Javier Castro-Villacañas

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El 18 de junio de 2014 tuvo lugar la abdicación del rey Juan Carlos I. Tras casi cuarenta años como jefe de Estado, su persona dejó de estar amparada por el régimen de inviolabilidad previsto en el artículo 56 de la Constitución y su nuevo estatus, rey emérito, le situó en una situación imprevista hasta ese momento en nuestro ordenamiento jurídico.

Para remediar esta situación, el Gobierno de Mariano Rajoy impulsó primero y el Parlamento aprobó después la Ley Orgánica 4/2014, por la que se modificó la Ley Orgánica 6/1985 del Poder Judicial (BOE 12 de julio de 2014). Entre otros artículos se reformaron el 55 bis de la LOPJ, el cual quedó redactado de la siguiente manera: “Además de las competencias atribuidas a las Salas de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Supremo en los artículos 56 y 57, dichas Salas conocerán de la tramitación y enjuiciamiento de las acciones civiles y penales, respectivamente, dirigidas contra la Reina consorte o el consorte de la Reina, la Princesa o Príncipe de Asturias y su consorte, así como contra el Rey o Reina que hubiere abdicado y su consorte”.…  Seguir leyendo »

Si algo ha caracterizado durante los últimos años el discurso político de Pablo Iglesias ha sido su ambigüedad respecto a la monarquía. Una ambigüedad que, por calculada, no puede ser calificada más que de oportunista. Oportunista en el sentido de que su estrategia en esta cuestión, como en tantos otros asuntos, se ha guiado siempre por conseguir una posición ventajista en el debate político: decir una cosa hoy, mañana otra distinta, en función de sus intereses partidistas. Sin importarle sus principios ideológicos, ni tampoco lo que él había dicho o su formación defendido en anteriores comparecencias públicas.

Por eso, no ha llamado la atención el mensaje lanzado por el líder de Podemos, después de reunirse el lunes 25 de junio con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en Barcelona: “Sólo desde los valores republicanos se puede construir un futuro en el que España y Cataluña compartan un Estado.…  Seguir leyendo »

Si hacemos caso a los clásicos, toda calamidad trae consigo una esperanza o, al menos, una oportunidad. La elección de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno conlleva por sí misma dos circunstancias positivas. La primera, más evidente, el cambio de inquilino en el palacio de la Moncloa. M. Rajoy había perdido la poca legitimidad que le quedaba después de la demoledora sentencia sobre el caso Gürtel.

La segunda derivada es más oculta y, a su vez, más compleja de asimilar, pero si buscamos con seriedad el epicentro del terremoto político ocurrido en España, la encontramos. El hecho extraordinario de lo acontecido, la elección como presidente del Gobierno de alguien que perdió las elecciones y que ahora ni siquiera es diputado del Congreso, es posible por la aplicación estricta de las reglas de un régimen parlamentario.…  Seguir leyendo »

Este próximo 5 de mayo se conmemoran los 200 años del nacimiento de Karl Marx en la ciudad alemana de Tréveris. Marx junto a Friedrich Engels elaboró las tesis del socialismo científico y los fundamentos filosóficos del materialismo dialéctico e histórico. Una vez popularizada su doctrina, adoptó su nombre: el marxismo.

Se da la circunstancia de que este importante aniversario coincide con un ramillete diverso de celebraciones, todas ellas teñidas de color bermellón: 170 años de la publicación del Manifiesto Comunista, obra escrita al alimón por los citados autores en 1848; 100 años de la creación del Ejército Rojo por Leon Trotsky en 1918, que significó la implantación del régimen soviético tras la aniquilación del Ejército Blanco en 1921, y, finalmente, 50 años de la revolución de los estudiantes franceses en mayo de 1968.…  Seguir leyendo »

Se ha convertido en un mantra político y, como tal, no cesa de repetirse: para regenerar nuestro sistema hay que conseguir la democracia interna en los partidos políticos. Por democracia interna en los partidos se suelen entender dos cosas: el funcionamiento democrático interior de estas organizaciones en la elección de sus órganos de gobierno -esta obligación está establecida en nuestra Constitución, en su artículo 6-, y la elección por los militantes de los candidatos que finalmente presenta el partido a cada una de las elecciones en las que comparece.

Mientras que la organización democrática interna, aparte de su obligatoriedad legal, es una particularidad que debería preocupar únicamente a los simpatizantes de cada una de estas organizaciones (ocurre igual con la democracia interna en el Real Madrid, en el Colegio de Abogados de Barcelona o en la Asociación de Amigos de la Ópera de Ciudad Real); la segunda característica, la que se conoce popularmente como primarias, la designación por la militancia de los candidatos a los comicios, sí es una medida que afecta directamente a los ciudadanos: primero, por la imagen que se crea respecto al sistema político ante el que nos encontramos, y, en segundo lugar, porque la elección de una u otra persona afecta directamente al refrendo de una lista cerrada que, posteriormente, convalida el ciudadano.…  Seguir leyendo »

Retrato de Blas de Lezo. Museo Naval

Hasta el próximo 16 de marzo se puede visitar en la Casa de América de Madrid la magnífica exposición organizada por la Fundación Blas de Lezo que detalla los hechos que ocurrieron durante la defensa de Cartagena de Indias frente al asedio inglés en 1741.

El recorrido por la muestra, a través de cuadros, maquetas, dioramas y objetos auténticos, nos traslada a unos hechos históricos la mayoría de ellos desconocidos en nuestro país. Resulta una paradoja que cuanto más se habla hoy de Memoria Histórica menos valoramos los acontecimientos de ese ayer que forjó nuestro presente. Hay que retroceder, por lo tanto, más de 277 años para llegar hasta mediados del siglo XVIII y sumergirnos en aquella época crucial donde Inglaterra y España se disputaban, a sangre y fuego, el poderío naval y comercial de nuestro planeta.…  Seguir leyendo »

Decía Borges que hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos. Algo de lo anterior ha sucedido con la Tribuna de Guillermo Gortázar “Solo el parlamentarismo puede salvarnos” que replica una anterior mía “Delenda est parlamentarismo” en donde, por mi parte, se criticaba la forma de gobierno de los regímenes parlamentarios, aspecto éste que Gortázar entiende equivocado. El artículo de Gortázar se centra en cuestiones que, la mayoría de ellas, no han sido planteadas por mí. También da la razón, sin embargo, a alguna de mis tesis. Siendo, finalmente, yo quien está de acuerdo con determinadas reflexiones suyas.…  Seguir leyendo »

El objetivo de la democracia es resolver el problema del poder: ¿quién gobierna? ¿cuáles son los límites del poder? ¿cómo se garantizan los derechos y libertades de los ciudadanos frente al poder? De ahí que su fundamento sea la idea de libertad: garantizar la libertad personal (derechos y libertades) y establecer la libertad política (libertad colectiva que resuelve el problema del poder mediante la elección del gobierno).

Desgraciadamente los resultados de las elecciones del pasado 21 de diciembre en Cataluña no han resuelto el problema del poder en esta comunidad autónoma. El pueblo ha votado, pero debido a nuestras reglas políticas y electorales, su mayoritaria participación no ha dado respuesta a esta pregunta: ¿quién debe gobernar?…  Seguir leyendo »

La hegemonía del consenso frente al disenso ha sido el axioma que ha marcado el desarrollo de nuestra vida política durante los últimos 40 años. Y todavía hoy, son muchos los que consideran que este principio debe seguir guiando el devenir de nuestro futuro colectivo. El último en apelar a su importancia fue el rey Juan Carlos I, el pasado martes durante el transcurso de una cena de gala en el Círculo de Empresarios.

Ante más de 400 patronos el Rey emérito volvió a insistir, sin hacer mención expresa a la crisis catalana, en que “el consenso es un elemento imprescindible para la estabilidad del sistema político y social”.…  Seguir leyendo »

La partida ha terminado. Suceda lo que suceda de aquí al 1-O, nada ni nadie podrá reconstruir la legalidad ni la situación política tal y como la hemos conocido hasta este momento.

El hecho político de la derogación del Estatuto y la Constitución por el Parlamento de Cataluña supone un punto final a nuestro sistema institucional. Esta es la única certeza que tenemos ante un futuro plagado de incertidumbres. Ese inevitable 2 de octubre en el que nuestros políticos quieren ya situarnos. Se mire como se mire, se ha cruzado el Rubicón de un final de régimen.

Hace unos días, José Manuel García-Margallo exculpaba a la clase política y a nuestro sistema institucional de lo sucedido en Cataluña y esparcía la responsabilidad sobre el conjunto de los españoles: “La situación en Cataluña se explica por el silencio de los españoles”, sentenciaba categórico el ex ministro de Asuntos Exteriores de Rajoy.…  Seguir leyendo »

“Soberano es quien decide sobre el estado de excepción. Carl Schmitt

Ahora que el filósofo alemán Carl Schmitt (1888-1985) ha sido rehabilitado por el populismo de izquierdas -ahí están los trabajos de Íñigo Errejón sobre las obras schmittianas de sus maestros, Ernesto Laclau y Chantal Mouffe, y, como símbolo, la foto tomada en el Congreso de los Diputados donde un sonriente Pablo Iglesias sostiene, cual declaración de principios, el libro Teoría del Partisano del jurista alemán-, no está de más acudir a este autor, uno de los grandes teóricos del constitucionalismo, aunque marginado por ser un pensador tabú -Carl Schmitt fue acusado de ser el jurista del Tercer Reich e investigado en Núremberg después de la Segunda Guerra Mundial para, finalmente, ser exonerado de toda responsabilidad- para, a través de sus planteamientos, obtener un análisis diferente respecto a la crisis creada por el gobierno de la Generalitat y su intención de celebrar un referéndum de independencia al margen de la Constitución.…  Seguir leyendo »

La invocación de la distinción entre el político burocratizado y el vocacional le ha servido a Roberto R. Aramayo para intervenir en la polémica abierta en Podemos. Esta distinción es relevante para juzgar la situación previa a Vistalegre II, pero no en el sentido de Aramayo. Él cree que Podemos tiende a convertirse en una corporación de políticos profesionales y no de políticos vocacionales. A su parecer eso es malo porque estrecha el margen de incorporación a la política de profesionales de otros ámbitos. En su opinión, estos profesionales libres, al no vivir de la política, serían ya políticos vocacionales.

Por supuesto, el artículo de Aramayo es rico en sugerencias.…  Seguir leyendo »

La investigación policial abierta para aclarar la existencia de una presunta trama delictiva organizada por altos cargos policiales, a las órdenes de Alfredo Pérez Rubalcaba durante su etapa al frente del Ministerio del Interior, vuelve a poner sobre la mesa del debate público uno de los problemas permanentes de nuestro régimen político: la organización, control y responsabilidad de los Servicios de Inteligencia.

Llueve sobre mojado en este terreno, porque no han sido dos, ni tres, y sí más de cuatro, los escándalos en los que se han visto implicados agentes, policías, políticos, directores y hasta ministros, relacionados con organismos de Inteligencia o servicios de seguridad de nuestro Estado.…  Seguir leyendo »