Javier Rupérez (Continuación)

Fue en la capital bávara hace cincuenta años por estas fechas de junio cuando tuvo lugar lo que el aparato de propaganda del régimen franquista calificó -o más bien descalificó- como el «contubernio de Múnich». Al amparo de uno de los congresos del Consejo Federal del Movimiento Europeo, benemérita institución de antiguo dedicada a promover los ideales de la unificación continental en paz y en democracia, un buen puñado de españoles, 118 en total, según los últimos recuentos, confluyó para manifestar su deseo de ver pronto a su país plenamente integrado en las estructuras europeas bajo las normas del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales.…  Seguir leyendo »

La ironía de la Historia hace que fuera José María Aznar el que en 2003 obtuviera a duras penas de George W. Bush, y luego de Horst Kohler, el entonces director Ejecutivo de FMI y más tarde presidente de Alemania, el asentimiento para articular los préstamos correspondientes que la Argentina de Kirchner (todavía él), sumida en el marasmo económico, urgentemente necesitaba. Fueron los mismos momentos en que el propio Aznar desbloqueó en la Casa Blanca el acuerdo de libre comercio entre Chile y los Estados Unidos, almacenado en el refrigerador después de lo que los americanos consideraban conducta poco amistosa de Ricardo Lagos, el presidente chileno, con Washington al comienzo de la guerra de Irak.…  Seguir leyendo »

Ningún español con dos dedos de frente ha dudado nunca sobre los últimos deseos de las minorías nacionalistas, fundamentalmente vascas y catalanas, que con más ruido que número pueblan nuestro panorama social y político: no quieren otra cosa que no sea la independencia. Es decir, la ruptura de la unidad nacional española, la secesión de sus respectivos territorios y la negación radical de la noción de España recogida en la Constitución de 1978: la «patria común e indivisible de todos los españoles». Ahora que la insidia toma también características verbales y pretende marear la perdiz con el viscoso término del «soberanismo», conviene saber a lo que realmente nos atenemos, para no confundirnos inútilmente sobre el propósito terminal del empeño.…  Seguir leyendo »

ES evidente y explicable el estado de postración en que ha recaído la «psique» nacional. Golpeados diariamente por el hachazo de una realidad hostil y anegados por noticias que no parecen hallar el fondo de la desesperación, la dureza implacable de la mala economía —pronto la cuarta parte de los españoles en edad de trabajar no podrán hacerlo— arrebata los pocos vestigios que restaban de la autoestima nacional, aquella que hace todavía pocos años presumía de tantas y tan buenas cosas. ¿Sería excesivo proclamar que la patria está en peligro, o que volvemos a las andadas de nuestra peor historia, o que necesitamos replantearnos lo que colectivamente somos y valemos, o que, al modo de los del 98, y siguiendo la senda de la que otrora fuera angustiosa «cuestión alemana», debemos de nuevo estudiar la «cuestión española»?…  Seguir leyendo »

Son varias las crisis de crecimiento por las que ha atravesado el proceso de construcción europea desde sus inicios, allá en los años inmediatamente posteriores a la II Guerra Mundial, y todas ellas han venido acompañadas de grandes palabras y conmovedores arrebatos líricos: Europa «se hace a golpe de crisis», decían muchos, y siguen diciendo algunos; la respuesta siempre es «más Europa», afirman conmovidamente otros; «Europa es siempre la solución», mantienen los más aguerridos de los europartidarios. Y sin pretensiones de arrebatar el impulso bienintencionado y poético de esas y parecidas expresiones, lo cierto es que los avances en la construcción europea tienen, desde hace al menos dos decenios, bastante menos del gran aliento europeísta de los padres fundadores y de sus inmediatos sucesores y más de las necesidades de articulación de un conglomerado que, al adquirir su propia coherencia, y sin renegar de las grandes y buenas intenciones que lo vieron nacer, necesita cada vez más de articulaciones técnicas, económicas y políticas que mejoren sus posibilidades y la eficacia de sus propósitos.…  Seguir leyendo »

Querido Kofi, con desagrado y desmayo he recibido, junto con una inmensa mayoría de españoles, la noticia de tu participación en la llamada «Conferencia por la Paz» para el País Vasco. Si hubiera sabido a tiempo que ibas a participar en la tal conferencia —tiempo cuidadosamente reducido al mínimo por los organizadores, precisamente para evitar que alguien como yo pudiera hacerte desistir del intento—, habría podido recordarte las poderosas razones que hacían indeseable tu presencia y dañino el mensaje que con la misma envías. Como presumo tu buena voluntad —y en no pocas ocasiones me he visto en la tesitura de defenderla cuando trabajé contigo en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York—, imagino que tu desplazamiento a San Sebastián se debe a las torcidas, escasas o puramente desviadas informaciones que te han proporcionado los organizadores del evento, y por ello te pongo estas líneas para contarte algunas cosas que olvidas o ignoras y que naturalmente tus anfitriones han tenido buen cuidado en ocultar.…  Seguir leyendo »

El martes 11 de septiembre de 2001, un total de diecinueve terroristas islámicos secuestraron dos aviones de American Airlines y otros dos de United Airlines, que cubrían vuelos de larga distancia entre la Costa Este y la Oeste de los Estados Unidos, y los utilizaron como armas destructoras contra las Torres Gemelas en el World Trade Center en Manhattan y contra la sede de la Secretaría de Defensa de los Estados Unidos, el edificio conocido como el Pentágono, en Washington D.C. El cuarto avión, que aparentemente tenía como objetivo el edificio del Capitolio federal, también en Washington D.C., se estrelló en la localidad rural de Shanksville, en Pennsylvania, cuando los secuestradores decidieron acabar con el vuelo al comprobar que los pasajeros estaban a punto de conseguir el control del aparato.…  Seguir leyendo »

Todos los españoles de una cierta edad llevan en sus genes intelectuales la idea y la urgencia de la regeneración nacional. Apremiados por el dolor que les produce España, que nos ensenó el maestro Miguel de Unamuno, están siempre dispuestos a cerrar con siete llaves el sepulcro del Cid, evocando a Joaquín Costa, y prontos a trabajar en el solar originario porque, como patrióticamente reclamara Ángel Ganivet, parafraseando a San Agustín, «in interiore Hispaniae habitat veritas». La necesidad de la regeneración coincide lógica e inevitablemente con las catástrofes que suelen ensombrecer la historia española y si antes del 98 sembraron el terreno para los arbitristas del XVII y del XVIII, a partir del año del desastre tuvieron siempre un aire post colonial y postrado al que sin embargo no faltaba una nota voluntarista: adecuadamente dirigidos, decían unos y otros, España y los españoles saldrán adelante.…  Seguir leyendo »

Tienen los parlamentarios americanos —de hecho, todos los americanos cuando participan en reuniones de algún tipo— la costumbre de manifestar su aprobación a las palabras del orador de turno con estruendosos aplausos, ofrecidos de pie si el grado de entusiasmo y coincidencia así lo exige. Ello se pone muy visiblemente de manifiesto en la solemne sesión anual en la que el presidente de los Estados Unidos desgrana ante las dos Cámaras legislativas su discurso sobre el estado de la Unión. Pero raras son las ocasiones en que representantes y senadores coinciden en la «levantada»: según soplen los vientos y sean los propósitos presidenciales más acordes con los gustos de los unos o de los otros, es media asistencia la que se levanta, mientras la otra media permanece hoscamente acurrucada en sus escaños.…  Seguir leyendo »

Fue el 12 de octubre de 2003 cuando Zapatero, aun antes de llegar a la presidencia del Gobierno tras los atentados del 11 de marzo de 2004, anunció y resumió la sustancia de lo que habría de ser la política exterior española bajo el mandato de los socialistas. Ese día, en el paseo de la Castellana, durante el desfile conmemorativo de la Fiesta Nacional española, optó por permanecer sentado en la tribuna de invitados, el resto de los cuales se había levantado respetuosamente, al paso de la bandera norteamericana que, junto con otras de países amigos y aliados, representaba la colaboración internacional española en acciones militares exteriores.…  Seguir leyendo »

Curioso mundo este, en el que muchos de los que en 2003 calificaron a Bush de genocida por haber intervenido en Irak para expulsar del poder al sangriento tirano Saddam Hussein hoy levantan fervorosamente la voz para reclamar se haga contra el tirano sangriento Muammar el-Gadafi lo que entonces tan vehementemente se condenó. ¿Acaso merece el libio el castigo moral y militar que tan ardorosamente se puso en duda en contra del iraquí? ¿Tuvo este mejores credenciales éticas que aquel? ¿Cuál es el baremo de la indignidad para evaluar si la intervención militar para derrocar al tirano está o no justificada?…  Seguir leyendo »

Fue en 1991. Argelia celebró la primera vuelta de unas elecciones razonablemente democráticas. No habían conocido los argelinos nada parecido desde los tiempos de la independencia, en 1962, cuando el Frente de Liberación Nacional se hizo con el poder tras la sangrienta rebelión contra Francia. Pero en las urnas se impusieron los islamistas y la segunda vuelta electoral nunca llegó a celebrarse. El ejército, y toda su cohorte de ineficacia y de corrupción, controló violentamente las secuelas de la frustrada experiencia electoral, desencadenándose una brutal contienda civil en la que militares e islamistas rivalizaron en barbarie. La guerra, de la que quedan no pocas secuelas, había dejado a principios del siglo XXI cerca de 200.000 muertos.…  Seguir leyendo »

Visiblemente alterado por los acontecimientos, el sheriff del condado donde se encuentra Tucson, en el estado de Arizona, al dar cuenta de la terrible matanza que se ha cobrado la vida de seis personas y producido graves heridas a otras dieciocho, y después de confesar que en sus cincuenta años de dedicación profesional no había visto nada parecido en el horror, descargó su iracundo sentimiento contra la atmósfera de intolerancia y odio que medios políticos y de comunicación estaban generalizando en la vida americana y en la cual, cabía deducir, se encontraban las raíces de las acciones del criminal. Estaba todavía fresca la sangre de los asesinados y en el quirófano, entre la vida y la muerte, se debatía la congresista demócrata Gabrielle Giffords cuando ya la blogosfera se lanzaba a la búsqueda de la autoría intelectuale del terrible desmán y la encontraba precisamente en el carácter brutalmente divisivo de la reciente vida política americana.…  Seguir leyendo »

Dejaríamos de ser humanos si no lleváramos encerrado en nuestro almario un ingente volumen de curiosidad insatisfecha. El mirón, el «voyeur», el «peeping tom», es un arquetipo literario porque fue primero, y sigue siendo, una poderosa realidad vital. Una de sus variantes, el espía, cubre brillantemente los anaqueles de bibliotecas y librerías. Mecida entre la credulidad de las teorías conspiratorias y la necesidad de encontrar fuentes para corroborarlas, la humanidad se acerca con pasión al taumaturgo que le desvela los secretos de la imaginación frustrada. Para muchos la respuesta a ese impulso cósmico está hoy encarnada en Wikileaks y en su fundador y líder, el australiano Julian Assange, a lo que parece no solo lanzado a la cruzada de revelar lo que complotan los malignos norteamericanos, sino también, entre cotilleo y cotilleo, y según la fiscalía de la muy exigente y calvinista Suecia, dedicado al sano deporte de violar a sus colaboradoras.…  Seguir leyendo »

El inesperado endoso americano, por boca del mismo presidente Obama, a la candidatura de la India como miembro permanente del Consejo de Seguridad encierra, más allá de la sorpresa, una doble novedad. De un lado, Washington rompe la cautela con que hasta este momento se había conducido al respecto, solo olvidada hace todavía pocos años con su endoso a la candidatura japonesa. De otro, reabre un debate que, siempre latente, parecía estar condenado a sufrir la lenta consunción de su propia dificultad. No es difícil imaginar que a partir de este momento los no escasos pretendientes a la coronación comparezcan en fila no necesariamente india ante el poderoso para preguntar si ellos no son merecedores de la misma solicitud.…  Seguir leyendo »

Nunca se sabe bien cómo ni cuándo las cosas comienzan a torcerse, aunque al final se pueda concluir que basta con un pequeño grupo de irresponsables descerebrados para que todo eche a rodar. Si se añade el caldo de cultivo del desánimo que cunde en una sociedad como la americana, acuciada gravemente por incertidumbres económicas y por angustias bélicas, enfrentada por mitades en opciones políticas y desorientada ante las valorativas, tendremos el paisaje para que germine la «tormenta perfecta»: cristianos contra musulmanes, Islam contra Occidente, sociedades abiertas contra sociedades cerradas, el Dios de los unos contra el Dios de los otros.…  Seguir leyendo »

EL mejor calificativo que puede recibir la «opinión consultiva» emitida recientemente por el Tribunal Internacional de Justicia sobre la declaración de independencia de Kosovo es, siguiendo la bien conocida tradición anticlerical del término, el de «jesuítica». Agarrándose a los términos estrictos de la pregunta formulada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, los diez miembros del Tribunal que comparten la tesis mayoritaria deciden, en cuarenta y cuatro farragosas páginas, que el tema no tiene nada que ver con el Derecho Internacional y sorprendentemente concluyen que la declaración de independencia no es incompatible con el mismo. Como en el cuento clásico, afirman que el tema «no ha pasado» por las anchas mangas de los que en su tiempo fueron clérigos y ahora son jueces internacionales.…  Seguir leyendo »

Sólo los lelos o los interesados se atreverán a interpretar el anuncio de la creación de la plataforma conjunta EA-Batasuna como un paso efectivo hacia la desaparición del terrorismo nacionalista vasco de ETA. No hace falta remontarse muy atrás para comprender lo que la maniobra encierra: un intento más, de nuevo con el acicate de las elecciones municipales, para que la averiada mercancía política que ETA lleva años queriendo vender quede anclada en la realidad del País Vasco. Tenían razón Aznar, Rajoy, Oreja y Acebes al prevenir hace todavía pocas fechas, con ocasión de la presentación del libro de Ignacio Cossidó sobre la política antiterrorista del PP entre 1996 y 2004, de la inminencia del intento.…  Seguir leyendo »

Más de treinta años lleva el tema del Sahara Occidental en las Naciones Unidas sin que, tras varios frustrados planes de entendimiento y otros tantos representantes especiales del Secretario General, la solución haya avanzado hacia su fase definitiva. Atadas a la celebración de un referéndum de autodeterminación por las decisiones iniciales de la Organización internacional, las partes -Marruecos y el Polisario, pero también, en las bambalinas, Argelia- han prestado adhesión vocal a la consulta sin llegar a ocultar que sólo estarían dispuestas a reconocer sus resultados si fueran favorables a sus respectivas posturas. La reclamación por el Polisario del censo español de 1975 -cuando el territorio contaba apenas con setenta mil habitantes- ha sido sistemáticamente opuesta por Marruecos, moderadamente convencido de que sólo una consulta extendida a los actuales habitantes del lugar podría deparar satisfacción a sus intereses.…  Seguir leyendo »

Llegó Obama a la presidencia con un poderoso aroma: su esperada capacidad para cambiar el mundo circundante. Un año después de aquel glorioso 20 de enero, bajo en las encuestas, mordido por la realidad, enfrentado con otras parcelas de poder, el presidente americano corre el riego de ser percibido como un dios menor, uno más en la lista de los que todo lo quisieron antes de aprender el amargo trago del pactismo posibilista.

Era larga y compleja la lista de la herencia: una de las peores situaciones económicas desde la gran depresión de los 30, dos guerras, Guantánamo, un reducido prestigio internacional, una urgente necesidad de aplacar enemigos y renovar las alianzas con los amigos.…  Seguir leyendo »