Jaime Lamo de Espinosa

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

He vivido en dos ocasiones la irrupción de la ruptura en la vida política española. Una, cuando la Transición, resuelta en favor de la reforma gracias al Rey Juan Carlos Iy a Adolfo Suárez. Otra, el 23-F, cuando merced al Rey se quebró aquel golpe de Estado, aquel loco intento de ruptura. Ahora se nos plantea, nada menos, que la ruptura del Estado, de la Nación española.

Acabamos de pasar una Diada excluyente de una gran mayoría silenciosa o constitucional y programada para animar el voto del previsible referéndum del 1-O; «previsible» porque, aunque carezca de toda legalidad por anticonstitucional y contrario al derecho internacional (contra la ONU, contra la UE, etc.) y también de toda legitimidad –de «vergüenza ajena» calificó la vicepresidenta Sáenz de Santamaría–, puede que al final se celebre algún sucedáneo, en cuyo resultado se pretenderá fundamentar esa transitoriedad que conduce a una teórica república catalana.…  Seguir leyendo »

La Comisión Lagares acaba de presentar su informe fiscal, con toda una serie de recomendaciones. Ahora el Ejecutivo habrá de elaborar la reforma fiscal que tanto necesitamos para impulsar la actividad emprendedora, a efectos de superar la larga crisis económica que empezó en 2008.

Pero el Gobierno no planteó a la Comisión Lagares el tratamiento de un aspecto fundamental: la financiación autonómica, un tema que desde la creación del Estado de las Autonomías se ha atendido a través de diferentes mecanismos, cuya última expresión fue el promulgado en 2009, que junto con una serie de circunstancias, y dada la prolongada crisis que comenzó en 2008, comportó una grave situación de déficit y endeudamiento en la inmensa mayoría de las CC.AA., con toda una amplia controversia a escala nacional sobre la necesidad de un cambio regenerante.…  Seguir leyendo »

Apelar a la famosa frase del crimen y el error, pronunciada con ocasion de la muerte del Duque de Enghien, para iniciar estas líneas, parecerá exagerado, pero los errores en economía, como en la vida, pueden tener tan nefastos resultados que conviene destacarlos cuando son manifiestos. Tanto más si el error cometido va en contra de todos los principios económicos. Me refiero a querer recortar el déficit público —lo que es un acierto— a través del recorte del gasto productivo —lo que es un error— con las consecuencias de todos conocidas. Es lógico que el Gobierno, de la mano de Economia y Hacienda, tratara en mayo de acentuar su ajuste fiscal, buscando un déficit acorde a las instrucciones europeas.…  Seguir leyendo »

Tres problemas cruciales soporta hoy la economía española: un déficit agudo y que sigue creciendo; una deuda, no muy alta en términos relativos pero que se multiplica aceleradamente, pues el déficit no se frena; y un paro del 20% que más que duplica la media de la eurozona. Y tenemos unas comunidades autónomas y unos ayuntamientos terriblemente endeudados y sin salidas inmediatas a sus graves problemas de gasto. No, nuestra crisis no muestra síntomas de recuperación y no es comparable con las de los demás; es más aguda, más persistente y de más difícil salida si no se adoptan soluciones que, aunque fueran rápidas, serían ya tardías, y a la postre está poniendo en cuestión el modelo de Estado.…  Seguir leyendo »

En 1977 la situación económica y política no era la de hoy, era peor, con una economía muy cerrada, aguda tasa de inflación, un paro en cifras desmesuradas, fuerte caída de las inversiones, desarrollo insatisfactorio de la producción, ayuntamientos muy endeudados, grave desequilibrio comercial exterior, un país sin reservas… pero con una administración reducida y austera. Era necesario hacer algo y urgente para cambiar la tendencia económica y política que nos aislaba justo cuando España debía mostrarse ante el mundo como un actor principal en el concierto internacional, bajo un Rey moderno y una democracia recién instaurada.

Fuera nos esperaba la Comunidad Europea -acabábamos de pedir el ingreso- y, más allá, la Alianza Atlántica.…  Seguir leyendo »