera legislatura parecen ahora lejanas en el tiempo, casi como de otra época. Ahora la preocupación principal del Gobierno se centra en las medidas que puedan llevarse a cabo para salir de la crisis. El debate gira en torno a tres grandes cuestiones: la intervención del Estado en la economía mediante planes de rescate de los sectores más afectados y planes de estímulo de la actividad económica; la protección social a los parados y las reformas del sistema productivo y del mercado de trabajo.…  Seguir leyendo »