Javier Morillas

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El Gobierno prepara la retirada envuelto en su búnker con la macabra bandera del guerracivilismo. Conspicuos viajes a Francia para visitar las tumbas de antiguos exiliados -que ya podrían estar en España- para llamar más la atención en el extranjero y de los compradores de nuestra deuda pública de la debilidad institucional que genera eso que hemos llamado «economía del guerracivilismo». Es decir, todo ese conjunto de «inputs» o insumos materiales e inmateriales que derivados de la guerra civil trata de obtener réditos diversos de la retrotracción del propio entorno y tensión social que provocó dicha confrontación fratricida.

Una alternativa recurrente, escapista, a la de intentar solucionar los problemas reales de la economía española, actuando como cortina de humo divisiva en torno a la interpretación de un triste pasaje de nuestra historia.…  Seguir leyendo »

La Unión Europea, durante el último año y tras los confusos mensajes emitidos sobre los refugiados, ha establecido un consenso basado en una admisión limitada al asilo y refugio. Así se estableció desde octubre de 2015 la llamada Operación Sophia para intentar desmantelar la industria de la inmigración irregular y las mafias que la controlan.

Ello significa apostar por una inmigración ordenada y administrativamente regulada resumida en «nadie debe entrar en tu casa ni por la ventana ni forzando la puerta». Dicho consenso supone poner coto a las entradas por razones puramente económicas y avanzar hacia el establecimiento de centros de solicitud de asilo en origen o países terceros.…  Seguir leyendo »

A los economistas siempre nos llamaron la atención aquellos escritos de Isidoro de Sevilla según los cuales el mejor y más rico reino de su época era la «Spania» o «Hispania» de su tiempo (560-636). En sus Laus Hispaniae canta las riquezas de todo tipo que, en su descripción, adornaban entonces nuestro país. Abundante variedad de ganados por todas partes, junto a olivos, vides, frutales, lanas, pieles, trigo, pez, minio, cochinilla, metales y un largo etcétera de dones de una tierra que manaba miel. ¿Podía ser esto verdad?

Porque aquellos «laudes» económicos tuvieron gran influencia en la España posterior, especialmente en el primer tercio del siglo XX.…  Seguir leyendo »

Las elecciones como indicador

Lo importante en economía, solemos decir, es la tendencia. Y lo mismo podríamos decir en el terreno electoral. Porque, no sé si ustedes se habrán dado cuenta, pero parece que al partido del Gobierno no le ha soplado el viento a favor en las últimas citas con las urnas. Algo similar a lo que tradicionalmente se señalaba como el voto adelantado de las ciudades frente a los supuestos «burgos podridos» azañistas del medio rural. El mismo voto de las ciudades que también en 1995 adelantó el triunfo electoral de Aznar en las siguientes generales de 1996.

Y es que ahora importan menos temas tan poco románticos como que la inversión en bienes de equipo se ha incrementado el trimestre antepasado en España más de un 9 por ciento.…  Seguir leyendo »

Entre los cinco principales fondos soberanos de inversión del mundo, el primero, el tercero y el quinto son de la península arábiga. Abu Dhabi Investment Authority, Saudi Arabian Monetary Agency y Kuwait Investment Authority. Segundo es el noruego, y el otro, chino. En la eurozona la caída de los precios de los hidrocarburos, en más de un cincuenta por ciento desde julio, nos permitirá un cierto desahogo financiero, incluso enfrentar mejor nuestro problema de sobreendeudamiento. Al tiempo, puede ser letal para los petroestados de la OPEP. Con riesgo de convertir la actual estructura de la economía mundial en un campo de minas.…  Seguir leyendo »

«Me dísteis una Roma de ladrillo y os la devuelvo de mármol», pudo decir Octavio Augusto. No es el caso de Rajoy, pero hasta sus avances en el terreno económico corren el riesgo de resultar anegados por la actual ola de descontento. Por momentos, los fundamentales de nuestra economía pareciera que dejan de estar en la estabilidad de precios, el empleo, el control del gasto, la recuperación del consumo, la inversión o el menor tipo de interés de la deuda.

Pareciera que la salida de la gran recesión 2008-2013, el impulso del sector exterior, la evitación del rescate, la mejora laboral, el Régimen Único de Facturas, la ley de proveedores, la reforma y avance de la unión bancaria en la UE, la mayor transparencia en el sector público, y otros aspectos elogiables de su mandato corren el riesgo de resultar menospreciados por la imagen de pasividad que –con razón o sin ella– la opinión pública percibe del Gobierno.…  Seguir leyendo »

EL año 2014 pasará a la historia de España por dos importantes cambios. Primero, por marcar el inicio de una nueva fase alcista del ciclo económico, tras la mayor recesión desde los años treinta. Y, segundo, por la sucesión en la Jefatura del Estado asociada a uno de nuestros reinados más largos, con dos Reyes en vida.

Del primero quizás no se ha llamado suficientemente la atención en el sentido de que atravesamos uno de los periodos económicos más difíciles de nuestra historia reciente. Comparable a tres anteriores. Uno, el del ministro de Hacienda Fernández Villaverde a principios del siglo XX, tras el colapso de los ingresos derivados del comercio ultramarino con las Antillas y Filipinas, con el consiguiente drama de huelgas, descontento y alta conflictividad social de aquellos años.…  Seguir leyendo »

Decía Madariaga que concebía el mundo de los toros como un todo del que nada le resultaba ajeno. En este sentido, no es solo el fruto de una cuidadosa y meritoria labor llevada a cabo a lo largo de siglos por nuestros ganaderos, sino de una sociedad que los reclama y en la que estos pasan de proveedores ocasionales para festejos, al margen de los circuitos comerciales, hasta la actual ganadería de lidia entroncada en explotaciones agrarias, desde el siglo XVII, coincidiendo con la institucionalización por doquier de temporadas taurinas, como las que ahora se inician.

Es, por tanto, fruto de un aumento regular de la demanda y el precio, que acaba haciendo de la cría una actividad rentable, favoreciendo su progresiva profesionalización.…  Seguir leyendo »

La relación entre identidad cultural y crecimiento económico ha sido objeto de tratamiento desde hace años por los economistas. Fiedrich List, en su Sistema-Nacional de Economía Politica (1841), señalaba cómo los países con una «mayor calidad como nación» son los que presentan una mayor homogeneidad de tradición y pasado compartido, lo que redunda en mayores posibilidades de desenvolvimiento económico. En este sentido, la huida en la que está embarcado Artur Mas, desde los medios financiados por la propia Generalitat, nos obliga a poner en valor nuestras bases comunes de identidad, incluso a los que nos dedicamos a la economía. O precisamente por eso.…  Seguir leyendo »