Javier Otaola

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En esta época de tantas seguridades vivimos sin embargo rodeados por la conciencia cada vez más viva del riesgo. La inquietante amenaza del H1N1 que nos trae la gripe A parece que va a proscribir el uso social del beso entre nosotros. Lo cual, a mi juicio, es una pena.

El beso es un antiquísimo y extendido uso social, además de ser, cuando es intenso e íntimo, un juego sexual. Nuestro padre Freud dictaminó que el beso erótico es nada menos que un intento inconsciente de volver a la seguridad del pecho materno (elemental querido Sigmund).

El beso en la mejilla, o en la manos, se ha usado desde tiempo inmemorial como gesto de bienvenida y de despedida; el Beso de la Paz aparece expresamente en el Nuevo Testamento; besos de respeto se dan sobre la Torah cuando ésta es introducida en la sinagoga; en los templos cristianos, cuando se lee la Biblia, se besan las reliquias; en las iglesias ortodoxas es común el beso de los iconos, así como en otros contextos se besan estatuas, o a los líderes, como signo de lealtad.…  Seguir leyendo »

La lectura de la encíclica ‘Caritas in veritate’ me ha provocado algunas reflexiones en torno al estatuto de la verdad en una sociedad abierta y democrática. Según nuestra propia experiencia como generación -nacidos en un régimen antidemocrático y confesionalmente católico-, llegados a la madurez con la posmodernidad, la caída del comunismo, la emergencia del megaterrorismo islamista y la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Barack Obama, creo que muchos estaremos de acuerdo con Salvador Pániker en que, en efecto, vivimos, al menos en Europa, tiempos híbridos, tiempos de mestizaje ideológico, y de pluralismo moral y estético fruto de la complejidad de nuestros conocimientos y de la multiplicidad de nuestros saberes.…  Seguir leyendo »