Javier Hidalgo

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Que la caza legal es una actividad generadora de biodiversidad resulta hoy una realidad tan incuestionable como el calentamiento global del planeta, a pesar de que animalistas radicales, funcionarios ignorantes y políticos tendenciosos se empeñen en no aceptarlo.

Sir Peter Scott (1909-1989), el famoso naturalista británico y pintor de aves acuáticas, hijo del capitán Scott, quien muriera en la Antártida poco después de constatar que el noruego Roal Amudsen se le había adelantado en el descubrimiento del Polo Sur, escribió: «Como recurso natural, las aves acuáticas deben considerarse una cosecha legítima y cazar es la manera tradicional de recogerla. Solo hemos de asegurar que siga habiendo cosecha para poder recolectar».…  Seguir leyendo »

Cuando Abel Chapman y Walter J. Buck, aquellos súbditos británicos cazadores y naturalistas, comerciantes en vinos de Jerez asociados a la firma bodeguera Sandeman and Buck, se refieren a Doñana en 1930, escriben: «Para nosotros el Coto de Doñana ha aparecido siempre como un fragmento de la soledad salvaje de África, arrancado y especialmente preparado para nuestro disfrute en este remoto rincón de Europa… Para nosotros, cazadores y naturalistas, Doñana representa nada menos que un paraíso en la tierra…» (Memories of Fourscore Years Less Two, 1851-1929).

Por entonces en Doñana se cazaba, se pescaba, se hacía carbón vegetal, se explotaban diversos recursos forestales como leña, horquillas, piñas, se criaba ganado, se producía miel, se recolectaban huevos de aves salvajes, etcétera, y sin embargo las comunidades de fauna y plantas silvestres florecían.…  Seguir leyendo »

Existen en nuestro país miles de propiedades rurales cuyo principal y a veces único aprovechamiento es la caza y que, gracias a los cuidados que sus propietarios les dedican, constituyen una red de espacios naturales que son el mejor activo con el que contamos en cuestión de biodiversidad. Estoy seguro de que esos urbanitas y ecologistas radicales que se oponen a la práctica de la caza son ignorantes de la labor que la propiedad privada lleva a cabo en beneficio de estos parajes, y de las especies de fauna y flora que los habitan. Y me atrevería a decir también que ignoran su existencia y su razón de ser.…  Seguir leyendo »