Javier Martínez Torrón

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Independencia de los jueces

Si hay alguien acostumbrado a criticar las sentencias judiciales somos los profesores de Derecho. Lo hacemos constantemente, es parte de nuestro oficio y no nos avergonzamos de ello, todo lo contrario. Es una crítica que intenta ser fundada, utilizar argumentos racionales, no emocionales, y siempre matizada por el respeto a las instituciones. Ataca las razones de una sentencia, con intención última de mejorar la justicia, sin menoscabar la autoridad de la judicatura. Y es una crítica amparada por la libertad de cátedra, y también por la libertad de expresión. La misma libertad que protege a todo ciudadano para expresar su opinión contraria a una decisión judicial.…  Seguir leyendo »

Desde hace un tiempo parece que muchas democracias occidentales eligieran a líderes políticos cuyas características respondieran a las que Mark Twain señalaba, irónicamente, como necesarias para triunfar en la vida: ignorancia y confianza. Nos vamos acostumbrando a tener gobernantes simples para sociedades simples. A vivir en la ficción de sociedades que funcionan como películas de dibujos animados, como versiones hollywoodienses de los cuentos de los hermanos Grimm, donde todo es claro y sencillo, bueno o malo, blanco o negro; y además termina bien. Hasta que llega un virus global que lo pone todo patas arriba y pone de manifiesto, brutalmente, la complejidad de nuestra estructura social, y la correlativa complejidad de cualquier solución eficaz para problemas importantes.…  Seguir leyendo »

De quién son mis hijos

El debate público que desencadenaron las declaraciones de la ministra Celaá sobre a quién corresponde o no la propiedad de los hijos, prolongado con la controversia del llamado «pin parental», hace pensar inmediatamente en el título de uno de los principales libros del filósofo Ronald Dworkin: Taking rights seriously (hay que tomarse los derechos en serio). Y es que no estamos sólo ante una discusión sobre políticas educativas. Están en juego derechos fundamentales, que actúan como límite a la discrecionalidad gubernamental y legislativa, pues el Estado tiene la obligación de respetar esos derechos y de facilitar su ejercicio (art. 9.2 de la Constitución).…  Seguir leyendo »

Es la religión un vicio

Hace unos días la prensa española se hacía eco de unas declaraciones del senador Carles Mulet en Twitter, a propósito de ciertas preguntas dirigidas al Ejecutivo por su grupo político, Compromís, en relación con la asistencia religiosa en centros sanitarios. En realidad, más que «en relación con» habría que decir «contra» la asistencia religiosa. Desde luego, a nadie puede extrañar que Mulet se refiera a esta cuestión en términos chocantes: por ejemplo, comparando la asistencia espiritual con un vicio («Quien tenga vicios que se los pague»). El ilustre senador tiene una tendencia conocida a buscar notoriedad a toda costa, aunque eso implique convertir el debate parlamentario en un circo.…  Seguir leyendo »

Acaba de entrar en vigor en Holanda una legislación «anti-burka», siguiendo una moda reciente en algunos otros países europeos. La prohibición no es tan amplia como en Francia o Bélgica, donde se castiga el uso del burka hasta en la calle, pero sí se extiende a una cantidad importante de lugares públicos, que incluyen escuelas, hospitales, edificios estatales y medios de transporte. Como en otros países, la intención de la ley se oculta mediante una redacción «neutra» que se refiere genéricamente a la ocultación de la cara; aunque no es ningún secreto que el verdadero objetivo consiste en desterrar del espacio público la presencia del velo integral islámico, en especial el burka y el niqab (este último deja visibles los ojos).…  Seguir leyendo »

Islam contra islam

Despierto esta mañana de Pascua conmocionado por la noticia de los salvajes atentados en Sri Lanka. No es casualidad que se busque transformar la celebración cristiana de la Resurrección en un día de muerte. Cuando escribo estas líneas se sigue concretando la autoría, pero dos cosas parecen claras: que los ataques tienen un sesgo anticristiano, y que sus responsables buscan no sólo sembrar terror sino también, y sobre todo, odio. Porque un estado de terror es siempre pasajero, pero el odio permanece como la polución, en ocasiones visible, imperceptible otras veces, y contaminando casi todo.

Los españoles, que hemos sufrido no sólo el terrorismo que se autodescribe -falsamente- como islámico, sino sobre todo décadas de terror por parte de ETA, sentimos una particular empatía ante este tipo de hechos.…  Seguir leyendo »