Ishac Diwan

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Las protestas masivas en Argelia y Sudán recientemente han derrocado a dos autócratas envejecidos, poniendo fin a 20 y 30 años, respectivamente, de régimen absolutista. En ambos países, los insurgentes hoy están enfrascados en negociaciones con el ejército, los gestores de facto de una transición hacia un nuevo orden político. El resultado de estas luchas de poder ayudará a determinar si Argelia y Sudán se vuelven más democráticos y prósperos o si, en cambio, se suman a una cadena de décadas de esperanzas frustradas en la región.

Los manifestantes parecen ser plenamente conscientes de los peligros de la “trampa egipcia”, por la cual un general que asume el cargo de un gobierno supuestamente interino termina convirtiéndose en un presidente de por vida.…  Seguir leyendo »

Le soulèvement algérien, depuis le 22 février, dépasse le cadre des contestations qui se sont succédé en Algérie depuis les émeutes de la faim de 1988, les révoltes de Kabylie de 2001 jusqu’aux récentes protestations du sud de l’Algérie en 2016 contre l’exploitation du gaz de schiste. Plusieurs vagues d’enquêtes d’opinion produites par Arab Barometer, un centre de recherche qui se définit comme non partisan et regroupe plusieurs universités américaines et groupes de chercheurs régionaux, permettent d’expliquer de manière précise les sources du soulèvement et montrent qu’il s’apparente aux révoltes politiques des « printemps arabes » de 2011.

Ces enquêtes révèlent, dès 2016, une évolution très nette de l’opinion en faveur d’un soulèvement populaire.…  Seguir leyendo »

Algunos indicadores de opinión pública en Argelia, 2007-2016

Una sostenida revuelta popular en Argelia está demostrando los serios riesgos que puede plantear a la supervivencia de un régimen la miopía de la política económica ante desafíos nacionales importantes.

El régimen del presidente argelino Abdelaziz Bouteflika no puede culpar a otros por la debilidad de la economía argelina. A fines de la década de 2000, la suba del gasto público, financiada con un aumento de los ingresos petroleros, había revitalizado la economía, después de la devastadora guerra civil de los noventa. Pero tras la Primavera Árabe de 2011, el gasto público se disparó otra vez, y volvió a incrementarse en 2014, durante la exitosa cuarta campaña electoral de Bouteflika.…  Seguir leyendo »

Entre 2014 y 2016, los ingresos de los países exportadores de petróleo de Oriente Medio cayeron, en promedio, más de una tercera parte -o 15% del PIB-, y sus excedentes de cuenta corriente han oscilado violentamente a déficits de dos dígitos. A pesar de una leve recuperación reciente, la mayoría de los pronósticos predicen que los precios del petróleo se mantendrán en los niveles actuales durante mucho tiempo. De ser así, esto planteará una sacudida macroeconómica de proporciones históricas e implicará un cambio profundo para Oriente Medio.

La mayoría de los países productores de petróleo ya han comenzado a recortar gastos, a endeudarse y a recurrir a sus reservas.…  Seguir leyendo »

Hay muchos paralelos sorprendentes entre la “Primavera Árabe” iniciada en 2010 y el referendo británico por el Brexit, la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y el resurgimiento de la extrema derecha en toda Europa. En todos estos casos, un viejo orden se derrumbó, y los partidos progresistas han sido demasiado débiles para contrarrestar la aparición de propuestas políticas autoritarias y xenófobas.

El descontento creciente con el statu quo que impulsó los levantamientos árabes de 2010 y 2011 tenía muchas causas, y la oposición mostró a la vez vertientes progresistas y conservadoras. Para la clase media, el motivo de malestar era la pérdida de su dignidad a manos de una élite no sujeta a rendición de cuentas; los jóvenes protestaban contra un futuro que se veía particularmente desesperanzador en comparación con las expectativas de la generación de sus padres; y los islamistas atizaban la oposición moral a la pérdida de valores éticos en la sociedad.…  Seguir leyendo »

Pasaron cinco años desde que Egipto y Túnez atravesaron por un cambio de régimen y, al día de hoy, ambos países siguen padeciendo un bajo crecimiento económico, grandes déficits fiscales, un alto nivel de desempleo y crecientes deudas públicas. Al no haber podido implementar reformas por cuenta propia, ambos han recurrido al Fondo Monetario Internacional, que selló un acuerdo con Túnez en 2013 y acaba de aprobar un programa de préstamos por 12.000 millones de dólares para Egipto -el primero del país desde 1991, y el más grande de la historia para un país de Oriente Medio.

A juzgar por las apariencias, los países que avanzan hacia una democracia parecen tener la misma probabilidad de experimentar un desempeño económico deficiente que los países que se encaminan hacia una dictadura renovada, porque la inestabilidad política y la incertidumbre de cualquier tipo naturalmente afectan la inversión y el crecimiento.…  Seguir leyendo »

Hoy todos los síntomas de la conmoción de Medio Oriente son visibles en el Líbano. Los nuevos refugiados llegados de Siria e Irak se suman a los viejos refugiados palestinos. El país lleva dos años sin presidente, mientras una lucha de facciones políticas rivales (reflejo de la creciente enemistad entre sus valedores iraníes y sauditas) debilita la gobernanza local. La corrupción política es rampante. Algunos días la basura queda en las calles sin que nadie la recoja.

Pero el Líbano también muestra signos de resiliencia. Inversores y emprendedores asumen riesgos para crear nuevas empresas. Asociaciones civiles proponen e implementan iniciativas útiles.…  Seguir leyendo »

Desde que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo comenzara a trabajar en los Informes sobre Desarrollo Humano Árabe (AHDR) en 2001, la situación en muchos países árabes ha ido de mal en peor. De hecho, hoy la región ni siquiera puede reunirse para publicar un nuevo informe: una desgracia, porque para que algún día se pueda alcanzar la paz y la prosperidad en Oriente Próximo y África del Norte es fundamental encontrar una nueva visión en común para el pueblo árabe, especialmente su juventud.

El primer AHDR, publicado en 2002, identificó tres “déficits de desarrollo” principales que impiden el avance de la región: conocimientos, empoderamiento de la mujer y libertades.…  Seguir leyendo »

Casi dos años después de que los precios del petróleo iniciaran su precipitosa caída, los principales productores globales enfrentan la perspectiva de importantes ajustes que tendrán consecuencias económicas, sociales y políticas de amplio alcance. Si bien no hay duda de que estos ajustes representarán un reto importante -especialmente para países de ingresos medios como Arabia Saudita, que carecen de los enormes fondos de riqueza de, digamos, los Emiratos Árabes Unidos-, les brinda a estos países una oportunidad importante de considerar maneras más productivas de organizar sus sociedades.

Parece que Arabia Saudita ha aceptado este desafío. Esta semana, dio a conocer su plan Visión 2030 destinado a asegurar un crecimiento sustentable a largo plazo.…  Seguir leyendo »

La discusión sobre la educación en el mundo árabe solo en raras ocasiones se ha centrado en el papel de la enseñanza para cambiar las costumbres y convenciones sociales y políticas. Es algo desafortunado, porque los ciudadanos educados de los países árabes tienden a ser, en promedio, mucho menos emancipados política y socialmente que sus pares en otras partes del mundo. Si las sociedades árabes han de ser más abiertas y económicamente dinámicas, sus sistemas educativos tendrán que abrazar y promover valores adecuados a esa meta.

La brecha quedó reflejada en la Encuesta Mundial de Valores (EMV), una encuesta de opinión mundial que permite comparar una amplia gama de valores en distintos países.…  Seguir leyendo »

Cinco años después del inicio de la Primavera Árabe, Egipto, Jordania, Marruecos y Túnez han alcanzado niveles aceptables de estabilidad política. Sin embargo, su crecimiento sigue siendo débil y el Fondo Monetario Internacional no espera que su expansión supere el 1,5% per cápita este año. Cabría preguntarse las razones, dado el gran potencial de desarrollo y la abundante fuerza laboral joven con que cuenta la región.

Una explicación obvia sería que, a pesar de los importantes avances en la creación de gobiernos estables, son países que siguen expuestos a riesgos políticos que ahuyentan a los inversionistas privados. Pero la inversión privada era modesta antes de los levantamientos de 2011, cuando los riesgos ya eran altos.…  Seguir leyendo »

Es debatible que el primer presidente democráticamente electo en la historia de Egipto haya sido derribado por un golpe militar. Lo que es innegable es que las protestas del 30 de junio que precipitaron su caída fueron el movimiento de masas más grande que se haya visto en el país. También es un testimonio manifiesto del fracaso de la primera fase de la revolución egipcia.

Los políticos, generales y juristas no pudieron hacer a un lado sus intereses miopes para construir los fundamentos de una nueva república. Debió haberse evitado la destitución por la fuerza de un presidente democráticamente electo –la oposición liberal habría podido aliviar la furia popular exigiendo al gobierno que hiciera algunas concesiones hasta que se realizaran las elecciones legislativas, que se celebrarían más tarde este año.…  Seguir leyendo »

Can political Islam be a constructive player in a truly democratic system?

Tunisia is currently trying to answer that question — with implications that extend to the entire Arab world. Indeed, given that no Islamist party has ever governed democratically in an Arab country, Tunisia (together with Egypt) is undertaking an historic experiment.

Several factors improve Tunisia’s chances of achieving a successful democratic transition. There is, for example, the country’s large and educated middle class and the historical moderation of Ez-Zitouna University, one of the oldest universities of Islamic theology. Moreover, an influential part of Tunisia’s ruling party, Ennahda, developed democratic inclinations during its members’ long European exile.…  Seguir leyendo »