Javier Rupérez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas reunida en París aprobaba la Declaración Universal de Derechos Humanos. Fueron 48 de los entonces 55 miembros de la organización los que se pronunciaron a favor mientras que se abstenían la URSS y sus satélites del bloque socialista, Arabia Saudí y Sudáfrica. Con ello, la Asamblea General culminaba un trabajo comenzado por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU tres años antes, apenas nacida la institución, y sentaba las bases para el desarrollo de lo que la misma Carta de San Francisco había establecido en su preámbulo: «Nosotros, los pueblos de las Naciones Unidas, resueltos… a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de los derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas…».…  Seguir leyendo »

La del 78, una gran Constitución

Estamos celebrando los cuarenta años de la vigencia de la Constitución española de 1978 cuando el actual Gobierno de la nación lo es tras haber llegado al poder apoyándose en grupos separatistas, neocomunistas y antisistema, que tienen por aspiración común el derribarla. La imprescindible conmemoración de la efemérides debe tener muy en cuenta ese dato tan peculiar como traumático: el Gobierno socialista español depende para su supervivencia de partidos políticos que rechazan la noción de una España «patria común e indivisible de todos los españoles», que se muestran decididos a impedir que en el futuro el sistema institucional corresponda a la «monarquía parlamentaria» y que, en definitiva, apuestan por un país roto y, en sus migajas, reaccionario y dictatorial.…  Seguir leyendo »

En esta misma página publiqué el 13 de septiembre de 2007 un articulo titulado «El error Kosovo» en el que analizaba el proceso que había de culminar en la independencia del que había sido territorio integrante de la República Federal de Yugoslavia, y luego de Serbia, antes y después de la disolución del conjunto de Yugoslavia. En él reflejaba las consecuencias de la intervención militar de la OTAN que desde el 23 de Marzo del 99 hasta el 10 de Junio del mismo año había actuado en contra de la política de limpieza étnica practicada contra los albaneses en el territorio y lanzada contra el todavía líder serbio Slobodan Milosevic y recordaba que habiendo sido ese el motivo de la intervención, llevada a cabo sin autorización del Consejo de Seguridad, este mismo organismo, en su Resolución 1244 había establecido la obligación de respetar la integridad territorial y la independencia política de la República Federativa de Yugoslavia al intentar resolver el conflicto de Kosovo.…  Seguir leyendo »

El americano feo

Ese fue el título de una exitosa novela de los sesenta, cuando Vietnam ya se había convertido en el sepulcro temporal de la virtud americana y los representantes del imperio del Atlántico Norte pisaban el mundo con la mezcla de arrogancia e ineptitud que para muchos ciudadanos en el ancho globo terráqueo justificaban lo que los politólogos del momento criticaban, o alababan, como antiamericanismo. Sin adjetivos era una simple constatación. Si se le añadía el de «primario», cobraba resonancias psicopatológicas, normalmente asociadas a la izquierda de obediencia moscovita. El feo del título era un diplomático americano destinado en un imaginario país del sudeste asiático que no por casualidad se parecía mucho a Vietnam y que adquiría el calificativo precisamente por el exceso de soberbia imperial y la consiguiente ignorancia sobre el entorno y sus exigencias.…  Seguir leyendo »

Es ya hoy abundantemente claro que el éxito de Sánchez en la moción de censura tuvo su precio, más allá de la satisfacción que produjera en los insurgentes de diversa laña el destronamiento de Mariano Rajoy. No sabemos todavía en todo su alcance cual es el detalle de la transacción pero con seguridad no tardaremos en irlo averiguando. Al fin y al cabo, cuando en un sistema parlamentario se llega a la presidencia del gobierno con la parca cantidad de 84 escaños de un total de 350, es lógico y normal que los que han puesto el resto para que la maniobra saliera adelante no quieren dejar pasar el tiempo sin cobrar el rédito.…  Seguir leyendo »

El llamado «Institute for Economics and Peace», un centro de pensamiento y reflexión independiente y sin afiliación partidista, basado en la ciudad australiana de Sidney, acaba de publicar la duodécima edición del informe anual titulado «Global Peace Index», con la pretensión de «medir la paz en un mundo complejo». Se trata de un texto de más de noventa páginas en tamaño folio al que acompañan numerosos gráficos y cuya pretensión, como el propio título indica, se centra en analizar en qué medida el mundo y sus integrantes, en este caso concreto, ciento sesenta y tres estados, mantienen, avanzan o retroceden en el mantenimiento de «sociedades pacíficas».…  Seguir leyendo »

Ni olvido ni perdón

La banda terrorista ETA tiene anunciada para hoy la celebración del enésimo de sus macabros aquelarres propagandísticos, a lo que parece dedicado esta vez al anuncio de su disolución. Viene precedido por la difusión hace unos días de un documento marcado por la habitual obscenidad de la que la banda de asesinos ha venido haciendo gala desde el primer momento de su existencia y en el que parecía regocijarse ante el invento de la «petición parcial de perdón», fórmula que según la banda permitiría distinguir entre las buenas víctimas, aquellas merecedoras de su misericordia, y las malas víctimas, aquellas que habrían merecido serlo.…  Seguir leyendo »

Revisión de lo permanente

Hasta los observadores menos avisados han llegado a comprender que la razón por la que el PNV ha promovido la desaparición en el código penal español de la prisión permanente y revisable se encuentra en la amorosa solicitud con la que el nacionalismo vasco ha contemplado siempre el descarrío criminal de los asesinos terroristas de ETA. Aquellos que durante decenios amenazaron a españoles de toda suerte y condición con «ejecutarlos» en nombre del «pueblo vasco» si no satisfacían sus exigencias económicas. Aquellos que en inmarcesibles palabras del exjesuita presidente del PNV Javier Arzallus se dedicaban ejemplarmente a «remover las ramas de los árboles» para que los de su partido fueran capaces de «recoger los frutos».…  Seguir leyendo »

Decía Churchill que era siempre mejor «hablar y hablar que disparar y disparar». Se refería con ello a los relativos méritos que concedía a las entonces recién creadas Naciones Unidas y a otras instituciones internacionales de la familia. Mi buen y admirado amigo y colega, el embajador Inocencio Arias, piensa por el contrario que la ONU es un «cachondeo», castiza expresión a la que da amplio recorrido en un artículo recientemente publicado en estas páginas y en el que procede a una cuasi total y radical desautorización del organismo internacional. Para ello fundamentalmente se basa en un dato suficientemente conocido: el derecho de veto de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad –Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido– les autoriza a campar ampliamente por sus respetos en temas que estiman afectan directamente a sus intereses nacionales.…  Seguir leyendo »

Españolizar España

El viajero poco avisado y que piense llegar a San Sebastián en avión a través del aeropuerto de Fuenterrabía, se encontrará con la sorpresa de que dicha localidad ha dejado de existir para denominarse Hondarribia. Ninguna cartela en el entorno le avisará del cambio o tendrá la amabilidad de mostrárselo en formato bilingüe español-vascuence. Si el mismo viajero deseara realizar el mismo trayecto en tren desde Madrid, por ejemplo, aventura placentera que le puede deparar entre cinco y siete horas de plácida lectura gracias a la sangrienta eficacia con la que ETA se opuso a la construcción de la llamada Y vasca para las comunicaciones férreas, descubrirá con cierto asombro no sólo que al llegar al País Vasco los sistemas de comunicación del tren suman el vascuence a las ya bilingües explicaciones de los hitos recorridos en español y en inglés sino que, además, al informar de los nombres de los lugares por los que el convoy se detiene, una serie de topónimos perfectamente desconocidos y de complicada ortografía confunden al viajero sobre el lugar en el que se encuentra.…  Seguir leyendo »

El resultado de las elecciones autonómicas catalanas celebradas ayer refleja cosas ya en gran parte sabidas: en el marco de una comunidad profundamente dividida, no hay mayoría social separatista, el sistema electoral distorsiona la equivalencia entre voto y escaño y las opciones constitucionalistas, en consecuencia, ven reducidas sus expectativas parlamentarias. Y la consolidación de Ciudadanos como partido mayoritario en Cataluña es, que duda cabe, una excelente noticia.

Apresurado resulta predecir quién y cómo podrá formar gobierno, aunque por mi parte no quiero ocultar mi ferviente deseo de que una mayoría constitucionalista suficiente pudiera hacerlo. Tampoco mi convicción de que, si así fuera, al partido que resultara fuerza mayoritaria le correspondería la presidencia regional.…  Seguir leyendo »

El momento generado por el reto separatista de los nacionalistas catalanes es un golpe de estado contra la legitimidad democrática, el segundo que el país ha conocido desde que la Constitución fuera aprobada en 1978. La quiebra de la unidad nacional que los separatistas persiguen habría traído consigo situaciones en los que la libertad, la igualdad y la prosperidad de todos los españoles, incluyendo naturalmente a los catalanes, y sobre todo a los catalanes, se hubieran visto gravemente en peligro. La consiguiente inestabilidad tendría negativas consecuencias en las relaciones internacionales de España y en la estabilidad del proceso de unificación europea.…  Seguir leyendo »

Escribía recientemente en ABC el que fuera subdirector operativo de la Policía Nacional, Agustín Linares, un contundente artículo bajo el título «Sin seguridad no hay Estado». Parece necesario subrayar lo urgente de la alternativa: «Y sin Estado no hay seguridad». Ambos enfoques resaltan la que sin duda es lección imprescindible de los recientes atentados del terrorismo islámico en Cataluña y que, sin obviar en absoluto los sufrimientos de las víctimas, la vesania de los asesinos, la conmoción ciudadana y el horror universal, apuntan al corazón del problema: la fragilidad en que han quedado convertidas las responsabilidades de la España constitucional y de sus instituciones a la hora de hacer frente a los riesgos que amenazan a sus ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Me encuentro entre los muchos millones de españoles que aplaudiríamos con las orejas si el Gobierno de la Nación, aplicando todos los recursos constitucionales y legales que tiene a su alcance, impidiera de manera drástica y contundente la celebración del circo que los separatistas catalanes dicen querer celebrar el 1 de octubre. Eso que la pandilla secesionista llama referéndum y los involuntariamente graciosos podemitas describen como «cajitas sobre la mesa». Pero también me encuentro entre aquellos que esperan una jornada borrascosa de la que al final, y deseando que la tribu PdCAT/ERC/CUP no caiga en la tentación de la violencia, unas cuantas «cajitas» recojan unos cuantos «votitos» que el Gobierno y la inmensa masa ciudadana española consideren con razón como no existentes, mientras que los fieles que han propiciado el engendro canten victoria y se dispongan a perpetrar nuevas tropelías.…  Seguir leyendo »

Una buena fecha para situar el renacimiento de la democracia en España es la del 15 de Junio de 1977. Ese día, hace exactamente mañana cuarenta años, tenían lugar las primeras elecciones democráticas desde las celebradas casi exactamente otros cuarenta años antes, en 1936. Muchos encontrarán en ese extraño ritmo de las cuatro décadas razones para descifrar los motivos de nuestros encuentros y desencuentros, como si el cuerpo nacional estuviera sometido a leyes mágicas que el entendimiento desconoce. Otros, con opciones diferentes y atendibles, prefieren situar la epifanía en el referéndum que pocos meses antes había aprobado masivamente la Ley de Reforma Polótica o, meses después, en la culminación del primer momento transicional con la aprobación, de manera no menos aplastante, de la Constitución de 1978.…  Seguir leyendo »

Una importante bibliografía, que afortunadamente no ha cesado de crecer en los últimos años, ofrece ya un estremecedor testimonio de lo que la banda terrorista ETA, nacida del nacionalismo euskaldún, ha supuesto en la vida de todos los españoles, con particular impacto en los ciudadanos vascos. La criminal sinrazón de la sangrienta aventura está relatada con detalle quirúrgico en el número de sus víctimas, en el desamparo de sus familiares, en la osadía de sus asesinos, en la impudicia de sus justificaciones, en el hosco rechazo a reconocer el daño causado. Y aunque la firmeza de la democracia española y sus servicios de seguridad hayan conseguido acabar con las manifestaciones más dolorosas de la actividad delictiva, las garantías de nuestro sistema legal permiten que, cumplidos sus plazos penales, los asesinos de otrora hayan recuperado la libertad que con sus balas negaron a centenares de víctimas.…  Seguir leyendo »

Había sido Woodrow Wilson el primero en pergeñar, a través de sus recordados 14 puntos, los términos de lo que más tarde sería conocido como la teoría y la práctica del «internacionalismo liberal». En tiempos tan tempranos como 1918 el visionario presidente de los Estados Unidos, tras la catástrofe humana y material de la I Guerra Mundial, había querido sentar las bases de lo que debería llegar a ser un mundo sin guerra. Allí se encontraban, todavía de forma embrionaria, los elementos que con mayor o menor fortuna, más o menos fidelidad, servirían de guía para la proyección exterior del nuevo imperio ultramarino: la diplomacia abierta, la libertad de comercio y navegación, el control de armamentos, el reconocimiento de los derechos de los pueblos sometidos a dominación colonial.…  Seguir leyendo »

Han sido los sediciosos separatistas catalanes los que indirectamente han conseguido situar la reforma de la Constitución de 1978 en el primer plano de la propuesta política. Cosa esta harto paradójica, porque los tales sediciosos no quieren reformar esa Constitución sino salirse de ella. O más bien romperla, para dotarse de otra hecha a su imagen y semejanza. De hecho ya llevan tiempo haciendo todo lo posible, y no es poco, dada la pasividad de las instituciones españolas al respecto, para actuar en contra de lo dispuesto en el mismo texto constitucional. Y por añadidura, y para que no quepa duda de cuál es su talante, añadir el insulto a la ofensa: ahí tenemos esos valientes concejales de municipios catalanes haciendo como que van a trabajar el día festivo de la Constitución afirmando, con la libertad que la misma Constitución les confiere, que ese texto no es el suyo, y otras estúpidas lindezas.…  Seguir leyendo »

Aunque pueda parecer recurso dialéctico pobre y redundante, lo primero que cabe hacer con respecto a los resultados de las elecciones presidenciales americanas de 2016 es precisamente aquello que el ya elegido presidente de los Estados Unidos había rehusado admitir en su carrera hacia la Casa Blanca: los resultados reflejan la voluntad del pueblo americano y merecen acatamiento, aunque algunos duden sobre si también acreditan respeto. Otro será el momento de analizar cuál es el sorprendente elemento político y social que permite el acceso a la poderosa magistratura ejecutiva del país más poderoso de la tierra de un personaje excéntrico, en el sentido más literal de la palabra, por completo ajeno a las complejidades y exigencias de las responsabilidades políticas, ignorante de los condicionantes en los que se mueve el mundo y sus circunstancias, de genio fácil y pronto ante inmigrantes, mujeres, discapacitados, periodistas o simplemente ante todo aquel que pretendiera oponérserle o ignorarle.…  Seguir leyendo »

En el mes de mayo de 2016 Trump había logrado deshacerse de los dieciséis candidatos que con él habían compartido inicialmente el podio de los aspirantes en la carrera presidencial para perfilarse como el elegido por el Partido Republicano para ocupar la Casa Blanca. El billonario estaba produciendo un terremoto en la vida política americana. Los términos de referencia por los que cabía recordar las elecciones presidenciales en los últimos setenta años se estaban viendo alterados por los comportamientos y las propuestas de un «outsider» sin experiencia política ni clara adscripción partidista que, ante el espanto interior y la sorpresa exterior, estaba a punto de convertirse en la cabeza visible del partido de Lincoln, Eisenhower, Reagan y los Bush.…  Seguir leyendo »