Iryna Holovko

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En el año 1983, la Unión Soviética inauguró dos reactores nucleares en lo que hoy es Ucrania. Uno de ellos, la unidad cuatro de Chernóbil, sufrió una explosión e incendio tres años después, mismos que liberaron grandes cantidades de partículas radiactivas a la atmósfera – este fue un accidente catastrófico cuyos efectos se sienten aún hoy en día, mucho más allá de las fronteras de Ucrania. El otro reactor, una unidad localizada en la Central Nuclear del Sur de Ucrania, permanece en funcionamiento, a pesar de que todos los indicios sugieren que la  unidad debería ser retirada.

El funcionamiento prolongado de dicha unidad, y de las cada vez más envejecidas plantas de energía nuclear del país, probablemente no habría sido posible sin el apoyo financiero de los contribuyentes europeos, brindado a través del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM), como parte de un programa de “actualización de seguridad”, con una inversión de €600 millones (USD650 millones).…  Seguir leyendo »